Ocho con Ocho: Arranca Texcoco su temporada Por Luis Ramón Carazo.

El próximo sábado 14 de enero de 2023 a las 5 de la tarde, empieza su temporada de corridas y novilladas la plaza Silverio Pérez de Texcoco, promovida por Pedro Haces y con la gestión taurina de Curro Leal y Manolo Mejía, propuesta que veremos como la reciben los aficionados con su asistencia a los tendidos en respuesta, al cierre injusto de las actividades taurinas de La México y por ende la posposición de la Temporada Grande.

Hecho que lleva a situaciones parecidas en la historia, la primera cuando en la presidencia Benito Juárez en 1867, se prohibieron las corridas en la capital, dando pie a la construcción de la plaza El Huizachal en Tlanepantla, en la que por varios años se llevaron a cabo los festejos taurinos que, provocaban a los aficionados a trasladarse a un sitio que fue el digno refugio ante la prohibición, siendo el propietario del coso -para 8 mil asistentes- José Cuevas, antecesor del ganadero Carlos Cuevas y su descendencia.

Ponciano Díaz ídolo nacional de la afición, fue quién el 1 de mayo de 1881 ante toros de Atenco, inauguró el coso al que se trasladaban en larga jornada los aficionados de aquella época, para no perderse su espectáculo preferido.

Posteriormente regresó el toreo a la capital hasta que, el 11 de julio de 1917 el presidente Venustiano Carranza, expidió un decreto de prohibición y Tlanepantla nuevamente fue el lugar hasta donde se trasladaban preferentemente por tren, los aficionados.

La prohibición duró hasta finales de 1919, entre noviembre y los primeros meses del siguiente año, hubo algunos festejos que consigna Guillermo E. Padilla en su extraordinario libro sobre la historia del Toreo de la Condesa y a él, debemos el conocimiento de los hechos, que de manera muy resumida aquí presento.

Entre muchas anécdotas que consigna una muy curiosa es, aquella de Juan Silveti -fundador de una longeva dinastía, hoy la cuarta en manos de Diego– logró en aquellos años una cita con Carranza y le propuso que para paliar gastos de la pandemia llamada “gripe española” se pudieran organizar algunos festejos y obtener fondos para esa causa; entonces le detuvo el presidente con: “Retírese, mientras sea presidente de México eso no va a suceder”. Curiosamente fue tío abuelo de Manolo Martínez y de haberlo visto a lo mejor cambiaba su pensamiento.

Con gran categoría la corrida anunciada para el 23 de mayo con Juan Silveti y “Pastoret”, con astados de San Diego de los Padres, se suspendió por el luto nacional cuando el presidente Carranza fue asesinado la noche del 20 de mayo.

Por cierto, en unos días se publicará un libro sobre la extraordinaria dinastía que dará a conocer la historia, de quienes generación tras generación han aportado al toreo y el 21 de enero Diego Silveti en solitario, actuará en León, con seis toros de diferentes ganaderías, confirmando el peso de su apellido -remachado generación tras generación- con gestas como la que protagonizará en León, el torero guanajuatense, de dónde también era su bisabuelo, conocido también como “El Meco”. Ya platicaremos sobre el resultado.

De regreso a Texcoco, consignar que la plaza Silverio Pérez se inauguró en 1989, el 11 de marzo, con toros de El Junco, para Miguel Espinosa “Armillita”, Jorge Gutiérrez y Cesar Pastor, en ese coso, de ahí para adelante muchas grandes faenas se han construido.

El cartel inaugural del 14 de enero de 2023, lo integran Arturo Macías, Arturo Saldívar y Armillita IV, ante toros de José Arroyo ganadería hidalguense, fundada por el inolvidable Chucho -padre del actual ganadero- con toros de San Martín, Garfias y Jesús Cabrera. Esperemos sea para bien de la tauromaquia, la temporada texcocana.

Concluyo felicitando por su cumpleaños noventa, al maestro universitario Javier García de la Peña -desde 1958 es el veterinario de La México- su afición lo ha mantenido desde entonces, en un puesto con mucha miga, por tratarse del elemento base de la fiesta que es el toro, su labor es muy importante, con dignidad ha surcado más de sesenta años -que físicamente no se le notan- en una tarea compleja por los muchos intereses que en ella confluyen, le deseo lo mejor, hoy y siempre, esperando lo de La México termine a favor de la libertad individual y disfrutar de una tradición y arte, parte de nuestra cultura mexicana por más que algunos no lo entiendan, diría Javier, allá ellos.