«Volver a torear sería una falta de respeto a mi profesión»: Davila Miura.

El cuarto programa de El Albero en la Feria del Norte de COPE Cantabria, dirigido por Sixto Naranjo, ha tenido como protagonista al diestro Eduardo Dávila Miura, que este miércoles reapareció por un día en la Feria de Santiago de Santander para celebrar sus 25 años de alternativa. El sevillano cortó una oreja a su primer toro, que le propinó una tremenda paliza durante la faena de muleta.

Dávila ha tranquilizado a los aficionados explicando en COPE que hoy jueves se encontraba «bien, dolorido después de la voltereta y con las molestias de los puntos de la boca. Pero he dormido bien y he podido descansar mejor de lo que yo esperaba. Y sobre todo contento y agradecido por el cariño de la afición de Santander, de la que gente que vino a verme y de mis compañeros El Juli y Roca Rey. Lo que pasó ayer me lo llevo para mí».

El diestro sevillano ha relatado que «esta profesión es así. Lo que pasó resume lo que es el torero, su grandeza y lo importante que es ser torero. Desde ayer sigo admirando aún más a mis compañeros».

Sobre el festejo de este miércoles en Santander, Eduardo ha confesado que «hubo momentos en los que disfruté. Con el primero toreando de capote y con la muleta creo hubo momentos buenos. Con mi segundo hubo dos series por el pitón derecho muy templadas y con muletazos largos como a mí me gustan. Con las imperfecciones lógicas después de estar cinco años sin torear. Esta claro que se nota la inactividad y la falta de ritmo, y más en un cartel tan rematado como el de ayer. Yo quería estar al nivel que te exige la profesión, el público que ha pagado una entrada y tus compañeros».

Dávila Miura también ha reconocido en que «hubo momentos en los que me noté mas tenso, cansado… hubo sensaciones encontradas porque también hubo momentos en los que disfruté. Creo que el balance es positivo y sobre todo me quedo con el cariño de la gente. Lo tomé como un regalo que mi profesión me daba».

Por último, el diestro sevillano desvelaba en COPE que «antes de torear esta corrida no sabía qué podía pasar en mi vida. Siempre tuve claro que tras mi retirada en Sevilla en 2066 no me iba a vestir más de torero y luego me he vuelto a vestir cuatro veces. Ahora puedo asegurar que ya no volveré a vestirme de luces, casi al cien por cien. La de ayer en Santander fue una tarde muy bonita como colofón a una carrera. Volver a torear sería una falta de respeto a mi profesión y a mi familia, que tanto ha sufrido».

Publicado en COPE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s