Ocho con Ocho: Los líderes en el escalafón de La México en 75 años Por Luis Ramón Carazo.

Manolo Martínez.

En setenta y cinco años de historia de La México, es imposible designar al torero más importante de ese tramo y por ello acudo a los números de actuaciones que reflejan el interés del conclave y en ese escalafón en los primeros 50; el número 1 es Manolo Martínez con 91, pero además es también el primero en trofeos máximos, con 10 rabos en su trayectoria.

En faenas de dos trofeos Jorge y Manolo comparten el primer sitio con 17 veces.

Las cifras fueron calculadas gracias al trabajo acucioso de quién fuera presidente de Bibliófilos Taurinos de México -a la que orgullosamente pertenecí y estoy en sabático- Humberto Ruíz Prado; hijo de mi querido Humberto Ruíz Quiroz y en gran parte al trabajo estadístico de mi querido tocayo, ya en la Gloria, Luis Ruíz Quiroz, su recordado tío.

Le sigue Jorge Gutiérrez con 86 corridas y protagonista en los noventa de grandes rivalidades principalmente con David Silveti, quién, a su vez con 28 actuaciones ocupa el lugar 27 en el escalafón y en el tercero se ubica Mariano Ramos con 84 corridas, que contendió en esa época con los dos anteriormente mencionados y también en los finales de los setenta y los ochenta, con Manolo, Curro Rivera y Eloy Cavazos, quién con 71 corridas ocupa el séptimo sitio.

El cuarto sitio lo ocupa El Zotoluco con 79 corridas y va por delante de Miguel Espinosa Armillita en el 5, con 78 corridas y Curro Rivera con 77 corridas ocupa el sexto lugar siendo el octavo Manolo Mejía quién renació después de la faena de Costurero de Garfias, el jueves 7 de octubre de 1993 -curiosamente actuando con Manuel Capetillo hijo- cuando el papá de Manuel ocupa el lugar 9 y fue denominado como el mejor muletero del mundo. Capetillo padre actuó en 50 festejos.

Los alternantes de Mejía en el jueves taurino lo fueron; además de Capetillo hijo, el torero a caballo Octavio Sánchez y Germán Garza.

El primero en el escalafón entre los toreros españoles es Enrique Ponce con 49 corridas y ocupando el lugar número 10 en La México.

El queridísimo Capea ocupa el 16 con 38 corridas mismas que Manolo Arruza.

El Juli va en el 23 con 31 corridas; Manolo Dos Santos, el Lobo Portugués en 43 con 23; Sebastián Castella con 23 en el lugar 41 mismas que Juan Silveti; sorpresivamente el año pasado anunció su retiro de los ruedos el francés.

En el 47 con 21 actuaciones Morante de la Puebla, mismas que Diego Silveti y Polo Casasola, El Conde y Alfredo Gutiérrez.

Manolete actúo tardes en La México, 9 ocasiones entre 1946 y 1947, la última el 2 de febrero de 1947 al lado de Silverio y en la despedida de los ruedos de David Liceaga con toros de Coaxamalucan.

Uno de los toreros españoles consentido de México, Paco Camino alcanzó 10 corridas entre los sesenta y los setenta, siendo la última con Manolo y Eloy con toros de San Miguel de Mimiahuápam, el 1 de abril de 1978 y no ocupa un sitio entre los primeros cincuenta.

En resumen, entre los 50 que más han actuado en La México solamente 6 son extranjeros; 4 españoles, un francés y un portugués.

En rabos el número uno entre los matadores a pie foráneos, es el Capea con 3.

El primero en los de a caballo mexicanos y extranjeros, es Pablo Hermoso de Mendoza con 4.

Los números son fríos y se pudieran aderezar con el número de trofeos que lograron, sin embargo, sirvan de base para que cada uno saque sus conclusiones, entendiendo que en gustos se rompen géneros y dependen de la época, por ejemplo, la rivalidad del toreo de angustia, de Antonio Velázquez y Rafael Rodríguez en los cincuenta, llevó a Rafael al onceavo sitio en número de actuaciones con 47 y a Toño al lugar 18 con 35.

Alguna vez que entrevisté a Joselito Huerta en el cincuentenario de la Monumental y con el celo que tienen las figuras, cuando enfaticé que Manolo consiguió 10 rabos en su historia, comentó: “yo 8, pero con la mitad de festejos que Martínez”, Joselito ocupa el lugar 13 con 42 corridas, por cierto, un lugar arriba de Antonio Lomelín, con 40.

Eloy y Joselito comparten número de rabos en la espuerta.

Números que ubican, pero prefiero en lugar de inducir el que cada uno opine, aunque los del uno en el escalafón: Manolo Martínez revelan lo mucho que en La México representó para sus leales y todavía algunos lo gritan ¡Manolo, Manolo y ya! Grito de guerra, que, al segundo del escalafón, Jorge Gutiérrez alguna vez también lo auparon.

Sirvan pues las cifras puntuales de Humberto a los aficionados al toreo y agradecerle la atención de compartir, tan valioso trabajo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s