Zacatepec estará presente en la corrida de ‘Concurso de ganaderías’ de la Monumental de Monterrey.

Junto con unos preciosos ejemplares de los hierros de San Diego de los Padres, La Playa, Puerta Grande, Julio Delgado y El Vergel, uno de los toros de la afamada dehesa de la ganadería de Zacatepec, buscará enaltecer la larga historia de 118 años de su casa ganadera el próximo viernes 29 de julio a las 8:30 de la noche en la Monumental Monterrey “Lorenzo Garza” en la corrida de concurso de ganaderías que será lidiada por los diestros Isaac Leal Montalvo, Arturo Saldívar y Sergio Flores.

La historia de la ganadería de Zacatepec se remontan al año de 1904, en que llegaron las primeras vacas y sementales procedentes de la ganadería de Piedras Negras a la entonces Hacienda de Zacatepec, ubicada en el hoy municipio de Domingo Arenas, estado de Tlaxcala.

En 1920 doña Cristina González Carvajal hereda un lote de 70 vacas de la propia ganadería de Piedras Negras y 50 vacas de la ganadería de Zotoluca. Ese mismo año doña Cristina contrae nupcias con don Daniel Muñoz García, quien se hiciera cargo de la ganadería a partir de entonces.

De 1920 a 1930 padrearon en Zacatepec sementales de Piedras Negras, siendo el 28 de febrero de 1930 cuando la ganadería adquiere su cartel con una corrida lidiada en El Toreo de la Condesa por los matadores Heriberto García, Cagancho y Juan Silveti. De 1930 a 1938 padrearon toros de San Mateo.

En abril de 1931, Carmelo Pérez, alternando con Juan Espinosa Armillita y José Olivera Pepete, llegó a la cúspide de su carrera, habiendo realizado la mejor faena de su vida.

En la vieja plaza del Progreso en Guadalajara, hilvanó 27 perfectos naturales a un toro de Zacatepec.

En 1938 don Daniel adquiere, junto con los ganaderos de Pastejé, diversos sementales de la ganadería de doña Carmen de Federico, viuda de Murube. De los ocho sementales que llegaron a México, cuatro fueron para Zacatepec y cuatro para Pastejé. Extraordinarios fueron los resultados de este nuevo encaste, incrementándose los éxitos de la dehesa.

El primer novillo que se lidió de los hijos de los Murube fue “Muñeco”, marcado con el número 1, con el cual Antonio Velázquez ganó la “Oreja de Plata” en el Toreo de la Condesa en el año de 1942. También Carlos Arruza alcanzó grandes triunfos con toros de Zacatepec como el recordado en su presentación de novillero en la Plaza de Vista Alegre en el año de 1934, alternando con su hermano Manuel y El Calesero y donde los hermanos Arruza salieron en hombros.

Además como torero, Arruza inmortalizó a “Bardobián”, “Guardabosques” y “Cuatro Letras”, habiéndole cortado el rabo al primero de ellos en la Plaza México el 16 de noviembre de 1952.

También el maestro Fermín Espinosa Armillita tuvo también importantes triunfos en su carrera con Zacatepec, entre los que se encuentra la gran faena que realizó al toro “Pichirichi”, al que le cortó las dos orejas y el rabo.

Se cuenta también en su historia el triunfo en la Plaza México el 15 de febrero de 1953 de Luis Procuna al tumbarle el rabo a “Polvorito” tras una extraordinaria faena con la que “El Berrendito de San Juan” se consagró con la afición capitalina.

Además, en novilladas se han cortado tres rabos a ejemplares de Zacatepec en la Plaza México y donde entre los años de 1945 a 2001, se lidiaron 246 ejemplares en el coso capitalino ocupando el tercer lugar como ganadería más lidiada después de Piedras Negras y La Laguna. La importancia de Zacatepec en la historia del toreo es importante pues ha sido una de las ganaderías madres más cruciales de México, pues más de sesenta ganaderías cuentan con sangre brava de este hierro.

En 1959 al fallecer don Daniel Muñoz, heredó la dehesa sus hijos, quedando en manos de Mariano el manejo de la misma. En 1961 adquirieron sementales de La Laguna, de don Romárico González.

Este refresco de sangre resultó muy trascendente por el vigor que imprimió a Zacatepec.

Matadores de la talla de Manuel Capetillo, Jorge Aguilar El Ranchero, Jaime Rangel, Curro Leal, Joselito Huerta entre otros, triunfaron con Zacatepec en la década de los sesentas como aquella extraordinaria corrida celebrada en Tijuana en la temporada del año 1968, cuyo cartel componían Joselito Huerta, Jaime Bravo y Guillermo Carvajal y donde se cortaron seis orejas, dos rabos, una pata y el maestro Huerta indultó al toro “Moscatel”.

En corridas de concursos de ganaderías la dehesa siempre ha ofrecido un gran papel con sus ejemplares y prueba de ello es en la feria de Tlaxcala de 1967 a 1972 donde la divisa plomo y rojo obtuvo premios importantes como el “Toro de la Feria” otorgado al toro “Golondrino” o en Centro y Sudamérica donde Zacatepec obtuvo premios de mucha importancia como el “Trofeo César Girón”, que conquistó como la mejor ganadería de la temporada de Valencia, Venezuela en 1976.

En el año de 1981, don Mariano Muñoz decidió refrescar la sangre de la ganadería con vacas y sementales de Mariano Ramírez, dehesa procedente de Zotoluca donde “Escorpión”, “Carrionero” y “Azuceno” dejaron magnífica descendencia, reflejándose en sus triunfos en las diferentes plazas de la República.

Al fallecimiento de don Mariano Muñoz en 1989, hereda la ganadería a sus cuatro hijos: Mariano, Juan Pablo, Alejandro y Bernardo, quienes se han hecho cargo de la dehesa a partir de entonces.

En la década de los noventas Zacatepec obtuvo nuevos triunfos relevantes entre los que se pueden citar los obtenidos en el Toreo de Cuatro Caminos el 26 de mayo de 1996, tarde en que fueron ovacionados todos los toros en su salida por su trapío y cuatro de ellos en el arrastre por su superior juego.

Además se hizo del premio en el concurso de ganaderías celebrado el la Feria de Texcoco, con el toro “Muñequito”, con el que el matador Eulalio López Zotoluco cuajara una gran faena.

En el año 2000, Zacatepec obtuvo el trofeo otorgado por la prensa taurina al mejor encierro de la temporada celebrada en la Plaza Antonio Velázquez.

En el 2002 han adquirió de Rancho Seco, dos sementales puros de la ganadería española de Fermín Bohórquez, de línea Murube, refrescando así nuevamente la sangre, siempre respetando los orígenes y líneas genéticas de la ganadería.

Durante los años 2003 a 2004 la dehesa obtuvo dos de los tres premios otorgados en los concursos de ganaderías celebrados en la Plaza El Relicario de la ciudad de Puebla. Igualmente en el coso poblano se celebró en noviembre de 2004 la corrida del “Centenario”, al cumplirse cien años de la fundación de Zacatepec y donde se lidió el toro No. 75, “Muñeco”, aclamado por su trapío y bravura, recibiendo diez puyazos.

En este periodo destaca igualmente la corrida lidiada en la Plaza La Concordia de Orizaba, Veracruz, resultando muy buenos cinco de los seis toros, dando vuelta al ruedo los ganaderos por la lidia del cuarto y quinto toros Nos. 5 y 32 de nombres “Abuelo” y “Contador” respectivamente.

PROPIETARIOS: DON BERNARDO, DON JUAN PABLO, DON ALEJANDRO Y DON MARIANO MUÑOZ REYNAUD

RANCHO: LA COMPUERTA

UBICACIÓN: SAN JOSÉ DE CHIAPA, PUEBLA

DIVISA: ROJO Y PLOMO

FUNDACIÓN: 1904.

Publicado en El Horizonte Mx.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s