«Desde que escuché a Victorino Martín tuve claro que debía venir: ¿quién es él para quitarle las ganas a nadie?»: Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla se mostró decepcionado con los responsables de la organización de este «paseo» – Raúl Doblado.

«Se han cagado». Y explicaba su presencia: «He venido porque a mí nadie me va a decir lo que tengo que hacer».

Por Jesús Bayort.

La estatua de Aníbal González ardía en las postrimerías de la Fase I de esta desescalada. Frente al paradigma arquitectónico de Sevilla se enfiló su homólogo en la tauromaquia, Morante de la Puebla. Ni la mascarilla bajo el sombrero Panamá era suficiente para ocultar la presencia del genio. «Hola, ¿usted es Morante?» –le preguntaban algunos paseantes– «Sí, desde chiquetito». Pese a que estaba anunciada la suspensión del «paseo taurino» desde hacía varios días, José Antonio quiso acudir a la Plaza de España en gesto de repulsa. Media hora antes de la convocatoria inicial, aguardaba en su particular patio de cuadrillas: la umbría del Parque de María Luisa.

Reaccionaba con indignación cuando algunos presentes le preguntaban por lo ocurrido: «Se han cagado». Y explicaba su presencia: «He venido porque a mí nadie me va a decir lo que tengo que hacer». No dejó pasar la oportunidad para reconocer su disgusto por todas las suspicacias que le han sobrevenido en los últimos días, tras sus desencuentros en la reunión de Gerena y la filtración del borrador de la Junta de Andalucía.

«Tuve claro que iba a venir cuando escuché a Victorino Martín decir que estaba en contra de todo esto. ¿Quién es él para quitarle las ganas a nadie? Después empezaron a llamarme los compañeros para que yo también sugestionara al resto, achacando al tema sanitario. ¿Pero acaso son ellos médicos?». El de La Puebla del Río hace hincapié en los argumentos de esta suspensión: «Quiénes son las ‘altas instancias de la Sanidad para Sevilla’? Que me expliquen a mí con quién se ha reunido».

«Aquí hay una cosa muy clara: la Fundación Toro de Lidia quería parar esto de primera hora. Y por eso nos hicieron reunirnos en casa de Roca Rey. Pero eso lo puedo decir yo desde la libertad que me da el no pertenecer a ninguna fundación ni unión. Y aquí he venido para defender al gremio taurino. Así se lo recalqué a Manzanares cuando me llamó. Y cuando me decían que nos iban a culpar como a las del 8M, yo contestaba que «ojalá fuera así», porque sería la señal de que han ido miles de personas a defender el toreo».

«Después me empezaron a pedir Francisco Rivera Ordóñez y El Tato que entrara en ese grupo de Whatsapp de la manifestación. Pero les dije que no, porque no quería que esto se viera como una cosa política, que después siempre dicen ‘mira, ahí está el de Vox’».

José Antonio es consciente de que se le ha señalado como uno de los culpables de esa propuesta para reducir las cuadrillas. «¿Yo cómo voy a querer quitarme banderilleros si a mí me hacen falta unos pocos más?». Presente en esta jornada junto a su hombre de confianza, «El Lili», y una decena más de profesionales, les señala a ellos mientras habla: «Vengo a reivindicar y a luchar por los más desfavorecidos, que son las cuadrillas. Sólo quiero que a mi gente les den una paga de 750 euros, igual que al resto de artistas. Nada más».

Los banderilleros «Perico», Leonardo Palacio y «El Lili» estuvieron presentes – Raúl Doblado.

Por el momento se ha desvinculado de la campaña iniciada en redes para captar la atención del Ministerio de Cultura. Además, quiere dejar claro que él no tiene nada que ver con las acciones que pueda emprender Cayetano Rivera Ordóñez y asegura que él actuará «por libre». «Se lo dije muy claro a todos ellos en casa de Andrés: no quiero que se pida un euro de más en subvenciones. Y como lo hagan, yo no firmo ese manifiesto. También le pregunté a Perera que dónde estaba ahora Carmen Calvo, y me decía: ‘Es que no me atiende’. Y también me pregunto por José Luis Ábalos, ese que iba por los callejones. Aquí lo que pasa es que la FTL coge todos los años 35.000 euros del Estado y no quieren ponerse en contra del Gobierno. Y no se dan cuenta que en democracia todo es política; en una dictadura, no».

«En esta reunión de Gerena yo era la oveja negra. Me preguntaban que si iría a una reunión con el Ministro. Y respondí que no, porque en mi cara no se ríe nadie. Sólo iré a darle las gracias cuando me firme las ayudas, no a una reunión para que vendan la fotografía como un triunfo».

Dos reuniones con la Junta de Andalucía

También se muestra dolido con la Junta de Andalucía por esa nueva regulación de los espectáculos: «Yo no tenía ni idea de eso que han publicado. Y estoy en su contra. Eso no es un borrador: es un garabato, como el cartel de la Maestranza de Sevilla».

«Ahora deberían salir quienes hayan redactado esa propuesta y explicarlo. A Miguel Briones le mandé un mensaje en el momento que se conoció esta idea. Me dijo que en cinco minutos me iba a llamar… y todavía estoy esperando. Llamé a Salvador Vega y a Raúl «El Tato», que estuvieron presentes en estas reuniones, para decirles que había que desmentir nuestra aprobación, pero resulta que a ellos tampoco les cogen el teléfono. Lo que han hecho es una porquería y aquí no se va a hacer nada de reducir cuadrillas. En esas cosas deben mandar la Unión de Banderilleros y la de Toreros, no los políticos».

«Después de los dos primeros encuentros, mantuvimos una reunión telemática en la que únicamente se habló sobre la posibilidad de televisar corridas sin público. Elías Bendodo nos dijo que Canal Sur estaría disponible para esas retransmisiones, pero no puedo estar de acuerdo, porque el publico es esencial en este espectáculo. Como hagamos de esto un circo, después a ver quién se quita el circo de lo alto».

Reducción de cuadrillas

Sí reconoce que planteó que «en el caso excepcional de las novilladas con picadores, que todo el mundo sabe cómo están, una formula posible sería que, en las plazas de segunda y tercera categoría, se rebajara un picador por cuadrilla. Nunca en las plazas de primera. Jamás he hablado de quitar un banderillero, porque cuando se está lidiando un novillo, los otros dos compañeros deben estar predispuestos para realizar el tercio lo más dinámico posible. Sólo pediría que ante esa reducción de un picador, la empresa pusiera uno de reserva para que guardase la puerta. Eso es lo único que se puede tocar. Nada más».

«Ahora voy a hacer como el PSOE y os voy a costear la manifestación», les dijo a los asistentes en una terraza del Parque de María Luisa – Raúl Doblado.

«El tema en el que más interés he puesto en estas dos reuniones era sobre las puyas: hay que rebajarlas. La puya actual hace que los toros sangren demasiado y lo veo innecesario, porque el toro se pica y se templa en el peto. Me gusta que la puya sea más chica para que el toro pueda ir más veces al caballo, con lo cual recuperaríamos más la suerte de picar. Y después, el toro que sea malo, pues que se defienda y que el torero se tire de cabeza al callejón. Punto».

«Las cuerdas se hicieron siempre de tope, nunca para que entraran. Con el limoncillo nunca entraban. Era una puya parecida, tenía más distancia entre la puya y las cuerdas, pero por accidente a veces entraba medio palo. Entonces, le pusieron como segundo tope la cruceta, y desde ahí creían que las cuerdas también habían que meterlas. Y no es así, las cuerdas no están hechas para meterlas. Se dice en el argot que hay que meterle las cuerdas, pero están equivocados. Si te fijas en fotos de Joselito y Belmonte, los toros sangraban un hilillo, como hoy lo hacen las vacas».

«Yo hablé eso y de los veterinarios, porque sólo debe haber uno que certifique que el toro está sano y que tiene sus papeles en regla. Y la potestad del trapío hay que dársela al presidente. No puede haber cuatro veterinarios en Sevilla o Madrid, pagados por la empresa, que son cuatro enemigos a sueldo. Porque no tiene sentido. Es un dinero importante para le reducción de los costes de los espectáculos. La responsabilidad a los presidente. Estoy a favor de los presidentes porque se sobreentiende que son una autoridad con conocimiento».

Francisco Rivera Ordóñez

Por su parte, el torero dinástico quiso aclarar ayer a este medio que en ningún momento formó parte de la organización de esta movilización, «aunque sí mostré mi apoyo a todos los profesionales que están pasándolo mal ante esta dramática situación que afronta la tauromaquia».

Publicado en ABC Sevilla

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s