CASTELLA CUMBRE EN GDL: LE COQ ESTA DE REGRESO.

Por el Guerra

Siempre he pensado que un torero consagrado o figura lo será hasta lel dia de su muerte, es un estigma que cargaran aquellos diestros privilegiados por toda su vida y más allá de la vida terrenal. No importa el momento que vivan estos personajes, si es bueno, malo o cual sean las circustancias adversas, que se les presenten en su carrera o en su vida personal. Esa mística, raza y torería que tienen las figuras del toreo y que los separa del resto de los mortales, puede surgir en cualquier momento,  para cambiarles la onza y la vida. Uno de esos seres enigmáticos de nuestros tiempos y nuestra fiesta es Sebastián Castellá.

Castellá reiniciaba su temporada americana el pasado domingo en Guadalajara, después de una temporada irregular en España, lejos de l nivel de otros años. Su actuación en Bilbao mostro un lado de Sebastián desconocido para muchos, aquella tarde el héroe francés de muchas batallas, era superado por un bravo astado de Joselito y las dudas se acrecentaban acerca de su temporada y su momento anímico. Pasa siempre con las malas noticias que llegan más rápido que las buenas.

Una encerrona triunfal en Nimes ante un torrencial aguacero quedo en el camino de su  temporada Europea, pero su toreo clasico y artistico en la mayoría de las tardes desaparecio, peco de encimista para algunos, se olvidó de torear me decía un amigo madrileño el pasado 18 de mayo, cuando abandonábamos el coso de las Ventas.

A todo esto hay que agregarle su paso por la pasada temporada grande de la México, donde despertó un volcán de pasión en cada tarde que actuó, pero por fallas con el acero paso de la gloria al infierno. Después fuertes declaraciones del ganadero de Barralva acusándole de matar toros “chicos” lo cual era cierto, su administración fue demasiado ventajista e injusta con la afición mexicana, que adopto a Castellá como uno de sus toreros preferidos especialmente en la provincia, pero conocedores de su potencial, querían verlo con encierros mejor presentados. El mismo empresario de la Plaza México lo acusó de no querer torear un mano a mano con Arturo Macías entre otras cosas, porque se negó a matar un encierro de Barralva “bien” presentado.  Así regresaba Sebastián a México con todo esto en el equipaje,  más una «boda» con la presentadora de TV colombiana Patricia Vázquez  (http://m.eltiempo.com/alo/patricia-vasquez-habla-de-su-nueva-carrera-la-maternidad/8257245/1/home) y debutando como papa.

Dias antes de su presentación en Guadalajara, se rechazó el encierro que originalmente iba a estoquear de Sta. María de Xalpa, las denuncias llovían en las redes sociales taurinas,  donde los aficionados lo señalaban de haber reseñado un encierro sin trapío para su presentación en la Nuevo Progreso. A los xalpeños se les sustituyo con un encierro bien presentado de Los Encinos, que nos permitió ver al mejor Castellá que hemos visto en mucho tiempo. Que tarde a tenido Sebastián en Guadalajara  ¡Cumbre! como le corresponde a una primerísima figura del toreo.

Aquel torero que estructuraba una obra de arte ante el primero de su lote de los Encinos, era un Castellá liberado, sin presiones, haciendo el toreo-verdad con temple y señorío. Los naturales fueron inmensos. Las series con la derecha fueron profundas y lentas. Se escuchó el “ole” largo, ese que solo producen aquellos que tienen la onza, como Sebastián. Malogro la obra maestra con la espada para no variar  (cuantas orejas y rabos ha perdido en Mexico por la espada!!) y solo le cortó una oreja, una oreja que era lo de menos ante esa muestra de maestría.  El tiempo de las dudas parece que ya quedo atrás para “Le Coq” que está de vuelta, a ver quién es el gallo que lo para.

Arturo Saldivar que tomaba la alternativa, tuvo una actuación muy digna en Guadalajara. Dejo voluntad y garra en el ruedo, pero no pudo triunfar ante su lote. Regalo uno de la ganadería de Sta. María de Xalpa, al que le cortó las dos orejas tras emotiva faena. Nada más y nada menos. Hay que esperarlo. Lo unico malo de su actuacion fue su horrible vestido al estilo JC Chavez Jr.

El Zotoluco no estuvo bien, pero tampoco mal porque por momentos toreo bien pero sin decir mucho, pero por momentos abuso del pico y del movimiento de zapatillas. La gente no está con él aunque muchos lo nieguen, pero no se puede tapar el sol con un dedo, Eulalio está en el ocaso de su carrera. Podrán llegar triunfos y tardes importantes,  pero…….

Deja un comentario