Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan Por Bardo de la Taurina.

Como todo lo del domingo pasado ya se contó incluyendo lo torero de Diego San Román, el valor de San Román, el arte de San Román, la serenidad de San Román y la sonrisa de Luis Procuna, solo pa’ abrir queda un guiño al Kinderazo con que se dio la bienvenida a los niños circundando las tablas del ruedo de La México con todo y galletas de animalitos de sabores en los burladeros (Isabel Garfias) como paraboleando aquello de:

Dejad que los niños se acerquen, no al Maestro sino al Montessori ¡Que en la Fiesta caben todos los gustos!, bueno esto le viene como calzador a Diego San Román, «El Devoto» porque la fracción de coberos ya lo tienen en la hoguera con tanto incienso mentiroso, y que cada día lo despostillan más en el ánimo de la plebe y pa’ acabarla de amolar le salió el toro de la temporada…

Lo que no se olvidara son los estragos físicos y morales, causados por la congestión biliar y alguna intención de infarto, que la entrada registrada como sorprendente les metió a los renegados sociales que están como aquel tipo que se incorpora a una mesa de amigos y de entrada dijo; -No sé de qué están hablando pero no estoy de acuerdo-.

Y entre los baches de la tarde resaltar la ponchada del juez (Enrique Braun) el que pidió un aplauso por un Señorón de la vara recién difunto, luego se le vino al entrecejo el “A´pa” de El Potrillo Fernández agregándolo sin recato y entre eso que se le va pasando una carreta de palmas en homenaje al pintor recién palmado David Cárdenas.

Más el desastre vino con lo del rabo del toro de Antonio Ferrera, dando pie a pensar que se debió a que partir de esa fecha ya no se otorgaran colas en La Plaza México o ¿qué explicación cabría?

El juez primero saco un pañuelo con lo que nos dio a entender que pa’ el la lidia completa no valía más, luego pos cambio de opinión y a su manía la hizo cansada hasta otorgar la segunda peluda y se vio que ya tenía listo el retazo verde mientras su protagonismo le decía; La espada esta una pestaña ladeadita y solo preguntar si así es de estricto ¿Por qué permitió que se grafitearan las tablas al puro estilo del barrio de Huentitan?

Y solo decir que el palco de la autoridad y de los cambia suerte, debe de cuidar la imagen en conjunto, dando prioridad a la sobriedad en el más amplio de los sentidos, porque la etiqueta es la etiqueta, lo mismo en La Opera que en la Suprema Corte, por ello no estaría mal imponer el uso de la toga a quienes sanciona las corridas o en su defecto el uso obligatorio de un ‘Armani’ en elegante color catafalco, porque en el palomar ese, no se ha evolucionado en nada y recordemos que la longevidad no es sinónimo de capacidad necesariamente.

Y al decir sentidos incluye que se debió de tocar un aviso o dos mientras transcurría la largura del protocolo Guadalupano-Policiaco, al que mucho le debemos junto con que no le quebraron bien las mangas de la casaquilla a Morante de la Puebla, provocando que se sintiera incómodo toda la tarde y si a eso le agregamos el aburrimiento y cansancio por los minutotes que estuvo anclado como palo en la arena, el resultado se vio ya durante la lidia, así no puede ser porque a cómo vamos al rato los usía que no imponen y solo llaman la atención, van a querer partir plaza en Calesa y con jorongo o hacerse de la vista panzona ante lo que ordene la empresa que hasta donde se sabe, el juez no es su jornalero.

Don Vivales & concurrencia

Obvio que Antonio Ferrera es más vivo que la viveza misma y por ello cuando vio el azotón que se metió su toro asustado al ver las tablas que de arte solo tenían la firma de Morante, aprovecho la media fuerza que le quedo y «upa cuaco» porque a ese toro entero no se arriesga a picarlo, ni con la ajuga del refuerzo del Covid-19.

Y aquí la pregunta ¿Por qué la concurrencia no reventó la caseta del juez con un broncón de órdago?, que también es parte de la Fiesta ahora que se presentó el momento ante la negativa del otorgamiento del rabo, la respuesta; Tenemos a un público en gran cantidad imberbe, ¡Pero qué bueno que lo tenemos! porque en síntesis es sustituto pa’ la ausencia de la amargura que añora a Silverio, a Manolete y al Soldado, a los que casi nadie vio y hoy los ponen como anhelo de lo que debe de ser la Fiesta actual.

Cinco Villas con marca de diez

Pero ahora dirijamos el viraje hacía El Milagro de Santiago Cuautlalpan, que es algo así como la isla Skorpios localizada en Mar Jónico lo fue pa’ Aristóteles Onassis o sea estamos hablando de posiciones de la naturaleza y del arte como el Tercer Huevo de Cleopatra, que solo los muy selectos las pueden poseer como es el caso del Santuario a la Hermosura cuyos amos lo son Luis l y Lucero ídem el de apellidos Marco Sirvent y ella Domínguez Cobián ambos fundadores de Cinco Villas, que también es primigenia en materia de arte, glamour y chic en el universo de lo taurómaco.

Cuenta la historia que aquello comenzó hace diez años, de ahí la conmemoración que se dará el venidero 19 del corriente mes, que será el parteaguas entre una década que fue la vertebral y la otra en la que se entrara con la confianza de dar paso con el pie derecho, como corresponde a un empresario de melena ensortijada que reta al viento de la libertad sustentada la que le permite aterrizar sus ideas que no se quedan en palabras pues sino solo sería un libro de sueños, y una empresaria con esa cascada dorada por cabellera, que traviesamente le enmarca las sienes, bueno como será ese wet look pa’ conmemorar los Diez Años que en la televisión parecía que estaba en la BBC de Londres además dominadora sin script.

Aunque las plazas de toros no son escuelitas, ni los empresarios son los Vasconcelos de la academia taurina, si se podría decir que en Cinco Villas como limones en limonero, hemos visto surgir a Isaac Fonseca quien cuando ya dio el paso de becerrista ahí mismo resultó Triunfador de los Novilleros sin picadores, a Cristóbal Arenas “El Maletilla” y a Alejandro Moreno “El Castelita”, y a otros más les han echado la mano apoyándolos de más, pues por dentro solo traían pa’ tomar el camino del olvido, porque en esto sin pasión, sacrificio y entrega es como querer comulgar sin confesión y sin ostia.

Y ya que andamos en lo santísimo algo que merece soslayarse es La Capilla de Las Vírgenes única en su género en función de Rosario de protectoras y divas de arte.

Chef en casa

¡Ah! y cuando hay suerte se ha disfrutado de lo excelso del chef paellero Fernando Marcos Sirvent y ya pa’ las tardes de apoteosis su bacalao es cosa pa’ paladares de las cortes gourmets, sin dejar de soslayar que Don Fernando es uno de los personajes que más gente importante conoce de aquí hasta allende los mares y pa´ muestra que el domingo la alternancia será con el “Soro” en torno a pasosdobles y españolerías ya que éste hombre antes que torero fue músico de elevada partitura y el tema será Valencia que es su tierra vista a través de la inspiración del maestro Agustín Lara y desde luego hablaremos de su par Enrique Ros autor del pasodoble ‘Vicente Ruiz El Soro’.

La vida hoy en día tiende a la época de los simbolismos y los significados, razón de más ésta pa’ por unos pesos adquirir su derecho de ser parte de la historia estando ahí, paseando por los prados versallescos, rosándose con el Jet- Set, pa’ luego ya en las barreras que ahí todas los son bajo sombra, sentir como sube el miedo al tendido cuando los toros puntiagudos no los mininos rasurados aparecen en franco reto al hombre que es capaz de aguantarlos sin tomar el olivo.

Y decir que por el precio que pague usted, vera a toreros solventes en lo estético y en lo taurino que como; El Yerberito trae (n) yerba santa pa’ todo…(s) los gustos.

Y les convido a visitar la Rotonda de los Personajes Inolvidables que es un remanso a la serenidad y la reflexión, donde se encuentran los homenajes a los progenitores que le dieron luz al artífice de este sueño cristalizado que lo es el Girasol de la pasión por la conservación de la Fiesta Brava y de las tradiciones regionales, herencia de la España de las Jotas Aragonesas y del México lindo y querido que les viene de Don Gabriel y Doña Carmen, en amalgamiento de amor.

Y aquí si meto mi mano, con esa de Díaz Mirón por ustedes empresarios: Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s