Texcoco: Un toro de la ganadería José Arroyo destaca en la primera corrida.

Por Borja Ilián.

En el primer cartel de la Feria “¡Sí a los Toros!” en la plaza Silverio Pérez del municipio de Texcoco, Estado de México, vecino a la capital del país, los astados de José Arroyo de correcta presentación y juego, estuvieron este sábado por encima de los toreros.

La tercia la integraron los mexicanos Arturo Macías, Arturo Saldívar y Fermín Armillita IV, cortando el primero una oreja, en una plaza, con capacidad para 5.500 personas, que registró más de media entrada.

La primera corrida del nuevo ciclo taurino en Texcoco, a 30 kilómetros de la capital, trajo el estreno de una recién fundada asociación de subalternos y picadores auspiciada por el empresario de la plaza de Pedro Haces.

Este líder sindical mexicano también es socio de la Plaza de Toros de la Ventas en Madrid, además de otros tres recintos en Francia y España, actividad fruto de su acuerdo con el empresario taurino Simón Casas.

De la puesta de largo lo único rescatable fue parte del ganado además de lances sueltos de las cuadrillas. Es poco habitual ver el hierro de José Arroyo en plazas de primera y en el encierro enviado a Texcoco constató ser una divisa no exenta de bravura.

Hubo quejas por algún toro anovillado y se extrañaron puntas y fuerzas, pero se comportaron en el albero con fijeza y seriedad al tomar los engaños.

El mejor del sorteo fue el que abrió plaza. Un toro cuajado que embestía con decisión desde las medias verónicas de Arturo Macías en el arranque de la corrida.

El animal mostró buenas condiciones propias de la bravura, aunque se desplazaba falto de brío. Aun así conservó en todo momento la quijada reunida y siempre repitió de manera eléctrica. Macías sin sitio tiró de tremendismo gracias a la nobleza del de José Arroyo.

La buena estocada y mejor descabello, suerte de la que el empresario de la plaza defiende prescindir, fue lo único salvable de lo realizado por el espada. El de luces recibió silencio mientras el buen ejemplar de bovino fue aplaudido.

El trofeo de Arturo Macías se le amputó a otro buen toro. Correcto de presentación dio juego al caballo y en banderillas. En la muleta se comportó con nobleza por los dos pitones, acusando pronto falta de fondo.

Macías citó cruzado y pudo torear con ligazón aunque sin completar quieto más que una tanda. Abusó del toreo de rodillas en los prolegómenos y finales de su labor de muleta. Una estocada delantera y un descabello ejecutados con euforia precedieron a la oreja otorgada por el juez y protestada por los aficionados.

El ya veterano Arturo Saldívar lidió tres cornúpetas pues pidió uno de regalo al no ser capaz de hacer nada con su lote, del cual solo el segundo de la tarde justificaba su frustración. Bien presentado y descastado con el que Saldivar acertó abreviando. Lo mató de media estocada.

Sin embargo su siguiente rival, correcto de trapío, repetidor y fijo; se quedó por definir debido a una faena muy desangelada de Saldivar.

El diestro nunca se volcó y citó siempre a medio camino, dejando la sensación de que cada tanda era una primera de tanteo. Mal Saldívar. Para colmo al de regalo insistió en torearlo cuando tras un percance se despitonó.

En cuanto al joven Armillita, con su primero, una astado bien hecho que acudió al caballo con violencia y, tras la buena vara del veterano Ricardo Morales en su reaparición, se durmió en el peto, Armillita IV le fue soltando pases sin sitio. El toro a pesar de ello daba destellos de clase entre un apático ir y venir.

Con el sexto se dedicó el matador a componer la figura y naufragó con el descabello. El José Arroyo fue una res sin dificultades y se prestaba a un toreo pausado. Mereció mejor fin que el dado por Fermín.

De nuevo los aficionados de la capital mexicana se trasladaron para poder disfrutar de la tauromaquia y poblaron los tendidos de Texcoco. La temporada 2022-2023 de la Plaza de Toros México, en Ciudad de México, quedó marcada por el cierre legal del inmueble.

Publicado en Swissinfo

Una respuesta a “Texcoco: Un toro de la ganadería José Arroyo destaca en la primera corrida.”