Las corridas de toros caen un 63% en España desde 2007.

En 2019 se celebraron 349, lejos del máximo histórico de 953 de hace 13 años.

Las corridas de toros bajaron el año pasado en España un 63,4% respecto a 2007, año que continúa manteniendo el máximo histórico. En 2019, por primera vez, se llevó a cabo de media cada día menos de un festejo taurino de este tipo.

Así se desprende de la serie histórica de las estadísticas de asuntos taurinos en España, que el Ministerio del Interior empezó a recopilar en 2003 y cuyas competencias ostenta actualmente el Ministerio de Cultura y Deporte.

Los datos oficiales, a los que tuvo acceso este medio, indican que la serie estadística comienza con 850 corridas de toros celebradas en España en 2003 y que el récord llegó en 2007, cuando se registraron 953.

Desde entonces, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, se ha ido produciendo un paulatino descenso de esos espectáculos, salvo un ascenso puntual, hasta llegar al mínimo de 349 corridas de toros en 2019, lo que significa un 63,4% menos que el cénit de 2007. El único repunte en ese periodo llegó en 2017, cuando se organizaron 387 corridas de toros, una más que en 2016.

La Comunidad de Madrid fue por primera vez en la serie histórica la región que más corridas de toros acogió (70 en 2019), al desbancar del primer puesto a Andalucía (65), que lo ocupó ininterrumpidamente entre 2003 y 2018. A estas comunidades les siguen Castilla-La Mancha (53) y Castilla y León (48).

Por el contrario, Canarias no albergó ninguna corrida de toros, lo que viene ocurriendo desde 1984, al igual que Ceuta, que no tiene coso taurino, y Cataluña, donde están prohibidos estos espectáculos desde 2012.

Las regiones o ciudades autónomas con menos corridas taurinas celebradas en 2019 fueron Baleares y Melilla (con 1), Galicia (2), Asturias (4), Cantabria (5) y La Rioja (6).

No en vano, a lo largo del registro histórico de los últimos 17 años se ha ido manteniendo la tónica general de comunidades con mayor implantación taurina (Andalucía, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, casi siempre por este orden), y lugares con menos tradición (Melilla, Asturias, Baleares y Galicia, fundamentalmente).

FESTEJOS TAURINOS TOTALES

Por otro lado, los espectáculos taurinos en las plazas (corridas de toros, corridas de rejones, corridas mixtas, festejos mixtos, festivales con picadores y novilladas con picadores) también bajaron el año pasado al mínimo histórico en España, ya que se celebraron 1.425, lo que supone la cantidad más baja de la serie histórica y un 61% menos que en 2007, que ostenta el récord.

Los datos oficiales reflejan que en 2003 se celebraron 1.947 festejos taurinos. El momento álgido se produjo en 2007, cuando hubo 3.651 festejos taurinos. A partir de entonces se ha producido una caída anual de estos espectáculos, salvo un ascenso en 2014, hasta llegar al mínimo de 1.425 en 2019, lo que significa un 61% menos que en 2007.

Por tipo de festejos celebrados el año pasado, hubo 349 corridas de toros (24,5%), 222 novilladas con picadores (15,6%), 198 festivales (13,9%), 146 festejos de rejones (10,2%) y 117 festejos mixtos (8,2%). Los restantes, que aglutinan un 27,6%, se reparten entre corridas mixtas con rejones, becerradas, novilladas sin picadores y toreo cómico.

Desde 2007 hasta 2019 se han producido descensos en todos los tipos de festejos taurinos (con caídas de entre un 90,6% del toreo cómico y un 41,6% de los festivales), excepto en las corridas mixtas con rejones, que se han casi cuadruplicado al pasar de 13 a 51.

Cuatro comunidades autónomas (Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid) concentraron el año pasado el 77,5% de los festejos taurinos.

MÁS PROFESIONALES

Pese al descenso general de los festejos taurinos, las estadísticas del Gobierno muestran un aumento del número de profesionales, ya que el año pasado había 9.993 inscritos, la cifra más alta jamás registrada (teniendo en cuenta la metodología desde 2018). Apenas un 2,5% de ese total son mujeres (245).

Por categorías profesionales, el año pasado había inscritos 761 matadores de toros (7,6% del total), 2.672 novilleros con o sin picadores (26,7%) y 325 rejoneadores (3,3%).

Un 25,3% (2.525 profesionales) estaban registrados como banderilleros y picadores, y 178 y 3.532, respectivamente, como toreros cómicos y mozos de espada, lo que representa el 37,1% del total de inscritos.

Por último, el número de empresas ganaderas de reses de lidia inscritas el año pasado fue de 1.339 (dos más que en 2018), mientras que el de las escuelas taurinas registradas fue de 62 centros (igual que en 2018).

Publicado en Servimedia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s