Opinión: Valente Arellano.

Valente y Belmont flanquean a Luis Castro “El Soldado”

Por Oscar Fernández.

El pasado miércoles el Ing. Valente Arellano Flores presentó el libro biográfico de  su autoría cuyo título es; “Valente  Arellano. Una promesa” dentro  del ciclo de charlas  virtuales  del grupo “Unidos por  el Toro “

El papá  del infortunado matador  de toros lagunero charló y recordó como un padre trata de inculcar la  afición taurina  a  su hijo, en la forja permanente de un artista que domine  los tres tercios  de la lidia.

Esta edición consta de 28 capítulos y cada uno de  ellos nos  hace volver  a  emocionarnos al evocar  el valor, carisma y hambre  de  ser de un chaval fuera de serie  y que  se  convirtió  en un auténtico ídolo.

Tuve  el privilegio de transmitir  en la plaza  “San Marcos “de  Aguascalientes  la  presentación de Valente en ese coso provocando  un tremendo impacto entre   la  afición  hidrocálida.

Recuerdo como si fuera  ayer  que  en el tendido , atrás  del burladero  de  transmisiones se  encontraba su papá quien observó la lidia  de los  dos  novillos  llegando  a  exclamar ¡este está loco! en clara alusión  al valor desmedido  que mostraba  su hijo.

Meses después  Valente  actuó en la plaza “Marciano Grijalva” en Sombrerete y luego hizo su presentación en la  monumental  zacatecana ocasión que me permitió volver  a  saludarlo y charlar acerca  del desarrollo  de  su campaña novilleril.

Fueron cerca  de  170 festejos  en donde  participó Valente  quien al lado  de Manolo Mejía y Ernesto Belmont causaron furor  nada menos que en la Plaza México.

Y fue precisamente Ernesto quien ayer  domingo por la tarde recordaba  aquellas tardes novilleriles en el coso de  Insurgentes y además  me hizo el favor de  obsequiarme el material gráfico que  acompaña esta columna.

Cuenta Belmont que el  7 de noviembre  de 1982 el lagunero cortó un rabo al novillo “Pelotero”  de Don Felipe González  y en cuyo tercio de  quites  alternaron Valente, Manolo Mejía  y Ernesto, cada uno participó en  dos ocasiones y la locura  en los  tendidos.

Quince  días  después  el empresario Dr. Alfonso Gaona repitió el  cartel, lleno  en la “México” para  ver  a los novilleros  del momento con ganado  de “La Venta  del Refugio”.

Dos  años  después recibió en el mes de junio la  alternativa  en Monterrey ,  y dos meses después perdía la vida al chocar la  noche  del  4  de  agosto   en su motocicleta en una  avenida  de  Torreón.

El impacto fue  brutal, Valente fue llevado muy grave a un hospital de Torreón y falleció al día  siguiente causando un hondo pesar entre la afición taurina de nuestro país.

Desde estas líneas le  envió un afectuoso saludo al Ingeniero Valente  Arellano y enhorabuena por hacernos partícipes de la vida  de  su  querido hijo quien nació en 30 de  agosto de  1964 y murió  veinte años  después.

Publicado en Imagen Zacatecas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s