Opinión: El Tampico Taurino.

El Rejoneador Juan Cañedo mostró su temple en la corrida con la que se puso en marcha de manera oficial la plaza que lleva su nombre | Hemeroteca El Sol de Tampico.

Por Luis Muñoz.

Solo el recuerdo del Tampico taurino permanece entre quienes habitamos en esta zona, ya que en la actualidad no queda vestigio alguno de esa actividad que hace varios ayeres produjo alegrías, emociones y grandes concentraciones en las plazas de toros.

Desde los años 20, con el auge petrolero, en el sur de Tamaulipas comenzó a florecer el arte de la llamada fiesta brava, habiéndose construido en diversos puntos de nuestro puerto plazas de toros en donde tomaron parte toreros de reconocida calidad tanto nacional como internacional.

De aquellos escenarios donde la espada y el capote lidiaban a poderosos astados ya no existen ni siquiera los vestigios y solo el recuerdo me queda en la mente de algunos habitantes de la región que vivieron esa fiesta.

UN ANDAR POR ESOS AYERES

Poco fue el tiempo de vida de “La Taurina” | Hemeroteca El Sol de Tampico.

La historia de los toros y toreros en nuestra ciudad se inició con la primera plaza de toros llamada “La Taurina” que se ubicaba por la zona de los Multifamiliares, era totalmente de madera y tenía una capacidad para 10 mil espectadores.

Inaugurada el 9 de enero de 1921, con un cartel en el que actuaron los espadas Luis Guzmán y Ernesto Pastor, quienes lidiaron seis toros de la ganadería Piedras Negras, todo un suceso para el Tampico de aquellos años.

Escenario de innumerables corridas, incluso de la despedida de los ruedos de Rodolfo Gaona, extraordinario torero de la época.

Los asistentes a la fiesta brava eran en su mayoría franceses, españoles y portugueses, solo uno que otro mexicano, debido a que era poco el interés de los habitantes de nuestra región en ese tipo de eventos.

Al paso del tiempo fue bajando la asistencia a las corridas que se programaban, por lo que “La Taurina” comenzó a ser abandonada y con ello el mantenimiento a la misma quedó de lado.

Orejas para Eloy Cavazos y Juan Cañedo en la corrida inaugural de la plaza que lleva el nombre de éste último, y que se ubica en ciudad Madero | Hemeroteca El Sol de Tampico.

Luego de un tiempo se reunieron en dicho escenario miembros de la comunidad china en la ciudad, pero la estructura no tenía la misma resistencia y comenzó a ceder hasta venirse abajo, muriendo 8 de los asistentes. El hecho significó la tumba de “La Taurina”.

LA ISLETA

Pero nuestra ciudad seguía siendo cosmopolita en la que se podían observar ciudadanos de otros países atraídos por el auge petrolero, y no faltó quien pugnara por otra plaza de toros, construyéndose “La Isleta”, allá precisamente en el oriente de nuestro puerto.

Así publicó El Sol de Tampico la regia inauguración de la plaza de toros “Rodolfo Gaona” | Hemeroteca El Sol de Tampico.

El escenario era más pequeño que el anterior, teniendo apenas una capacidad para 5 mil espectadores y su construcción fue de madera.

El 9 de diciembre de 1934 se inauguró, programándose para la ocasión un mano a mano entre José Ortiz y Curro Caro, quienes lidiaron astados de la ganadería de San Diego de los Padres.

A lo largo de su historia fueron programados atractivos carteles en donde participaron connotados diestros nacionales e internacionales.

PLAZA RODOLFO GAONA

Joselito Huerta fue el triunfador de la tarde inaugural, al cortarle una oreja a su primer astado que lidió de nombre “Ruletero” | Hemeroteca El Sol de Tampico.

El coso de la colonia Trueba lleva el nombre del gran torero mexicano que en muchas ocasiones dio gloria deportiva a nuestro país.

La plaza fue inaugurada el 17 de junio de 1962 en una ceremonia en la que la señora Celia Jiménez de Menchelli fue la encargada de cortar el listón, con un cartel en el que participaron puros mexicanos: Luis Procuna, Juan Silveti y Joselito Huerta, quienes enfrentaron toros de la ganadería de La Trasquilia.

Además de celebrarse las tradicionales corridas de toros, en la “Rodolfo Gaona” también se celebraron diversos eventos masivos como box, lucha libre y espectáculos de la farándula.

Para el 4 de abril de 1989 se llevó a cabo el último festejo en lo que fue la última plaza de toros construida para llevar a cabo la fiesta brava en nuestra ciudad y para el caso se programó un mano a mano entre Miguel Armillita y Edgar Bejarano, con astados de la ganadería de Mariano Ramírez.

Posteriormente se presentaron algunas corridas de toros en diversos puntos de la ciudad en plazas desmontables, que venían recorriendo diversos puntos del país.

EN MADERO, LA JUAN CAÑEDO

Construida por la familia Castro, la plaza “Juan Cañedo” inició a edificarse en 1965, en la esquina que forman las calles Francisco Sarabia y Justo Sierra de Ciudad Madero.

Luego de varios meses de arduos trabajos, dicho escenario fue inaugurado el 11 de septiembre de 1966 con un cartel en el que tomaron parte Antonio Velázquez, Eloy Cavazos y el homenajeado cuyo nombre lleva la plaza, Juan Cañedo, quienes mostraron en el coso su arte y temple para lidiar poderosos astados.

La plaza “Juan Cañedo” tuvo de vida hasta el año de 1978, tiempos en los que su estructura comenzó a desmontarse y así dejó de servir a su propósito de albergar a la fiesta brava.

Publicado en El Sol de Tampico

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s