JOSE TOMAS CONQUISTA HASTA SUS ENEMIGOS Y CIERRA CON BROCHE DE ORO SU TEMPORADA

Jose Tomas a vuelto a triunfar en grande al indultar un toro en la Monumental de Barcelona, aqui reproducimos la cronica de la corrida hecha por el periodista Jose Antonio del Moral, detractor numero uno del maestro de Galapagar y que ante el triunfo rotundo de Jose Tomas escribio lo siguiente:

POR JOSE ANTONIO DEL MORAL

Ya se había desatado antes del acontecimiento con un ambiente tan excepcional – la plaza estaba prácticamente llena – como rabiosamente incondicional con el de Galapagar al que se le jaleó todo, como casi siempre: lo vulgar – como lo fue su primera faena por la que cortó una oreja con petición de otra pese al bajonazo con que mató -, lo bueno, lo malo, lo regular, lo limpio, lo sucio y, para qué decir, lo excepcional que fue cómo toreó con la mano derecha al quinto de la tarde. Sencillamente cumbre por redondos, dentro de una larguísima faena que inició en los medios con firmísimos estatuarios y terminó peor al prorrogarla por enganchados naturales, más pases con la derecha a pies juntos y sus inevitables manoletinas. Todo ello, muy pausado, exageradamente estudiado y paseado con excelentísimos e intercalados remates, tanto los de pecho como las trincheras, los pases de la firma y los cambios de mano. Una gran faena en su conjunto hasta convertir en un manicomio La Monumental.

Barcelona. Plaza Monumental. 21 de septiembre de 2008. Segunda y última de la Merced. Tarde nublada y apacible con casi lleno. Seis toros de Núñez del Cuvillo bien presentados en variedad de pelos. Todos nobles en distintos grados de fuerza, escasa por lo general aunque también como consecuencia de lo mal que se picaron algunos como el que abrió plaza que terminó con una punta de genio, así como el cuarto que se defendió, se quedó corto en la muleta y se paró enseguida. El segundo embistió mucho y con franquía por los dos pitones aunque sin humillar. El tercero resultó estupendo por el lado derecho y no tanto por el izquierdo. El quinto, ya quedó sobradamente descrito hasta ser indultado. Y el sexto, un jabonero alunarado calcetero y botinero de bellísima estampa, fue muy noble aunque débil. Luis Francisco Esplá (violeta y oro): Pinchazo, estocada trasera caída y descabello, ovación. Metisaca en los bajos y estocada trasera desprendida, ovación. José Tomás (turmalina y oro): Estocada baja, aviso y oreja con petición de la segunda. Tras ser indultado el quinto, ni siquiera simuló la suerte de matar aunque él mismo se encargó de llevarlo con la muleta a la puerta de chiqueros, aviso en plena faena, dos orejas y rabo simbólicos que paseó en medio de un clamor inenarrable. Salió consecuentemente a hombros en nuevo loor de alocadas multitudes. En sustitución de José María Manzanares, enfermo e internado ayer en Murcia, Serafín Marín (blanco y oro): Metisaca en los bajos y pinchazo echándose el toro que fue de inmediato apuntillado, ovación. Media estocada, oreja.

En plena obra del esperadísimo diestro de Galapagar, algunos pidieron el indulto del excelente animal y, aunque no pocos estuvimos en desacuerdo con el perdón, en la inmensa mayoría del público prendió tal petición con tanta pasión, que incluso se coreó con voces ¡in-dul-to¡ ¡in-dul-to¡, como también los gritos de ¡torero-torero! Una vez concedido, el propio Tomás condujo al toro con su muleta hasta la misma puerta de toriles y el lío se recalentó hasta grados indescriptibles. Las manifestaciones de júbilo del público fueron un espectáculo por sí mismas. Algo digno de verse. Y es que esté como esté José Tomás, siempre su público está por encima de lo que haga con una magnitud, con una fe y con tan incontenible fervor como jamás hemos visto en nuestra vida.

Ojala que estas reacciones fueran las mismas cada vez que alguien torea tan bien como lo han hecho estos dos días. El Juli anteayer y José Tomás a este toro de Cuvillo. Como también sería estupendo que los que solo van a los toros para ver a José Tomás se den cuenta de una vez por todas que no siempre está como ayer con este toro que inmortalizó y que, cada vez que tenga otro igual o parecido, hay que exigirle que lo toree como ayer cerró su temporada en España, maravillosamente bien y sin locuras posicionales ni contradicciones técnicas que, digan lo que digan, son errores garrafales como lidiador y como profesional por mucha polvareda y estúpida literatura que levanten en su variopinta interpretación astral y no sé cuantas zarandajas. Porque, vamos ver si nos explican cuál es el buen José Tomás, ¿el del toro indultado?, ¿el del segundo de ayer?, ¿los dos que le cogieron en Madrid?…

Es decir, ¿no es el mejor José Tomás el que toreó ayer tal y como se debe a los buenos toros? ¿No es éste gran toreo el mismo que Tomás hizo tantas veces en su primera época? Ayer, en mi opinión, sus redondos fueron lo mejor con mucho respecto a lo que lleva toreado en sus dos años de reaparición, lo que celebro como el que más y deseo vuelva a repetir. No solo en esta su predilecta plaza de Barcelona, sino el año que viene en todas las ferias de España, de Francia y de América que es lo que debe hacer sin poner pegas de ninguna clase y alternando con las demás figuras. Porque si así lo hace y triunfa como ayer, todos le apoyaremos y yo el primero.

1 comentario »

Deja un comentario