Sin corridas de toros en Las Ventas: “Es inviable abrir con 400 espectadores”.

Por Antonio S. Maeso.

No habrá toros en la Plaza de Las Ventas de Madrid… al menos hasta la Feria de Otoño, a finales de septiembre y principios de octubre, si la autoridad y la situación sanitaria lo permiten. El coronavirus y las restricciones de movilidad y de concentración de personas han metido al coso madrileño en un pozo en el que no se ve luz de inmediato. El pase a la fase 2 en la que la Comunidad de Madrid entra el lunes permite la celebración de festejos en Las Ventas -que presenta un aforo de 23.795 localidades- siempre y cuando no superen el máximo de 400 espectadores, lo que hace inviable su puesta en marcha, que ya ha dejado atrás la Feria de San Isidro, el festejo por antonomasia en el mundo taurino.

“Claramente no nos planteamos abrir ahora ni en fase 3. Es inviable abrir Las Ventas con 400 u 800 localidades, desde el punto de vista económico y desde el punto de vista de la dignidad del espectáculo. Los toros son un espectáculo que en San Isidro alberga a 700.000 personas, con llenos diarios, y lo que no se puede hacer es un espectáculo con una plaza absolutamente desangelada”, dice a La Información Rafael García Garrido, CEO de Nautalia y una de las dos partes de la UTE Plaza 1 que gestiona Las Ventas.

Plaza 1 mantiene un contrato con la Comunidad de Madrid para explotar la plaza madrileña que supone un desembolso de 2,8 millones de euros. Un contrato que la UTE espera poder renegociar con el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso para “compensar” la falta de ingresos como consecuencia de la pandemia que ha costado la vida en España a casi 30.000 personas.

“Somos un espectáculo de masas, después del fútbol, y entendemos que si no se puede abrir porque hay un riesgo sanitario pues no se abre, pero de repente decir que se abre para 400 personas es absolutamente absurdo. Es como si te dijeran que puedes abrir un cine para dos personas; esa es la proporción”, matiza García Garrido.

La situación en la que se encuentra la Plaza de Las Ventas se rige por las normas contenidas en los decretos que aprueba el Gobierno de España. Hipotéticamente, el coso podría abrir también sin espectadores, como va a hacer el fútbol con los partidos de LaLiga, aunque García Garrido no baraja esta posibilidad. “Lo lógico y lo normal es que los toros vuelvan cuando vuelva el fútbol, cuando ya haya una situación sanitaria que lo permita. En los toros es fundamental que haya gente, el calor del público. El público es parte fundamental del espectáculo. Una parte de la liturgia en la corrida de toros es el público, que valora y barema si el torero ha estado bien o mal… En el fútbol hay un objetivo común, que es ganar o perder, pero aquí no”.

Plaza 1 no cree que sea posible recuperar la normalidad, en caso de que la pandemia quede bajo control sanitario, hasta finales del mes de septiembre, cuando por calendario debería celebrarse en Las Ventas la Feria de Otoño. “Antes es totalmente inviable”, dice García Garrido, que piensa que ni siquiera las plazas portátiles de 2.000 espectadores podrían rentabilizar un festejo taurino con 400 localidades como aforo.

El contrato entre la Comunidad y Plaza 1 para la explotación de Las Ventas “se mantiene suspendido por el estado de alarma y la crisis sanitaria”, dice a este periódico el CEO de Nautalia, que junto al empresario Simón Casas -que a su vez lleva los cosos de Valencia, Alicante y Nimes- conforman la Unión Temporal de Empresas. “Cuando el contrato se tenga que reanudar nos tendremos que sentar para ver en qué condiciones, porque nosotros no hemos dado nada de la temporada; sobre todo no hemos dado San Isidro que es en lo que se sustenta nuestro contrato”, matiza García Garrido.

La relación contractual entre la autonomía y la UTE que gestiona la plaza se presenta como una de las claves a resolver en un escenario casi inmediato. “Tenemos que ver cómo queda nuestro contrato general, y a partir de ahí si no hay toros y se puede usar el ruedo para hacer algo en los meses de verano, igual nos lo planteamos. Pero tenemos que esperar para ver qué tipo de reequilibrio tenemos con la Comunidad de Madrid. La pandemia está ahí, no nos la hemos inventado y no hemos podido dar ninguna corrida de toros y no tenemos ningún ingreso. Es más que evidente que de una forma u otra tendremos que ver cómo nos compensa”, dice García Garrido.

A nivel económico la pandemia del coronavirus se ha convertido en un auténtico desastre para miles y miles de empresarios, que han tenido que cerrar o mantener sus negocios con limitaciones, y también para el empleo. Ni la Plaza de Las Ventas ni el mundo del toro son ajenos a la situación que se vive en todo el mundo. Pero, por ejemplo, no todos los toreros están atravesando esta crisis de la misma forma. Según García Garrido, “hay toreros que son máximas figuras y, evidentemente, lo estarán sufriendo pero tienen, digamos, su pulmón financiero más estabilizado; y luego están otros toreros emergentes que están sufriendo mucho porque no están ingresando nada. Y todas las cuadrillas, que tienen una economía mucho más complicada y que están totalmente desamparadas”.

Públicado en La Información

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s