Astados con casta cierran novilladas en Feria de Aniversario de la Plaza México.

Por Borja Ilián.

La última novillada de La Feria del Aniversario 75-76 de la Plaza México finalizó con una oreja para el mexicano José Alberto Ortega mientras que sus compatriotas Eduardo Neyra y Jussef no se hicieron con triunfo alguno.

Los novillos de Villar del Águila fueron bien presentados y encastados salvo el sexto. Se registró menos de cuarto de entrada.

La buena novillada del hierro de Villar del Águila, tres recibieron palmas en el arrastre, marcó el discurrir de la tarde en la monumental mexicana. Los astados estuvieron por encima de los distintos tipos de lidia que ofrecieron Eduardo Neyra y Jussef.

El joven José Alberto Ortega con una propuesta ortodoxa mantuvo el tipo, e incluso llegó a lucir en pasajes, la casta de su primer rival y estar por encima del novillo postrero del encierro, el único manso de la tarde. La divisa envió un encierro con trapío y sin kilos de más.

El segundo toro destacó por ambición y nobleza, lo primero comió los terrenos de la faena sin sitio de Jussef, lo segundo ayudó al espada al realizar un don Tancredo y un salto de la garrocha. La suerte del cajón la ejecutó con aplomo y verdad. Fue el mejor momento del yucateco que salvo ajustadas medias verónicas y una estocada gimnástica, tirándose sobre el novillo, no dejó nada de interés, más allá de su puesta escénica ‘vintage’. La vuelta al ruedo que dio estuvo empujada por su voluntad y la de algunos aficionados agradecidos por el atrevimiento escénico.

Con el segundo menos encastado pero fijo, Jussef, por su labor inquieta fue incapaz de sacar la poca embestida pero nítida, del novillo.

También tuvo fortuna con el ganado Eduardo Neyra. El primero de la tarde, también con casta y nobleza, estuvo muy por encima del novillero que toreó en paralelo perdiendo sitio en cada pase Con el segundo se manejó bien con el capote, pero no tuvo éxito frente a la bravura del Villar del Águila. Se retiró el joven en silencio y el toro entre aplausos.

El único triunfador de la tarde, José Alberto Ortega, logró un apéndice merecido por su seria faena al primero, ligando quieto por los dos pitones. Con algunas tandas de derechazos de mucho mérito y que lucieron al novillo, un buriel de casta. La estocada fue desprendida pero en buena trayectoria. El toro se fue entre ovaciones.

El sexto manseaba sin disimulo y aunque Ortega lo intentó mandar poco pudo hacer. Novillero de buen concepto citando siempre en el pitón contrario, algo perfilado, deja una buena impresión. Gracias al buen juego de los animales se vieron buenas varas en el primero, segundo, tercero y el cuarto de la tarde.

Entretenida novillada la de este domingo que mantuvo atentos a los pocos espectadores que acudieron a la Plaza México a pesar del frío en la capital mexicana.

Publicado en Swissinfo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s