Observatorio Taurino: Uno, dos y tres…toreros en el redondel.

El cartel formado por Morante, Ortega y Aguado empieza a tomar carta de naturaleza en las ferias después de haber estado anunciado –y aplazado- en la primavera sevillana.

Por Álvaro R. del Moral.

La recitadora Gabriela Ortega, sobrina de Gallito y prima de Manolo Caracol, popularizó el célebre poema de Manuel Benítez Carrasco que hablaba de esos “tres banderilleros en el redondel”. La evocación de ese recitado –que forma parte de la propia memoria sentimental de esta piel de toro- nos da la licencia para titular, variando los versos originales, este Observatorio que viene a certificar la toma de naturaleza de un cartel que ha hecho fortuna.

La combinación de los nombres de Morante, Ortega y Aguado viene a sustituir otras ternas manidas y cargadas de trienios que han dejado de relumbrar en el fragor de las ferias. La química es indudable. El argumento también. Pagés fue el primero en anunciarlo pero seguramente será uno de los últimos en poder darlo –Virgencita que nos quedemos como estamos- en este segundo año de pandemia que ha permitido al toreo volver en según qué fueros. Conviene rebobinar: Ramón Valencia había programado a estos tres tenores del palo hispalense en la tarde del 24 de abril. No hace falta recordar que ese ciclo de primavera acabó enredado en aquel viaje a ninguna parte en el que la Junta de Andalucía sacó camarote de primera. Agua pasada que, dicen, no mueve molino.

El cartel, íntegro en toreros y ganado, fue trasladado al serial otoñal que rebasará con creces los límites tradicionales de la Feria de San Miguel. Si no surgen otros contratiempos Morante, Ortega y Aguado se asomarán a la plaza de la Maestranza en otro día 24…de septiembre. Para entonces ya habría sido, a priori, la combinación estrella de la feria de Málaga, organizada por José María Garzón entre el 20 y el 22 de agosto. Llama la atención que esta nueva trinidad haya escogido la corrida de Juan Pedro Domecq –que está echando una temporada pésima- para afrontar el compromiso en un ruedo de calado como la Malagueta.

Son cosas difíciles de digerir si nos atenemos a los resultados de tardes que habían despertado una gran expectación como la de Córdoba o la de Morón de la Frontera, organizadas por el mismo empresario. Ya lo dijo el sabio: el que la lleva la entiende. En Sevilla, ojo, también espera el antiguo hierro de Veragua…. Habrá que conceder el beneficio de la duda, el mismo que se le otorga a la empresa organizadora del siguiente meeting de estos tres toreros en el redondel, programado en Lucena para el 4 de septiembre con envío de Murube.

Hablando de El Puerto…

Pero hay más cosas que contar y remover. Ya hablamos en el Observatorio Taurino de la semana pasada de la concesión de la Plaza Real del Puerto de Santa María. Visto lo visto hay que hablar de una subasta en toda regla en la que ha pesado –y vaya que pesaba- la pastora aflojada por Carlos Zúñiga que ve ampliado así su radio de acción más allá de Despeñaperros –en la actualidad gestiona las plazas de Zaragoza, Gijón, Zamora, Aranjuez y Colmenar Viejo- y en un escenario de renombre.

No se trata de censurar a nadie y menos al que se juega o empeña su dinero. El problema está en el sistema de adjudicación, un proceso especulativo en el que prima la leña pura y dura. Un canon fijo, inamovible y sobre todo razonable habría sido mucho más operativo para valorar la oferta taurina en estos años de pan llevar. Los carteles del Puerto, y la idiosincrasia particular del público que se sienta en sus centenarios escaños de piedra, tienen su propio sello. A partir de ahí basta con poner afición, imaginación y un punto de cariño. Es lo que le pedimos al nuevo empresario que, eso sí, ya se encontrado con el plato principal cocinado: la encerrona de Morante con seis toros de Prieto de la Cal, centro de una intensa feria de verano que transcurrirá entre el 5 y el 8 de agosto incluyendo una novillada mixta, una corrida en terna, un mano a mano de campanillas y la mentada encerrona del cigarrero. El negocio es redondo para el consistorio portuense. También debe¡ería ser una puerta abierta al futuro de la Plaza Real. Suerte al nuevo gestor.

De Reta, Algeciras y la censura de Twitter

Vamos recogiendo, dando un repaso veloz a los últimos días de toros. Ahí está el gran espectáculo de Algeciras, con el indulto de un toro de Santiago Domecq a manos de Roca Rey. También hay que anotar la lidia de la pavorosa corrida de toros navarros, marcada con el hierro de Reta, que abrió una ventana a un tiempo pasado que sólo es…anterior. En el Observatorio Taurino de la pasada semana, a propósito de Morante, hablábamos de ciertas cosas que se habían quedado por el camino en el devenir histórico del toreo. ¿Es el caso de las embestidas mansas de un ganado que ya se había quedado en las orillas de la lidia a finales del siglo XIX? Cada uno tendrá su propia respuesta.

Nos despedimos pero seguimos en las órbitas de La Puebla. Hay que comentar como merece el vergonzante espíritu censor de la red social del pajarito. La noticia no ha tardado en dar la vuelta: Twitter ha suspendido una cuenta afín a Morante de la Puebla por publicar “escenas violentas gratuitas” además de buscar la intención de “provocar deleite en la crueldad o por placer sádico”. No hay que darle demasiadas vueltas: vivimos una indisimulada dictadura ideológica, paraíso del pensamiento único, en la que pretenden que hagamos, digamos y hasta pensemos lo que marca el código de lo políticamente correcto. Es un hartazgo. Pero todo acabará dando la vuelta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s