Empresarios como Arturo Sánchez.

Este lunes 15 de marzo, se cumplirá un año de la corrida de aniversario en Teziutlán.

Por Luis Miguel Martínez.

Amigos, este lunes 15 de marzo, se cumplirá un año de la corrida de aniversario en Teziutlán. Fue el último festejo que se dio en nuestro país previo a la pandemia. En aquella ocasión, la empresa que conformaron el ganadero José Ángel López Lima, su familia, así como el destacado taurino don Óscar de la Sierra, lograron además de la estupenda entrada a la plaza de toros El Pinal, un ambiente único. Un día antes, una serie de actividades taurino – culturales que dejaron el clima propicio para la corrida donde el triunfador, además del matador Diego Silveti, tras el corte de dos orejas, fue el público que salió emocionado del bello inmueble teziuteco. Después de aquella Corrida donde se lidiaron toros de Torreón de Cañas y uno de Las Huertas, con sendas actuaciones también de Uriel Moreno “El Zapata” y Luis Ignacio Escobedo, llegó el COVID -19 que le cambió la realidad al país y la fiesta.

A un año de aquel festejo, debemos reconocer el arduo trabajo realizado por el vecino estado de Tlaxcala que, respetando los protocolos sanitarios, ha hecho gala de coordinación entre las diferentes instituciones, para mantener la actividad taurina vigente.

Pueblos Taurinos

Sin duda que un sector muy golpeado por esta pandemia ha sido el de los empresarios que organizaban los festejos en poblaciones y municipios que esperaban con gusto sus ferias patronales. Ahí, entusiastas taurinos como Arturo Sánchez se han visto seriamente afectados, pues de ellos dependen familias enteras y brindaban oportunidad de ver actividad a una buena cantidad de toreros. Ahí siguen en espera de regresar a su labor empresarial taurina en municipios como San Francisco Ixcamaxtitlán, que pertenece a Puebla y donde se han organizado muy serias corridas de toros. En Tlaxcala: Tetla de la Solidaridad que cuenta con una bella plaza de toros y escuela taurina, Atlangatepec donde están asentadas varias ganaderías de bravo, Tlaxco donde cada año se hacía una feria con mucho sabor taurino y así podríamos seguir mencionando lugares.

El año de pandemia nos ha demostrado que no podemos quedarnos con los brazos cruzados, que se han diseñado protocolos sanitarios y medidas preventivas que, si se trabajan de manera responsable entre gobierno y sociedad, se pueden lograr festejos taurinos exitosos. Ahí están los municipios de Huamantla, Apizaco y el gran ambiente que se ha gestado en el rancho La Escondida de la familia Ortega.

Las ferias patronales son una derrama significativa para cualquier entidad, un apoyo a la economía de muchas familias y una manera de mantener vigente la tauromaquia. Bien valdría la pena saber si empresarios como Arturo Sánchez han pensado en organizar festejos en el interior del país, una vez viendo las experiencias de las plazas donde ya hubo festejos y no se han reportado casos de infecciones para seguir en el mismo sentido.

Publicado en El Sol de Puebla

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s