La reaparición de Morante sigue en el aire.

El matador de toros Morante de la Puebla, que arrastra una lesión de muñeca desde el pasado mes de junio, se ha visto obligado a desistir de reaparecer este miércoles en la Feria de Salamanca tal y como había planeado en un principio.

Esa decisión, frustrada ahora, se tomó a raíz de cortar la temporada después de actuar en la tradicional Goyesca de Ronda; dentro de esos planes, según apunto entonces el apoderado del torero, Pedro Marques, estaba pasar una revisión este mismo jueves para valorar el estado de una lesión que ha complicado el desarrollo de casi toda su temporada.

El próximo compromiso que figura en la agenda de Morante, el día 24, es en la plaza de Úbeda (Jaén), donde tendría que cumplir otro contrato el 30 de septiembre, citas a las que se suman las de la feria de San Miguel de Sevilla el 29 de septiembre y el 1 de octubre.

Morante también está anunciado el 12 de octubre en Madrid y tendría que concluir su temporada el 13 y el 14 de octubre en la feria del Pilar de Zaragoza, donde tiene otras dos corridas firmadas. La guinda de esta campaña sería el festival a beneficio de las obras sociales de la Hermandad del Rocío de Triana y la Fundación Alalá, organizado para el día 15 de octubre en Sevilla.

UNA TEMPORADA INTERMITENTE

Morante ya ha consultado a distintos especialistas y no descarta una intervención quirúrgica aunque la primera estrategia, según apuntó su apoderado, pasaba por reforzar la rehabilitación para fortalecer la muñeca y poder cumplir los compromisos contraídos hasta el final de la temporada.

El diestro arrastra esa lesión desde el pasado 24 de junio en Badajoz, fecha en la que, además, sufrió una fractura costal que le obligó a un primer parón, por lo que tuvo que esperar al 1 de julio para reaparecer en la plaza de Zamora, aunque dos días después, toreando en el ruedo portugués de Vila Franca de Xira, sufrió una nueva voltereta que agravó los daños.

El torero fue diagnosticado de una rotura de fibrocartílago triangular y lesión del ligamento escafo-semilunar y aunque forzó una primera y fugaz reaparición en el ciclo pamplonica, el día 11 de julio, tuvo que volver a parar perdiendo los compromisos que tenía contraídos en ferias como las de Santander, Valencia o Azpeitia.

La segunda reaparición se dispuso en las Colombinas de Huelva pero se retrasó finalmente hasta el 11 de agosto en la feria de Huesca aunque desde entonces se ha visto obligado a dejar de comparecer intermitentemente en varias plazas por agravamiento de la lesión.

Desde que decidió volver a cortar la temporada el diestro de La Puebla ha perdido las corridas apalabradas en las plazas de Lisboa, Don Benito, Valladolid, Dax, Murcia, Albacete, Guadalajara, las de Salamanca, Nimes y Logroño.

Publicado en La Vanguardia

Deja un comentario