El Arte tiene memoria: Regresa Diego San Román al Nuevo Progreso de Guadalajara.

San Román, honestidad brutal y elogió de la quietud.

Luis Cuesta.

Diego San Román, hijo del matador de toros Oscar San Román, no deja indiferente a nadie cada vez que se viste de luces con esa enorme capacidad que tiene su toreo basado en el gusto, la técnica y un extraordinario temple.

Por Luis CuestaDe SOL y SOMBRA.

Diego San Román se presenta como matador de toros este domingo 27 de febrero al Nuevo Progreso de Guadalajara, con la misma gran expectación que levantó en su presentación como novillero. Aquella tarde fue un debut soñado en donde fluyó el toreo de verdad en la Capital de Jalisco. Ese toreo que surge a partir de las mayores armas que el temple, el valor y la personalidad pueden representar en un torero y que le valió para cortar el rabo de “Joven Promesa” de la ganadería de San Martín. Tuvieron que pasar 32 años para que un novillero cortara nuevamente un rabo en el Nuevo Progreso, el último había sido para el matador Pepe Murillo en 1986 a otro novillo del antiguo hierro de Pepe Chafic. Con este triunfo San Román hizo albergar en la afición tapatía la esperanza de que en él había un novillero de superior nivel y con amplias posibilidades de convertirse en figura máxima del toreo.

Natural de Diego San Román fundamento de rotundidad y arte en el toreo.

Luis E. Maya.

Y aunque eso ya es pasado, no está olvidado. Por eso hay más que nunca esta vigente esa frase que publicó Luis Eduardo Maya y que dejo plasmada en su crónica de aquella histórica tarde: El arte tiene memoria. Y es que el arte del toreo es la permanencia de una constante esperanza que se revive en cada tarde, siendo esto el verdadero sentido de la vida del torero que se la juega para trasladar su arte al público.

Diego San Roman debutó en León Guanajuato en el año de 2018 como novillero con picadores, fecha en la que comenzó una carrera fulgurante que le valió para tomar la alternativa en la Plaza México el pasado 12 de diciembre, una tarde en donde cortó una oreja de mucho peso por la vía de no dar un paso atrás y de no concederse ventaja alguna ante el animal.

Un torero diferente

Diego que es un torero hermético, valiente y reflexivo que busca siempre la calidad sobre la cantidad. No se parece a nadie de los del escalafón actual. Tiene mucha casta, pero también una mano izquierda privilegiada, todo acompañado de una quietud excelsa que nos remonta a otras épocas y ese riesgo enervado que nos evoca por momentos a un David Silveti o José Tomás.

¿Ha nacido una estrella? Todo parece indicarnos que si, pero la evolución que ha mostrado en los últimos meses debe ser refrendada este domingo en Guadalajara. Duro compromiso, sí; pero paso indiscutible para seguir por la senda que se ha marcado. Queda aún mucho que verle a este torero. Y puede ser que a partir de esta tarde en Guadalajara, comience su despegue definitivo a la cima del toreo.

El torero queretano se verá la cara en la puerta de cuadrillas del Nuevo Progreso con El Conde, que reaparece tras un breve retiro de los ruedos y Antonio Ferrera con un imponente encierro de La Estancia.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s