Sorprende Juan Pablo Sanchez en Madrid

Juan Pablo Sanchez

Por el Guerra

Primera grata sorpresa del certamen de novilladas nocturnas de Las Ventas. Sorpresa con sello mexicano, el joven Juan Pablo Sánchez, que demostró muy buenas formas, además de poseer una serenidad y una capacidad impropias de un torero con tan poco bagaje. Hasta la fecha, la sensación del verano venteño en un festejo de tres debutantes en el que ni el francés Patrick Oliver ni el sevillano Antonio Espaliú dijeron prácticamente nada.

Sánchez se enfrentó además a dos novillos bien distintos. Su primero, encastado y con genio, fue también muy exigente. No se arrugó en ningún momento el mexicano, que mostró sitio y mucha firmeza para acabar sometiendo al animal, en una faena muy meritoria y muy sincera. Estoconazo como colofón, y oreja de ley. El cuarto fue el novillo más manejable del festejo, y con él, Sánchez volvió a gustar, esta vez demostrando un elegante concepto del toreo para diseñar una faena con mucho ritmo desde el principio y que tuvo los mejores pasajes por el pitón derecho, amén de los remates de trinchera, cambios de mano o los obligados de pecho, todo muy logrado. Poco a poco el novillo se fue apagando, y en la distancia corta firmó un enjundioso epílogo. Le pidieron la oreja pero el presidente se cerró en banda.

Ficha:

Novillos de “El Montecillo”, correctos de presentación y de juego desigual. El mejor, el manejable cuarto. Los demás, apenas se prestaron. Manso y parado el tercero; encastado y con genio, el primero; y segundo, quinto y sexto, sosos y sin raza.

El mexicano Juan Pablo Sánchez: estocada (oreja); y media (vuelta tras petición).

El francés Patrick Oliver: estocada baja (silencio); y dos pinchazos y estocada (silencio).

Antonio Espaliú: media (silencio); y pinchazo del que salió cogido, por lo que tuvo que dar muerte al novillo Juan Pablo Sánchez de: estocada y descabello (silencio)

La plaza tuvo un tercio de entrada en noche agradable.

2 respuestas a “Sorprende Juan Pablo Sanchez en Madrid”