Interés y variedad en la novillada de Garcigrande en Guijuelo.

La localidad salmantina de Guijuelo acogió la primera novillada con picadores del certamen de novilladas de Castilla y León en la que actuaron Antonio Grande, Manuel Diosleguarde y José Manuel Serrano, quien debutaba con picadores, con novillos de Garcigrande – Domingo Hernández.

Abrió el cartel el torero de San Muñoz, Antonio Grande, quien lanceó con ambas rodilla en tierra al novillo de Domingo Hernández de nombre “Tallador“. Con gusto y cadencia se estiró con el capote demostrando un gran uso de la capa. Tras ser picado en el caballo que gurdadaba la puerta, destacaron Roberto Blanco en la brega y Jarocho con los palos ante un novillo que apretaba en el tercio. Muleta en mano, elaboró una faena por derecho muy templada y con gusto, toreando con profundidad, largura y mucha temple. Logró los mejores pasajes por el pitón derecho de un novillo de categoría con una clase infinita. Tras una serie final de rodillas, finalizó faena con una estocada en todo lo alto en el segundo intento. Dos orejas merecidas para Antonio y una vuelta al ruedo más que considerable.

Se gustó nuevamente con la capa el de San Muñoz firmando verónicas templadas, candentes con gusto rematando de rodillas. Tras volver a gustarse en el quiten por chicuelinas, destacó la brega de Jarocho y la solvencia con los palos de Roberto Blanco y Nicolás Martín. Inició por derecho, asentado de zapatillas y ligando pasajes con toreo profundo. No terminó de alzar vuelo una labor en la que estuvo más incómodo el novillero, toreando más acelerado y con mayores enganchones a un novillo con repetición. Intermitencia en una labor en la que dejó detalles del oficio que atesora. Oreja tras estocada entera.

En segundo lugar y directo a la puerta de toriles se fue a porta gayola Manuel Diosleguarde. Sin hacerle mucho caso salió el novillo de Alaraz con el que no pudo lucirse con la capa. Tras pasar dos veces por el caballo, se complicó en banderillas sin humillar y apretando a los subalternos. Muleta en mano comenzó desde el tercio, buscando enseñarle y toreando por derecho ceñido hasta los medios. Alternó una faena que basó por ambos pitones, toreando en todo momento muy templado y aprovechando las pocas embestidas con clase que le regalaba el de Garcigrande. Muy firme y asentado elaboró una faena que rubricó con un espadazo fulminante. Doble trofeo como premio a una faena en la puso más de su parte que la del animal.

En el quinto firmó los mejores pasajes hasta el momento el salmantino Diosleguarde. En torero y con mucho gusto estuvo en una faena a más, brillando por ambos pitones, logrando pasajes de mucha despaciosidad, entrega y empaque. Con el capote demostró una gran variedad y lucimiento. Inició en el tercio, doblandose con el animal de Justo para sacarlo a los medios dándole sitio y distancia. Construyó una faena de muleta muy torera, enrazado y sin dejarse nada, exprimió al máximo las nobles y humilladas embestidas del animal. Echándoleos vuelos y componiendo la figura, dibujo pasajes de exquisito trazo al natural por donde rompió la faena. Final por naturales a pies juntos muy personal y con gusto que finalizó de calentar al tendido. Oreja como premio tras una estocada baja fulminante.

A la verónica con temple y personalidad logró recibir al tercero de la tarde de Domingo Hernández el debutante José Manuel Serrano. Tras un recibo capotero lucido, fue picado al relance en un puyazo largo y arriba que terminó derribando al picador. Tras el buen hacer con la brega de Rubén Sánchez, muy atento en todo momento, brindó a su abuelo para después comenzar en los medios de rodillas toreando en redondo y conectando rápidamente con los tendidos. Ante un novillo que se vino a menos en el tercio de muleta, construyó una faena variada y por ambos pitones, logrando los mejores momentos por derecho toreando con profundidad y mucha entrega. Faltó acople y temple en algunos momentos de la labor del debutante, aunque todo lo suplió con mucha disposición y ganas. Finalizó con una estocada entera una faena elaborada siempre en los medios. Cortó su primera oreja como novillo con caballos.

Al cierra plaza lo recibió por verónicas cadentes Serrano llevandolo hasta los medios toreando y conectando con el tendido con la noche ya encima. Tras pasar dos veces por el caballo, destacó la buena actuación de Rubén Sánchez con los palos. En el tercio de muleta no terminó de acoplarse ni entenderse el joven novillero que elaboró una faena que no llegó a tomar vuelo en ningún momento. Estuvo entregado y con ganas de agradar pero faltó conexión. Manoletinas finales y tras una estocada, se llevó un fuerte golpe al intentar descabellar. Debut agridulce del vallisoletano.

Publicado en Salamanca 24 horas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s