Inspiración de ‘Morante’, que enloquece a Barcelona.

Efe | Madrid Actualizado domingo 26/09/2010

Antes del comienzo de la corrida, en los aledaños de la plaza, hubo una manifestación taurina en contra de la prohibición de las corridas en Cataluña. Dicha convocatoria, hecha a través de la Plataforma y la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, congregó alrededor de quinientas personas, por lo que los Mossos D’Esquadra tuvieron que cortar temporalmente la Gran Vía barcelonesa.

Y una vez dentro de la plaza siguieron los actos reivindicativos. En el momento del paseíllo todas las localidades lucían una «senyera» catalana a modo de pancarta con el lema «Volem ser lliures» (Queremos ser libres), y se gritó a coro «libertad, libertad».

En el quinto «Morante» instrumentó una obra de arte. Una faena rotunda y maciza, «roto» el torero, descolgado de hombros y totalmente entregado. Toreo de suma pureza, profundidad y sentimiento, de muletazos de manos muy bajas, templadísimos y de extraordinario regusto. La plaza siguió la faena con mucho fervor, «rugiendo» en olés, mientras el de La Puebla no cesaba de «emborracharse» toreando, dando tiempo a que sonara un aviso antes de montar la espada. Estocada a la primera y los tendidos en pie, a gritos de «torero, torero». Dos orejas sin discusión.

Ficha del festejo

Cuatro toros de Zalduendo y dos lidiados como sobreros en segundo y sexto lugar, éste último al ser devuelto el tercero y correrse turno, de Parladé, discretos de presentación, desrazados y sin fuerzas. Los mejores, primero y quinto, aplaudidos en el arrastre.

Raúl Gracia «El Tato«: pinchazo y estocada (ovación); y pinchazo y media (oreja tras aviso).

José Antonio «Morante de la Puebla»: estocada ligeramente ladeada (ovación); y estocada (dos orejas tras aviso).

David Fandila «El Fandi«: pinchazo hondo, estocada y descabello (ovación); y estocada (silencio).

En la enfermería fue atendido «El Tato» de «cornada en la axila derecha con tres trayectorias: una hacia adentro, otra de ocho centímetros postbraquial y una última superficial de seis centímetros que interesa tejido subcutáneo. Pronóstico grave. Trasladado a la Clínica del Remei de Barcelona».

La plaza tuvo media entrada

Deja un comentario