La Fiesta Está Viva: Paso a Paso.

Ganaderos, toreros, empresarios, prensa y público nos sumimos en un profundo análisis de dónde estábamos, cómo estábamos y hacia dónde queremos ir.

Por Rafael Cué.

La estructura taurina mundial no ha sido exenta de la crisis social, económica y emocional que ha traído al mundo la propagación del COVID-19. Nuestro querido México en lo taurino ha tenido la oportunidad, derivada de la crisis taurina más profunda de su historia, de replantear, reorganizar y autoevaluarse, para lo que además de la humildad necesaria para hacerlo, es imprescindible anteponer el amor al toro y la vocación taurina en todos los ámbitos del medio. Ganaderos, toreros, empresarios, prensa y público nos sumimos en un profundo análisis de dónde estábamos, cómo estábamos y hacia dónde queremos ir.

Todos hablamos, nos reunimos, hicimos zooms, unos con buena voluntad y otros por el gusto que tienen de largar y largar, decir que todo está mal y no hacer nada. Algunas cosas se tomaron a bien, otras a mal, hubo reuniones incluso “confidenciales”; en fin que los resultados y primeras propuestas están saliendo ya a la luz y veremos los resultados.

Tlaxcala fue sin duda el estado y estructura que primero hizo algo; hubo intentos de censura, comunicados lamentablemente redactados, poca visión para generar unión y cero creatividad por parte del medio hacia la iniciativa tlaxcalteca. Bien o mal hicieron algo y forzaron al resto a ponerse las pilas.

Ejemplar fue la postura de Tauroespectáculos, joven empresa que opera en el bajío y cuya visión hacia el futuro de la Fiesta tiene como prioridad regresar al público a los tendidos. La pandemia los tomó inventariados de toros, lo cual habla de planeación estratégica, elemento raro o inexistente en el mundo del toro. Lo que decidieron hacer fue llevar el mundo del campo y del toro a puerta cerrada, a las redes sociales con el proyecto “El Encierro”, donde se mostró la lidia de toros destinados a plaza y que por respeto a su esencia del rey de la Fiesta fueron toreados por las máximas Figuras de nuestro escalafón. Además, tras la lidia se llevó a cabo una tertulia con los protagonistas, enriqueciendo en conceptos y por la vía oral la sapiencia y maestría de los toreros hablando de toros y toreo. Unas joyas que puede usted encontrar y disfrutar en las redes sociales de Tauroagencia.

Las crisis ofrecen oportunidades, los aficionados estamos esperanzados porque parece que los profesionales están todos en la misma línea, trabajar por el toro, por esta cultura, con el único fin de que el público regrese con pasión a los tendidos, ese es el reto. Tenemos todo, un gran escalafón tanto de matadores como de novilleros; ganaderías donde pastan toros de embriagante bravura y calidad, el toro mexicano; y la oportunidad irrepetible de revalorizar a los nuestros y sacudirnos algo del malinchismo que respiramos.

El primer ejemplo de esta unión que parece llegar tras la tormenta de vetos y fragmentación, es el Encuentro Mundial de Novilleros, que este sábado llega a una de sus finales, la del Cortijo Ibelles, propiedad de una familia muy taurina que ha demostrado siempre su enorme afición y ganas de hacer las cosas. Este próximo sábado en Jilotzingo, Estado de México, ante novillos de Barralva, disputarán la final Sebastián Ibelles, Miguel Aguilar y Cristian Antar, a las 14 horas.

Al día siguiente, en la coqueta y taurinísima plaza de toros La Florecita, enclavada en Ciudad Satélite, se dará la primera novillada de tres eliminatorias, los domingos, para disputar la final el 13 de diciembre con novillos de Xajay.

El domingo 22, las 13:30 horas, partirán plaza dos hidrocálidos, ambos hermanos de matadores de toros, Miguel Aguilar y Alejandro Adame, quienes sostendrán un intenso mano a mano ante novillos zacatecanos del hierro de Pozo Hondo. Primer cartelazo, dos tauromaquias profundas, dos jóvenes de una capacidad formidable ante animales cuya esencia y concepto estriba en el toro mexicano encaste Llaguno. Si la suerte acompaña, será un banquete de bravura y bien torear.

El aforo es limitado, 450 personas en el público, la entrada cuesta $250 y usted puede adquirir su boleto ya en boletea.com; si le es imposible asistir podrá también contratar ahí la posibilidad de ver la transmisión en vivo, con un costo de $100.

Lentamente comienza a reactivarse el medio, lo hace con novilladas, el futuro de la Fiesta. Ahora usted, amigo aficionado, lo que debe hacer es apoyar; la fuerza e importancia de la tauromaquia reside en el público, en nadie más.

Publicado en El Financiero

Twitter @ElFinanciero_mx

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s