2ª Feria de Aniversario: Oreja para Funtanet y destaca Mendoza en novillada de Plaza México.

Por Borja Ilían.

Una oreja para el rejoneador mexicano Javier Funtanet fue el resultado de la primera novillada de la Feria del Aniversario en la Plaza México, mientras que los también mexicanos el rejoneador José Funtanet y los novilleros Cristian Antar y José María Mendoza no lograron apéndice alguno.

Los novillos de San Constantino fueron de correcta presentación pero descastados salvo el cuarto y sexto.

La primera novillada, de las tres que se darán en la Feria del Aniversario de la Plaza México, llenó una cuarta parte del inmueble.

Los asistentes vieron lidiar seis reses de San Constantino de correcta presentación pero justas de casta, siendo la primera, la tercera y la sexta de más calidad, sin llegar a romper.

Las dos para rejoneo fueron las que mejor juego dieron por su fijeza y ritmo apropiado para la lidia a caballo.

El joven Javier Funtanet cortó una oreja a un novillo de buena cadencia y, sobre todo, con el desplazamiento suficiente para hacer lucir las habilidades del caballero.

Acertado con rejones de castigo y muerte, su doma es de corte efectista y carente de profundidad. No fue una labor limpia pero pasajes como un doble quiebro ayudaron a dar argumentos al ambiente complaciente de los tendidos.

La oreja no tiene otra excusa. Su hermano José dejó tocar en muchas ocasiones sus monturas además de errar con castigos y banderillas. A pesar de ello dio una vuelta al ruedo junto a los forcadores con los que compartió el animal de lidia. Instantes de poca seriedad que provocaron tímidos pitos de algunos aficionados. El toro de la oreja se fue entre aplausos.

Además del apéndice para la estadística lo más relevante de la tarde fue la presentación en la plaza de José María Mendoza. El bisoño torero a su muy parado primero lo quiso mandar en todo momento citándole en el pitón contrario y corrigiendo la mala colocación cuando era necesario.

Una faena sin resultados por la mansedumbre del animal, pero que dejó ver el concepto y el valor de Mendoza, al que se le quedó a medio viaje el novillo en más de una ocasión.

El novillero demostró saber tragar para no perder el mando. Mejor rival tuvo en el sexto. El de San Constantino tenía recorrido y casta, además de presencia. Dio juego en banderillas y derribó al picador.

José María Mendoza supo ver esas cualidades y citó de lejos tras un trasteo. Una tanda ligada de cuatro pases sorprendió un tanto al novillero que ya no supo mantener el tino, aunque nunca quiso apostar por una lidia tramposa y afectada para buscar el triunfo a cualquier precio.

Su desconcierto y falta de experiencia coincidieron con un declinar del empuje del novillo. Tras probar al natural con algún pase de valía, volvió a la mano derecha para constatar que faena y astado se habían diluido.

El de luces fue a por la espada de matar y tras bernardinas ejecutó la suerte suprema que requirió de descabello.

A diferencia de Mendoza, Cristian Antar se extendió innecesariamente en sus faenas. Se le vio siempre con mucha precaución, con la muleta atrasada y en paralelo.

El segundo de la tarde era un novillo de embestida bondadosa y suave, apropiado para su concepto de toreo pausado, y salvo algún natural suelto se le fue sin torear.

Peor estuvo con el quinto al que fue persiguiendo por el ruedo para dar un recital final de encimismo. Tarde con muchos participantes en ruedo y callejón que daban una sensación abigarrada que por momentos se trasladó a los tendidos.

Publicado en Swissinfo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s