Ocho con Ocho: Zacatecas contra viento y marea Por Luis Ramón Carazo.

El 3 de septiembre de 2022 se celebró la corrida que, con el transcurrir del tiempo se ha convertido en emblemática, la Goyesca de Ronda. El primer festejo se celebró en 1954 en la que actuaron: Antonio Bienvenida, Cayetano Ordoñez y César Girón, en la que se conmemoró a Pedro Romero, uno de los pioneros del toreo, nacido en la localidad malagueña en el siglo XVIII.

El coso es una belleza, a más de doscientos años de haberse inaugurado. El segundo festejo se celebró en 1957 donde actúo Antonio Ordoñez, quién se convirtió en el pilar de lo que hoy en día ya tiene un lugar especial en el calendario taurino mundial, él es el torero que más veces ha toreado en la Goyesca.

Joselito Huerta en 1954 y en 1971, Eloy Cavazos y Curro Rivera en el mismo cartel con dos toreros hispanos; son los mexicanos que han actuado en esa fecha.

Un gran hito del toreo, Rafael de Paula en 1960, ahí se convirtió en matador de toros, el padrino fue Julio Aparicio y el testigo Antonio Ordoñez, con toros de Atanasio Fernández. A esa corrida asistió el genial Orson Wells gran aficionado y amigo de Antonio.

En 1998 tuve la dicha de estar en la última corrida en la que Antonio Ordoñez organizó -pues partió a la Gloria en diciembre de ese año- por el triunfo rotundo de José Tomás. El de Galapagar en el último de Juan Pedro Domecq, enhebró una faena cumbre con capote y muleta, dejando claro, lo que significaría en el toreo. Actuaron José María Manzanares y Rivera Ordoñez en el cartel.

A esa corrida asistió la que era madre del Rey de España, la Condesa de Barcelona y muchos personajes de la sociedad y política española. En las localidades que me asignó el Maestro Ordoñez, nos tocó de vecino Jesús Gil y Gil, quien fuera presidente del Atlético de Madrid y padre de un buen amigo Miguel Ángel, hoy en día consejero delegado del club. Personaje amable y dicharachero Don Jesús, que en Gloria de Dios, repose.

Es uno de los tesoros en mi memoria, haber convivido con quién es uno de los iconos del toreo y que se conoció con mi padre, en el cuarto de aquella tarde que le correspondió a Manzanares, las banderillas se vistieron de los colores de nuestra bandera, vino hacia mí y me dice “son en honor de un país en el que tuve grandes tardes” Lo cual es rotundamente cierto, como aquella faena de la Feria Guadalupana de 1956, cuando con Cascabel de San Mateo, cimbró con el arte efímero del toreo, el coso del desaparecido Toreo de Cuatro Caminos.

La viví la tarde en compañía de Lolita mi madre, Lorena mi esposa y mis hijos Ramón y Azul, lo cual hace inolvidable el suceso. El tiempo se va como bala y ya casi van a cumplirse 25 años de aquella tarde, que cuando lo escribo, lo constato.

Ahora son los nietos del maestro, Fran y Cayetano quienes se encargan de seguir dando brillo al emblemático festejo, que en está ocasión contó con la esperada reaparición de Andrés Roca Rey a unos días de su heroica actuación en Bilbao. En 2006 por cierto, Fran se convirtió en padrino de alternativa de su hermano Cayetano, los dos hijos de Paquirri y de Carmen Ordoñez.

Y vámonos al presente hasta Ronda, a hombros salieron Juan Ortega y Roca Rey en son de triunfo, con los toros de Jandilla, para Morante no hubo de piña, aunque dejo bellos detalles y se destaca que brindó a Rafael de Paula, su apoderado en alguna época, en el festejo del 3 de septiembre de 2022.

En Zacatecas se celebró una novillada de Torrecilla, con la que se inauguró la Feria contra viento y marea, siete novilleros y el triunfador lo fue César Pacheco logró un trofeo. Al día siguiente el 4 de septiembre, en el festejo de toreo a caballo: Fauro Aloi ovación en sus dos toros, Cuauhtémoc Ayala dos vueltas al ruedo, Tarik Othón dos trofeos en cada toro, salió en hombros y se llevó el Rejón de Plata. Los Forcados Amadores de México y los de Mazatlán compartieron la Forca de Plata, ambos lo cedieron a Ruby, niña aficionada de hueso colorado.

En su parte cultural el 3, el licenciado Julio Téllez con gran categoría pronunció un emotivo Pregón Taurino, en un escenario majestuoso como el Museo Universo de Pedro Coronel, su alocución y emotiva argumentación a favor del toreo y lo que Zacatecas le representa -en particular en el renglón ganadero por los Llaguno– cautivó a la copiosa audiencia.

El 3 de septiembre Joselito Adame -quién en la semana anunció que terminaba su relación de apoderamiento con El Zotoluco– con Rafaelillo y Rubén Pinar salió en hombros en Daimiel, población de Ciudad Real, acompañados del ganadero Victorino Martín, hubo nueve trofeos en total en corrida triunfal.

El 4 de septiembre repitió José la dosis, Joselito en Jódar, población de Jaén. Cuatro orejas y un rabo de toros de Las Monjas, el matador de toros a caballo, Leonardo Hernández y a pie Curro Díaz también triunfaron, los tres salieron en hombros.

Su hermano Alejandro logró en el primero, vuelta al ruedo, en su segundo escuchó silbidos, sin embargo, fue el más destacado de la tercia novilleril que actúo el 4, en el ruedo madrileño de Las Ventas.

Y el próximo domingo 11 de septiembre, en Guadalajara darán inicio los festejos novilleriles, ante astados de Felipe Castorena y a las 5 de la tarde partirán plaza: Julián Garibay, Eduardo Neyra y Jesús Sosa, suerte para todos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s