Diego San Román corta dos orejas en Herrera del Duque.

Aplomo y temple de San Román.

El novillero francés destaca ante un gran novillo de La Ventana del Puerto premiado con la vuelta al ruedo; Diego San Román también corta dos orejas.

Por Gonzalo I. Bienvenida.

La tercera y última novillada de la Gira de Reconstrucción de la Fundación Toro de Lidia puso a competir a dos novilleros cuajados, que habrían tomado la alternativa en este 2020 si se hubiera dado con normalidad. El Rafi, además de oficio, mostró buena clase y San Román, gran aplomo. La situación de los novilleros ya era difícil antes de la pandemia, como ha recordado Zabala de la Serna en la previa del festejo en Canal Toros de Movistar Plus. La Fundación del Toro de Lidia le ha abierto una ventana a la esperanza en Castilla y León y en Andalucía con dos circuitos para salvar los muebles además de estas tres novilladas incluidas en la gira. Pero cuando vuelva la realidad, la ansiada temporada ‘normal’, los empresarios tendrán que echar la pata palante y programar novilladas en todas las ferias para sembrar.

El Rafi cortó dos orejas al primero de su lote de la Ventana del Puerto, el más completo de la tarde. Un novillo castaño, precioso de hechuras. Lo toreó con el capote despacio, enganchando la descolgada embestida con los vuelos. Quiso llevarlo al caballo con el capote a la espalda en un galleo que a punto estuvo de ocasionarle un susto. La faena se desarrolló bajo los compases de Concha Flamenca. El novillero de Nimes estuvo muy preciso en todo momento, salvo en dos desarmes. El toreo al natural fue magnífico. La estocada coronó la obra por lo que se le premió con el doble trofeo y a ‘Engosillo‘ con la vuelta al ruedo. También cortó una oreja del que cerró la tarde, el único con el hierro del Puerto de San Lorenzo y, por lo tanto, el único del encaste Atanasio-Lisardo. Fue un novillo desordenado, falto de ritmo, aunque noble y obediente.

Diego San Román logró una oreja de cada novillo de su lote, el mexicano recibió una dura voltereta en el quite por chicuelinas al novillo que abrió la tarde. Demostró muchísimo valor, acotando la distancia y quedándose muy cerca del manejable novillo al que le faltó un punto de clase. San Román comprendió con rotundidad al rajado tercero.

Plaza de toros de Herrera del Duque (Badajoz). Gira de la Reconstrucción. Novillada picada. Tres astados de La Ventana del Puerto (1º, 2º y 3º) y uno de El Puerto de San Lorenzo (4º). El 2º, “Engosillo”, nº 19, de pelo castaño claro y nacido en marzo de 2017 ha sido premiado con la vuelta al ruedo.

Diego San Román: 1 oreja y 1 oreja.

El Rafi: 2 orejas y 1 oreja.

Imagen: Toros TV

Publicado en El Mundo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s