Urge un mando único que coordine un calendario para cuando baje el pico pandémico.

Por Zabala de la Serna.

La Feria de Olivenza ha sido aplazada sine die. La tercera ola de la pandemia está cortando de raíz el arranque de la temporada taurina. Con el ciclo de Valdemorillo suspendido, la Magdalena aplazada, Fallas casi también a la espera de la evolución de lal virus -que en la Comunidad Valenciana ha llevado al cierre de la hostelería-, el año 2021 empieza a parecerse demasiado al 2020. Sólo el proyecto de la Feria de Abril de Sevilla sigue en pie entre la esperanza, la incertidumbre y la incredulidad.

Cuando la presencia de las cámaras de Canal Toros se hará más imprescindible que nunca ante los aforos reducidos -a la espera de que baje el pico de contagios y la incidencia acumulada-, convendría empezar a formar un mando único que coordine un calendario de temporada para que ninguna feria aplazada se solape con otra y poder presentarlo a la plataforma, independientemente de lo que pase con la supuesta segunda vuelta de la Reconstrucción de la Fundación.

Anoet está en estado de revolución interna ante su abismo: reinventarse o morir, recapitalizarse de ideas o morir, recapitalizarse financieramente o morir, captar los talentos fugados o morir. Simón Casas, su presidente, tanto tiempo desaparecido, apuesta por elecciones en una asamblea general que forje una nueva junta directiva. José María Garzón, Alberto García, Juan Bautista, Maximino Pérez o pesos pesados como Toño Matilla y Luisma Lozano se fueron malamente.

El comunicado de la comisión taurina de Olivenza, la plaza de la FIT tantos años comandada por su creador, José Cutiño, dice lo siguiente sobre el aplazamiento:

“Tras una reunión mantenida con la Comisión Taurina de la Feria del Toro, formada por representantes del Excelentísimo Ayuntamiento de Olivenza, la empresa gestora, y miembros de la propiedad de la plaza de toros y de las diferentes asociaciones de hosteleros de la localidad, la Fusión Internacional por la Tauromaquia comunica el aplazamiento de la Feria Taurina de Olivenza, ante la imposibilidad de celebrarse en su fecha habitual, durante el primer fin de semana de marzo. La fecha definitiva saldrá de la decisión que tome esta Comisión Taurina que se reunirá periódicamente para valorar la evolución de la pandemia. Dada la situación actual que atraviesa Extremadura en general y Olivenza en particular, siendo el peor momento desde que se iniciara la crisis sanitaria, se ha decidido aplazar la feria y buscar otra fecha para su celebración, cuando la situación sanitaria esté más controlada, atendiendo a la responsabilidad que tenemos como ciudadanos”.

Publicado en El Mundo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s