El Destino de los Toreros.

Dramatico

Por el Guerra

El Cid llego a la Ventas el dia de hoy en calidad de desahuciado y salió más vivo que nunca. Extrañas cosas y caminos les tiene el destino a los toreros. Hoy Morante llevo la gente y el arte, El Cid puso el corazón y Julio Aparicio trajo el drama. El toro que abrió la tarde de Juan Pedro Domecq apuntaba buenas cosas, Aparicio lo recibió con unas bellas verónicas y una media que arranco una ovación fuerte de los tendidos. Después de dos tandas por el derecho y una por el izquierdo con la muleta el toro lo tropezó, Aparicio intento levantarse en la misma cara. Gateo como hacia atrás y el toro le pego una cornada debajo del menton. El pitón le salio por la boca. No lo mato de milagro. Ojala todo salga bien, Dios siempre esta ahi  presente para hacerle un quite a los toreros.

Morante de la Puebla estuvo muy dispuesto toda la tarde, de ensueño fueron sus verónicas que les instrumento a los dos toros que mato. Pero no tuvo mucha tela de donde cortar, así que habrá que esperar su regreso a esta plaza. El Cid que entro en este cartel, en sustitución de Manzanares, fue el triunfador al final. Su triunfo no sera historico ni espectacular pero lo ayuda a salir del coma  profesional en el que se encontraba. Muy valiente en su primero en el que a punto estuvo de ser herido. En su segundo no tuvo suerte, pero en el sexto, que mato por Julio le corto una oreja. Una oreja merecida tras una faena por momentos con muy bellos detalles, suaves verónicas de preámbulo, después las tandas de derechazos suaves y templados que salvaron la corrida del desastre. Welcome back Cid ya saliste del coma, ahora viene la recuperación. De los JuanPedros mejor ni hablar, solo el primero y el sexto se salvarían.

Extrañas cosas tiene el destino de los toreros, un dia antes de esta corrida Julio Aparicio destapó el tarro de las esencias y cortó dos orejas en Nimes a un toro de Núñez del Cuvillo, lo que le permitió salir a hombros del coso francés. Hoy a punto estuvo de morir. En esto de los toros, cuando uno se juega la vida no hay mentira, solo verdad.

Monumental de las Ventas. Viernes, 21 de mayo de 2010. Decimoséptima corrida de feria. Lleno de «no hay billetes». Toros de Juan Pedro Domecq, muy desiguales de presentación, desde el terciado 2 al acaballado 3; sin poder; extraordinario el 6 por el derecho; dos sobreros de Gavira (4 bis, terciado, justo también de fuerza pero bueno y 5 bis, un zapato que enseña las palas, devuelto); un tercer sobrero (5 tris) de Mary Carmen Camacho, feote y frenado.

Julio Aparicio, de negro y plata.

Morante de la Puebla, de tabaco y oro viejo. Dos pinchazos y media estocada en el que mata por Aparicio (silencio). En el tercero, media estocada (silencio). En el quinto, dos pinchazos y media rinconera (silencio).

El Cid, de verde botella y oro. Dos pinchazos y media estocada (ovación). En el cuarto, estocada corta, trasera y desprendida (ovación). En el sexto, estocada (oreja).

Deja un comentario