Los lobos, van solos: ¡Prensa, no presa! Por Bardo de la Taurina.

Dos Puertas para Isaac

Lo que si va a suceder en Madrid el lunes 16 de este mes con Isaac Fonseca es que como tiene necesidad de alimentar el alma torera, la panza y la billetera, es capaz de ofrecer en canal las tripas, avivado en que sería injusto que toda la piedra que se ha picado en una tarde se vuelva cascajo y por ello la apuesta va sin la chica porque si después de dos horas no ha abierto la Puerta de la enfermería es porque estará abriendo la otra ‘La Grande’, y que tiene que ser así, porque inexplicablemente, a Isaac no se le ha atornillado cómo lo que es “Un torero cuña” en el que por ende, no caben, ni la mediocridad, ni la frialdad de la técnica, como tampoco por su juventud la promoción de broncas, así que la tarde está cantada.

No todos son iguales

No hace falta subrayar que en este galimatías la discrepancia es ajonjolí pa’ el mole, si no es que en ocasiones hasta toma el papel del poblano o del oaxaqueño, sin dejar de soslayar que en esto nada es global aquí no todos los jueces, los médicos, los monosabios, los cubeteros, los torileros, los músicos, los taquilleros, los cojineros, los vendedores, se pueden calificar con el mismo rasero más cuando hay generalidad hay consenso y lo excepcional son las Perlas Negras… que no hay muchas.

De ahí, que como mis sacos Versace les quedan a muchos, aunque les saquen urticaria a veces mis letras dan la impresión que todos los grillos son Cri-Cri y esto se debe a mi falta de claridez y no le busco chichis a las gallinas, lo que si me queda claro que luego lo que escribo no se lee en el mismo sentido, tal vez habría que escribir con más erudición, sin malavarear las palabras, ni Cantinflear, más suavecito, más trilladito, con diminutivos y adjetivos melosos como los del Mi Fosforito, Mi Chimoltrufia, Mi torero, esto con sentido de posesión como si una golfa del ‘Balalaica’ fuera propiedad e igualdad por un acoston o andar presumiendo que conozco a fulano o a zutano, toreros o gente de relumbrón, porque me tocaron en la cola del Covid.

Y entonces a la basura la espontaneidad que se crea a través de las charlas coloquiales salpicadas hasta con faltas de ortografía y gramática a las que el maestro Leonardo Páez con su ‘Fiesta en paz’ en La Jornada nos recuerda al gran Juan José Arreola, con su estilo propio.

Más como en este país la censura de los de los chats lights o de parodia no descansa por parte de Las Golondrinas de Capistrano, las que nunca van hacer verano por más ruido que hagan, que además no es tanto porque ellos son de lengüita baja, se le pide tácitamente a este escribano que sus criterios se abstraigan de tocar con el pétalo de una Rosa de Castilla cualquier punto que le incomode a quien le incomoda; Hablar y satanizar toros rasurados, falseados de edad, de notas refriteadas, pinturas calcadas, de los toros que ni a brabucones llegan, de los toreros inflados y hasta de los usurpadores en toda la gama del espectro taurino, queda prohibido, al estilo mañanero, que es el de los que creen que tienen la verdad absoluta, más lastimosamente para ustedes yo tengo, otros datos.

Más prefiero no almidonar, ablandar, derretir, cursilear, mamilar, mentir, untar de almibar, mandar besitos, cariñitos y diminutivos, pa’ no orinarme fuera de la bacinica y por ello me decanto por el hacer reír, cuando la mata es de sonreír y escandalizar cuando lo pide la inclemencia, que meterle a usted lector el dedo enmelcochado hasta el cogote con el riesgo de que le vaya a gustar como a muchísimos del gremio o de su cursilienta Familia Taurina, que se creen lo que no existe, lo cual tiene mucho de engaño, de hipocresía, de fraudulento, aparte de los que se exhiben sin recibir un frijol de emolumentos porque ni siquiera llegan a amateurillos, son advenedizos como si fueran directora de la Línea 12 del metro.

Porque si a ti te contratan pa’ escribir, pa’ narrar hay que hacerlo éticamente, pues de otra manera se está engañando al prójimo como sucede en cualquier parte, nada más que en el ambiente del toro, a la vomitada se le conoce como coba, que es el producto que eructan a quienes acurrucaron recién nacidos, en los coberos en vez de los cuneros.

Todos supongo sabemos que El Bardo de la Taurina no existe, es un personaje novelesco salido o llevado a los libros, qué paso de ser mito a divo, lo cual no quita que despierte más celos que un sereno ante el candor de las buñis de la calle del Órgano y las de San Pablo, lo que a final de cuentas no pasa de inflarse de popularidad que le brindan quienes atacan a un fantasma o nahual, que a final de cuentas es un ermitaño que lo mejor es no conocerlo, sáquele la vuelta por aquello de Que los niños, los borrachos y los chalaos andan soltando verdades como verdolagas en verdulería.

Vergüenza vigente

Y hablando de vivir pregunto a ¿Eloy Cavazos se le recuerda más por su toreo o por ser el mayor vendedor de boletaje en la historia local? en todo caso no entra en la Quinteta de Oro del Toreo Mexicano de todos los tiempos, más no podemos olvidar que es el hierro ardiente y lacerante que le recuerda al toreo nacional que hace 50 años desde 1972, no ha habido un solo torero que fuese capaz siquiera a mordidas de arrancarle las orejas a un toro en Madrid y brincar a las volandas por donde salen los picudos de la tarde y lo que es la vida de injusta, el mexicano (Matador) que salga va a ser alguien infinitamente menor taurinamente que “El Pequeño Gigante.”

Con ese motivo le van a poner un espejo a la torería azteca pa’ que se mire en su realidad a través de llevar a Cavazos, ya merito al ruedo ‘Venteño’ aclarando que será a una hora donde no haya festejo y por ende gente en los tendidos, no como aquí donde cualquier caterva sin representación global, ni de tendido siquiera, pisa la arena pa’ tomarse una selfie en fecha memorable, ¿Cuando les aprenderemos a los españoles la sobriedad y el respeto?, ¡Nunca! y si no que lo diga AMLO que ni con la pistola de Pancho Villa es capaz de darse a respetar, bueno como será la cosa que la tenía perdida en el ‘Tropicana’ de la Habana, donde también se perdía la virginidad y los dólares.

Alusiones derecha la flecha

No uso paraguas con funda, reloj en bolsita, anillo en el puro, pendejo seguro (‘Refranero Mexicano’ – P – Braulio Hornedo) porque requiero sentir la densidad de los chubascos, embestidas que no se discriminan atenderlas ni por niveles sociales, económicos o religiosos, con la salvedad de que estemos al mismo nivel porque a las rémoras, pa’ servirles de tiburón váyanse al ‘Mercado de la Viga’ y que conste que alguno de mis libros lo prologó un Obispo.

Bueno con esto de los ataques, los desplegados, las amenazas físicas, las intimidaciones, lo que he sentido es que Los lobos van solos, pero no están solos en el camino sinuoso y tenebroso que como escenografía la vida va poniéndonos, de ahí que se agradece a todo color lo que significa el prisma del Arco Iris cuya dispersión es la majestuosidad, como en los toros lo es el esplendor y en el sol la luminosidad por eso Silverio, Silverio Pérez fue un diamante porque era todo luz en aquel Valle de Anáhuac donde hoy los de luces, son de LED igualitos…

Bueno no todos, porque ya se dijo que el lunes van a soltar un Gladiador michoacano en el coliseo madrileño ¿Y que va a pasar cuando Isaac Fonseca deje los testículos en el ruedo de tanto que se los va a restregar a los novillos en el hocico?, ¿abrirá un parte aguas? pues puede ser, lo que si va a suceder es que como mantarraya va a marcar una raya territorial, que le deje ver a las empresas y a la torería que o se está a ese nivel de bravura enjundiosa o no deberían de caber ni en Madrid, ni en la México.

“Tupi Pamba”

Esta vez por no ser un halagador, un ocultista o un triunfalista fui etiquetado como Anti taurino en las redes sociales, entonces esto coincidió con que el maestro Leonardo Páez dijo; Qué mi columna se debería de llamar “Tupi pamba” ante eso creo que debo de empezar a sacar trapitos al sol como, asesinatos, robos, fraudes, engaños, alcoholismo, drogas, vetos, faltas de pagos, joteria y tranzas que se han dado dentro de éste ambiente desde siempre, nada más que primero necesito que mi “Tupi pamba” tenga acceso a la Nota Roja o que se destape completamente la Caja de Pandora, pa’ sacar en tiempo de calor, lo que absurdamente se ha tratado de ocultar con un dedo más gigantesco que el de Hulk o el King Kong del que se piensa puede tapar el sol.

Esto no sé ¿cómo vaya a caer a los algodoneros de azúcar?, pero desde que se inventaron las Yellow Page que luego pasaron a Nota Roja y magazines sensacionalistas, las publicaciones por morbo o por lo que usted guste se fueron haciendo de un nicho de mercado masivo como fue el caso de ‘El Alarma’, línea o estilo que no recuerdo dentro del medio taurino cercano o lejano, así que vamos redondeándole y cualquier día, ¡le damos carrete! A lo grande!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s