Crónica — Plaza México 5ª de la Feria de Aniversario: Roca Rey salva la tarde.

La quinta corrida de la Feria de Aniversario, celebrada en la Plaza México, ha ido sido condicionada por la falta de fuerza y casta del encierro de La Estancia.

Las dos orejas del peruano al tercero y la orejita de Adame al cuarto, no salvan del precipicio al encierro del hierro guanajuatense.

Por Juan Carlos ValadezDe SOL y SOMBRA. Fotos Firma Arjona Instagram.

Una corrida de toros para olvidarla para siempre de nuestra mente, así fue el encierro de La Estancia que se lidió este domingo y que en líneas generales resultó aplomado y descastado, y aún habrá por ahí quien justifique este tropiezo ganadero. Y es que prácticamente todos los toros anunciados estaban inválidos, aparecían en el ruedo, pegaban un par de carreras y pocos trancos después, se aplomaban. El cuarto extrañamente no se aplomo tras esas carreras ni tampoco al sentir el puyacito que le administraron, y la gente no salía de su asombro. Pero al final del festejo la decepción de los asistentes fue mayúscula, debido también a la falta de bravura observada en la mayoría de las reses del hierro guanajuatense.

Lo único rescatable de la tarde fue la actuación de Roca Rey ante el primero de su lote, al que toreó embraguetao y con mucho temple. No es cualquier cosa pisar esos terrenos; y mucho menos cuando se hace frente a un toro que amenaza por delante con un par de pitones, para eso hace falta mucho corazón y mucha torería. Hoy el torero peruano nos dejó ver una versión mejorada y revolucionada de su evolución artística, especialmente con el capote. Y ese no fue más que el principio. Ya que con la muleta afloró su clásico repertorio de pases cambiados por la espalda, arrucinas y algunos pases de pecho que dieron esperanza a los asistentes.

Luego, hubo dos rondas soberbias de toreo en redondo sin enmendar con la mano baja y el palillo casi por los machos. El peruano siguió construyendo la faena con la izquierda con un toreo puro y hondo, después, el animal no colaboró y Roca Rey tuvo que apostar por el arrimón para finalizar una labor temeraria sin aparente conciencia del peligro, pero con mucho tesón por alcanzar el triunfo. Hubo algunos parones con los pitones en las pilas del vestido de luces y una gran estocada hasta la empuñadura. El premio fueron dos orejas con las que maquilló el fracaso del astado de La Estancia.

El quinto, de anovillada expresión, tuvo muchas teclas pero poco motor. Hizo sudar al peruano por momentos. Soltó la cara, cabezazos, tornillazos iban y venían. Roca Rey se puso en su sitio con mucha verdad, pero sin buscar el aplauso fácil. Gran parte del público no lo entendió, pero RR se la jugó nuevamente sin paliativos.

A Joselito Adame le correspondieron dos ejemplares de distintas condiciones, y al confirmante otros que dentro de la invalidez generalizada, sacaron algunas embestidillas boyantes.

Con este repertorio, Adame sólo pudo esbozar algunas muestras de su toreo y voluntad en el cuarto, al que le cortó una oreja de forma milagrosa y con ayuda del juez de plaza. Mientras que Héctor Gutiérrez decepcionó en la tarde de su confirmación con un par de faenas frías en donde no pudo deleitar a los conocedores ni tampoco a los iniciados. Pero lo más decepcionante fue que no creyó necesario realizar un esfuerzo mayor para no irse con las manos vacías.

LA ESTANCIA/ ADAME, ROCA REY Y GUTIÉRREZ

Toros de La Estancia todos justos de presentación y faltos de fuerza; nobles, aplomados y tardos tercero, cuarto y sexto, quinto manso con peligro; y dos auténticos inválidos primero y segundo.

Joselito Adame: Pitos tras aviso y oreja.

Andrés Roca Rey: Dos orejas y palmas. Al final del festejo se lo llevaron en hombros por la puerta del encierro.

Héctor Gutiérrez: que confirmó la alternativa, ovación tras aviso y silencio tras dos avisos.

Incidencias: Héctor Gutiérrez confirmó su alternativa con el toro “Encino”, número 21, con 534 kilos. Al finalizar el paseíllo, se despidió el picador César Morales.

Twitter @Twittaurino

1 comentario »

  1. DONDE QUEDO LA EMOCION QUE DA LA BRAVURA ¡¡
    La verdad de la fiesta taurina no aparece por ningún lado EL TORO BRAVO ¡¡ la total mansedumbre que muestran los toros, en este caso la ganadería de la Estancia pero están todas igual, carente de bravura por consiguiente sin emoción INGREDIENTE NUMERO 1 de la tauromaquia, sin raza sin bravura sin fiereza la fiesta taurina se convierte en un CIRCO, toros bofos parados y pasando por la pica de puntillitas con un rosón los cambian, toreros haciendo pantomimas como ese Adame queriéndonos dar gato por liebre supuestamente arrimándose y exponiendo ante semejantes borregos, a otro lado con tu pantomima por dignidad al traje de luces se debería de ir a su casa, si esta es la primera figura de nuestra fiesta en Mexico como están los demás… mendigando la aprobación de su actuación mirando a los tendidos, fuera de sitio siempre, utilizando la ventaja del pico y queriendo exponer sobre un animal carente de emoción sin peligro alguno una pantomima de torero y sin personalidad; Roca Rey viene sobrado y hace lo suyo pero ante estos animalitos no dice nada ni emociona a nadie solo a los villamelones, sus administradores deberían de saber con que ganadería anunciarlo para que sus cualidades de torero poderoso puedan tener eco en Mexico y siga manteniendo esa antorcha encendida entre los aficionados.es una pena ver un torero tan poderoso ante estos gordos y bofos borreguitos sin emoción alguna. Con relación a Héctor Gutiérrez debe de encontrar quien le de brillo y matices a su técnica y expresión para que su carrera tenga sello personal, esto es lo que mas se valora en la carrera de cualquier artista, el ser distinto y diferente, en este momento es uno mas que pega pases. El juez de plaza debe de ser un muy buen aficionado con criterio, y no este señor que regala los trofeos desprestigiando nuestra plaza de toros MEXICO; quiero hacer mención a los cronistas que trasmiten las corridas cuanto daño hacen, son patéticos y paleros, mienten constantemente incapaces de decir lo que los aficionados estamos viendo, puede ser que ni ellos sepan ver y analizar el comportamiento del toro en la plaza porque todo lo que dicen es lo contrario a lo que sucede y vemos, o solo están cuidando su chamba y sus intereses porque viven de la fiesta de sus publicaciones de su portales conferencias etc. A la fiesta se le hace un bien diciendo la verdad y siendo honesto con las raíces y verdades de la Tauromaquia.

Deja un comentario