Opinión: Sí a las corridas de toros, sí a las libertades.

Por Germán Mercado Lamm*

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió en días recientes un interesante fallo en el que ratifica el carácter cultural de las corridas de toros, que contraviene a la serie de postulados que grupos prohibicionistas han intentado colocar en la sociedad para desacreditar esta actividad que se encuentra arraigada en nuestro país desde hace 500 años.

Consultada por la vía de un amparo, la Corte se pronunció por que sea la Federación y no los estados los que gocen de la facultad para emitir declaratorias de Patrimonio Cultural Inmaterial en el caso de las corridas de toros y las peleas de gallos. En ningún momento se trató, como de manera errónea se ha pretendido difundir en distintos foros, de una prohibición o censura a la tauromaquia. Fue, más bien, un endorso a esta expresión cultural. Mucho se ha debatido en congresos locales y en el ámbito judicial sobre la tauromaquia y su vigencia en el siglo XXI. Es precisamente en esta época de nuestra sociedad en la que los derechos de las minorías han cobrado más fuerza que nunca y en la que el carácter pluricultural ha tenido mayor resonancia.

Los números son muy claros y reflejan la fortaleza del sector taurino en nuestro país. Un estudio de opinión publicado la semana pasada por México Elige refleja que el 61.4% de la población está en contra de las corridas, el 19.1% a favor, al 14.2% le da igual y el 5.3% no sabe. Numéricamente, se podría afirmar que una mayoría de la sociedad no está de acuerdo con la tauromaquia, como podría estarlo en contra de la cacería, la pesca deportiva, el box o la lucha libre, por distintas consideraciones.

Sin embargo, desprendido de esta encuesta, se puede afirmar que alrededor de 24 millones de mexicanas y mexicanos están de acuerdo con la celebración de corridas de toros, además de otros 18 millones que se declaran indiferentes. Es decir, se trata de una minoría perfectamente consolidada y que goza de los mismos derechos que cualquier mayoría.

Por ello, resulta difícil aceptar que grupos prohibicionistas, guiados por un erróneo concepto animalista, pretendan imponer a un grupo de la sociedad una visión unilateral de las tradiciones o actividades en las que se puede o no participar. Esta óptica no corresponde de ninguna manera al país que pretendemos construir y que hemos alcanzado con tanto esfuerzo. El concepto prohibido prohibir, defendido por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, cobra más vigencia que nunca en medio de este debate.

Es importante insistir que nosotros, los criadores de toros de lidia, somos uno de los sectores que mayor bienestar animal impulsa en todo el país. Son cerca de 260 ganaderías registradas en nuestra asociación, más una cifra superior a ésta de dehesas ubicadas en la Península de Yucatán que no forman parte de nuestra organización. En más de 160 mil hectáreas, este bovino, que es único e irrepetible, genera distintos ecosistemas y verdaderas reservas ecológicas.

Por citar un ejemplo, estudios realizados en Tlaxcala, Guanajuato y Zacatecas por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, que analizaron los suelos y subsuelos de una ganadería de toros de lidia y se compararon con predios colindantes, demuestran que la riqueza en materia de flora y fauna dentro del campo bravo es superior a la de otros terrenos. Son muchos los argumentos que dan razón a un consolidado grupo de la sociedad en su defensa y promoción de la tauromaquia como una tradición y una actividad que provoca una derrama económica anual de 6,900 millones de pesos —datos de 2019 previos a la pandemia y corroborados por la Secretaría de Agricultura— y brinda empleo a 242 mil familias en todo el país. El argumento de mayor peso será, sin duda, el de la urgente necesidad de consolidar una sociedad abierta y tolerante, en la que, de manera respetuosa, quepan todos los gustos y puntos de vista.

Presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia.

Publicado en Excélsior

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s