Ángel Téllez: «En Madrid con ocho o diez naturales la gente percibió mucho»

Por Jorge Cancho.

Un invierno en el que no está parando de recoger trofeos, la mayoría como triunfador de San Isidro y como torero revelación

Estoy viajando a muchos lugares para recoger esas distinciones con las que tanto soñamos los toreros y que tan felices nos hacen. Un bendito tour por muchas provincias que me está llenando de orgullo. Todos los reconocimientos motivan, pero hay algunos, como el de torero revelación, que son especiales ya que suponen tener puestas en mí sus esperanzas de cara al futuro.

En verdad, fueron dos tardes para el recuerdo en Las Ventas y un año que terminó con ese bonito gesto solidario en favor de los enfermos de ELA.

Fue como una rúbrica a la importante temporada que he podido realizar en 2022. Y qué mejor manera que ayudar en lo que uno pueda a un colectivo como este, más aún cuando me toca tan de cerca como el de ELA.

Un año en el que todo cambió por ese fuerte inicio de temporada en su pueblo, Mora.

Fue una temporada que se planteaba con gran incertidumbre, pero también con mucha ilusión ya que veía este festejo tan temprano como la antesala para poder estar luego en Madrid. La de Mora fue una corrida vital para coger sensaciones.

Como sucediera en 2021, también entró en la Copa Chenel, pero esta parece estar gafada para usted.

En 2021, pese a cortar dos orejas, solo pude torear un festejo ya que las bases únicamente permiten que pase el más destacado. Y el pasado año llegué hasta semifinales y allí me quedé.

Cierto es que fue Madrid la plaza que le dio todo, esa puerta grande del 27 de mayo tras repetirle diez días después de dar una vuelta al ruedo tras naturales que aún quedan en el recuerdo.

Lo del día 17 fue increíble y creo que fue esa fecha la verdaderamente importante, pues me valió para volver días después allí. En aquella faena de mi primera comparecencia en Madrid fue justamente en lo que llevaba trabajando tanto tiempo. Es paradójico que con tan poco, con ocho o diez naturales, la gente percibiera tanto. Aquel día agrandé la confianza en mí mismo y me ayudó mucho para el triunfo gordo que llegó el día 27 con esas dos orejas que corté en el encierro de Victoriano del Río.

Luego vendrían esas salidas a hombros de Segovia y Soria.

La primera, otra tarde bonita con ese mano a mano entre los triunfadores de Sevilla y San Isidro. Era el primer festejo tras mi salida a hombros de Madrid y lo recuerdo de manera especial al compartir triunfo con Daniel Luque. En cuanto a Soria, al igual que sucediera en el segundo festejo de Las Ventas, entré por la vía de la sustitución para ocupar la vacante de Cayetano y disfruté mucho con el segundo de mi lote al que le corté las dos orejas.

Era en agosto cuando se hacía oficial el apoderamiento de Simón Casas. Madrid lo precipitó todo…

En San Isidro fue Simón el que apostó por mí para que ocupara la sustitución de Emilio de Justo, y aquello me dio una especial confianza. Luego, tuve la suerte y el acierto de cerrar el acuerdo de apoderamiento. Eso no quita para que mi tío Fernando continúe a mi lado, ya que es la persona de mi máxima confianza.

Ovaciones en Valencia y Bilbao, indulto en Alcázar de San Juan, dos orejas en Navaluenga, una en Albacete y Las Rozas, ovación en Zaragoza… Vamos, una gran temporada se mire por donde se mire.

La puerta grande de Madrid me metió en los carteles de Valencia. Una tarde difícil, pero en la que demostré lo que llevo dentro. Creo que a lo largo de la temporada han quedado patentes las ganas que tengo de ser alguien en el mundo de los toros. Todas estas tardes me permitieron ir creciendo a la vez que cogiendo experiencia para llegar a lo que siempre he estado buscando.

Hablábamos al inicio de los muchos premios que ha recibido, si bien el mejor sería repetir donde triunfó.

No estoy nada pendiente del planteamiento de temporada, pues mi principal preocupación es seguir evolucionando, desarrollando mi concepto y madurando para el día que me anuncien allá donde sea demostrar el nivel que llevo.

Donde ya está anunciado es en la Feria de Valencia. No sé si será su primera tarde en España, porque antes cruzará el charco…

Así es, el 19 de febrero debutaré como matador de toros en América, en la Feria de Ambato, junto a Perera y David Garzón, que toma la alternativa ese día. En cuanto a Valencia, estoy anunciado para el 15 de marzo, en una corrida de Juan Pedro Domecq junto a Paco Ureña y Francisco de Manuel. Es posible que antes toree algún festival por España.

¿Qué tiene Toledo para que esté dando tan buenos toreros?

No lo sé, la verdad, pero sí que es cierto que este año varios de los toreros destacados procedemos de un radio de apenas 40 kilómetros. Ya se sabe que en el toreo las casualidades no existen, así que algo tiene que tener mi tierra para que esto esté sucediendo.

¿Cómo surgió lo de su marcha en bici a Santiago para visibilizar la enfermedad de la ELA?

Fue motivado por el amor y el cariño que tengo a mi tía Rosi y aproveché ese momento que había generado mi buena temporada en los ruedos. Así que cogí mi bicicleta, una de mis aficiones preferidas, y emprendí viaje a Santiago para tratar de recaudar fondos y ayudar en la medida de lo posible.

Una buena forma de olvidarse de los ruedos

Una vía de escape que me vino bien para despejar la mente, desviar pensamientos y, además, disfrutar con el ciclismo.

Publicado en la Tribuna de Toledo