La Fiesta está Viva: ‘Lo que diga José’

Joselito el Gallo, saliendo a hombros tras uno de sus triunfos

Por Rafael Cué.

El sábado 16 de mayo se conmemoró el centenario de la muerte de uno de los más grandes toreros de la historia: José Gómez Ortega ‘Gallito‘.

El sábado 16 de mayo de este atípico 2020, conmemoramos el centenario de la muerte de uno de los más grandes toreros de la historia: José Gómez Ortega “Gallito”, sevillano que murió en Talavera de la Reina bajo los pitones del toro “Bailaor”, de la ganadería Viuda de Ortega.

Su historia es novelesca, de familia humilde ligada al toreo y al flamenco, hijo del torero don Fernando y de la bailaora doña Gabriela. El menor de los Gómez Ortega desde su debut como novillero maravilló a los públicos de España y a la crítica, que entendieron de manera natural que estaban ante un hombre que revolucionaría el toreo en su forma y fondo, pasando por el empresariado con la manera de promover y montar los festejos, hasta con los ganaderos en la búsqueda y selección de toros más bravos cuya acometividad fuera ofensiva para propiciar el toreo que nacía en la segunda década del siglo XX, e intentar desterrar las embestidas defensivas que hasta ese momento habían determinado la forma de torear desde el siglo pasado.

José tuvo el don de tener el toreo en la cabeza y ejecutarlo de manera instintiva, lo que brindaba a su tauromaquia una de las principales cualidades del arte: la naturalidad, que en el toreo es un valioso bien con el que se nace.

Entendió la universalidad de esta cultura, la importancia de hacerla accesible a toda la sociedad, pensando siempre en acercar al pueblo a la tauromaquia. En plenitud de su carrera actuaba sin cortapisas tanto en las plazas más importantes como en lo pueblos más pequeños de la geografía rural española.

Visionario en lo taurino y en lo social. Promotor de las plazas monumentales. En su Sevilla se encargó de la planeación, construcción y promoción de una plaza monumental, lo que le llevó a un claro enfrentamiento con los maestrantes dueños de la actual plaza de toros de la ciudad andaluza, quienes movieron hilos en todos los ámbitos políticos y sociales para ganarle partida.

Joselito tuvo la sensibilidad de captar que el público de entonces se emocionaba con las suertes de muleta, que eran mero trámite previo a la estocada, siendo la lidia lucida hasta ese momento, en los dos primeros tercios, cuando el toro contaba con más poder. El sevillano comenzó a sujetar al toro en la muleta, ligando los pases y dando paso al toreo moderno.

Sabiéndose el torero más importante de su época, quiso y mandó, pero con una enorme generosidad hacia la Fiesta de los toros, ya que tuvo una visión global del espectáculo, entendiendo que no es viable que recaiga el 100 % del mismo en una sola persona, por lo que se encargó de procurar beneficios para todos los estamentos taurinos, comenzando por sus alternantes.

Su mayor rivalidad fue con otro genio del toreo, Juan Belmonte, que además era el rival perfecto por ser del barrio de Triana, lo que unía a favor de la Fiesta a las dos vertientes de sentimiento, la de Sevilla y la de Triana, unidas, no separadas por el Guadalquivir. Cuentan que era tal el poder de Joselito en la organización taurina, que alguna vez comentó Belmonte: “lo que diga José”.

A su hermano Rafael, a quien él consideraba el mejor torero, le apoyó siempre pese a su irregularidad. Con el tercer torero que más alternó fue con el mexicano Rodolfo Gaona, quien por su elegancia y capacidad representó siempre su mayor consternación; se dice que le bloqueó, aunque llegó a torear 139 tardes con él.

Fue también un gran promotor para la construcción de la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, la que nunca pudo ver inaugurada.

La tarde de su muerte está envuelta en varias circunstancias curiosas. Gregorio Corrochano, crítico taurino líder de la época, escritor del ABC, mantuvo una feroz campaña en contra del sevillano, bajo encargo de Ignacio Sánchez Mejías, cuñado de los Gómez, pero que en ese momento estaba distanciado de su familia política. Ignacio, influenciado por los maestrantes, convenció a Corrochano de la misión e hicieron la vida imposible al joven sevillano que acababa de cumplir los 25 años de edad.

En un intento de Joselito por congraciarse con el crítico, accedió a torear el 16 de mayo en Talavera de la Reina, teniendo compromiso firmado con Madrid, el cual deshizo para hacer el paseíllo en una plaza que le ilusionaba por haber sido inaugurada por su padre, aunque ese 16 de mayo las condiciones del cartel y toros no eran apropiadas para la Figura más importante del momento.

La ganadería de la Viuda de Ortega era propiedad de Josefa Corrochano, tía del crítico, lo que sin duda ayudaría a la tensa relación entre Gregorio y Joselito. El destino estaba escrito, el quinto toro de la tarde le infirió mortal cornada en el vientre a José.

La muerte de un torero es gloriosa, enmarca la grandeza y verdad de esta cultura. La representación total de la vida radica en la certeza de la muerte.

La tragedia dio vida a la leyenda. José Gómez Ortega era devoto total y benefactor de la Virgen de la Esperanza Macarena, misma que vistió de luto tras la muerte de José, pese al enfado del Cardenal Almaraz, que se oponía al hecho de vestir a la virgen de negro por un torero. Pero José Gómez Ortega fue más que un torero, fue un sevillano ilustre que dio gloria a su ciudad, su país y su cultura.

A 100 años de su muerte celebramos su vida. Reflexionemos si es momento de ejercer cambios como los que él aportó al toreo y su estructura.

Publicado en El Financiero

Twitter @ElFinanciero_mx

1 comentario »

  1. sr Cue que poco ha leído de todos por si no lo sabe Belmonte decía eso, por que la misma persona que le veía los toros a Joselito también trabajaba para Belmonte.
    me extraña que usted tan hispanista y conocedor no este enterado o no lee.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s