LAS FERIAS GUADALUPANAS DEL TOREO

Por El Guerra

Dedicado a todas las Guadalupes del mundo, pero especialmente a una.

En México lo guadalupano y lo taurino siempre han estado unidos, de esta manera que cada 12 de diciembre fecha en que festejamos el dia de la Virgen de Guadalupe, se celebran por diversas poblaciones de Mexico un numero considerable de festejos taurinos para festejar a la Patrona de Mexico, nuestra Señora de Guadalupe.

En la historia del toreo de Mexico del siglo XX una mini-feria a la que se le denomino la “Feria Guadalupana” realizada en 1956, marco la vida de muchos toreros de la época de oro de nuestra fiesta. A raíz del éxito de esta posteriormente se celebraron tres ferias mas, en 1964, 1967 y 1968 de ocho corridas cada una.

A continuación les presentamos una breve semblanza de aquella historica feria.

La Feria Guadalupana de 1956

La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe necesitaba importantes obras de reconstrucción. Un grupo de personas allegadas a la fiesta de los toros, encabezadas por don Guillermo Barroso Corici, su hijo Luis Javier Barroso Chávez – en ese entonces ya ganadero de Las Huertas –, el Licenciado Lázaro Martínez – en su día juez de plaza – y Antonio Algara entre los más destacados, formaron un patronato para dar una feria taurina que recaudara fondos para la restauración del llamado centro espiritual de México.

Fermín Rivera, Rafael Rodríguez, Antonio Ordóñez, Miguel Báez Litri, Joselito Huerta, José Ramón Tirado, Antonio Borrero Chamaco y Fernando de los Reyes El Callao con toros de San Mateo, La Punta, Jesús Cabrera, Rancho Seco, Matancillas y Las Huertas serían las bases sobre las cuales gravitaría esa feria, el primer intento serio de ofrecer a la afición de la capital mexicana una serie ininterrumpida de festejos intercalada en una temporada que de ordinario se desarrolla de domingo a domingo. Dada la buena causa a la que se dedicaba, el doctor Alfonso Gaona pospuso una semana la continuación de la temporada 56 – 57 de la Plaza México, a efecto de que la Feria Guadalupana se diera sin contratiempos.

A diferencia de los festejos del ciclo inaugural, la Feria Guadalupana del 56 resulta ser una de las cotas altas de la historia de El Toreo de Cuatro Caminos y sus páginas doradas las escribieron el enigmático Fernando de los Reyes El Callao con el toro Gordito de Jesús Cabrera, Antonio Ordóñez ante Cascabel de San Mateo, en lo que se ha calificado de su obra más acabada en los ruedos mexicanos y el reaparecido Fermín Rivera, que volvía a los ruedos después de sufrir un infarto de miocardio seis meses antes cuando toreaba en Monterrey.

La siguiente Feria celebrada en esa plaza, constó de 8 corridas entre el 20 de noviembre y 1o. de diciembre de 1964, la feria se celebro justo después de la temporada 1963-64 teniendo de base a“El Cordobés” quien fuera anunciado para torear en cuatro ocasiones, entre ellas una corrida nocturna celebrada el 30 de noviembre, en la que realizó una gran faena al toro “Brillante” de Mimiahuapan obteniendo las dos orejas y el rabo.

Las otras dos Ferias en dicha plaza se llevaron al cabo en 1967 y 68, en la del 67 destacaron las faenas de Alfredo Leal, Manuel Capetillo y Manolo Martínez. En el 68 la feria se compuso igualmente de ocho festejos que se realizaron a partir del 20 de Noviembre y en donde destacaron las faenas de Raul Contreras “Finito”, Eloy Cavazos, Curro Rivera y la gran faena de “Aceituno” de J.J.Llaguno realizada por Joselito Huerta.

2 respuestas a “LAS FERIAS GUADALUPANAS DEL TOREO”

  1. Lo Felicito Por Que ES un articulo Bueno.
    Y Una Pregunta.¿ Donde Podria Conceguir las Faenas?o ¿ Donde Las Podiamos Ver?. La del toro Cascabel y la del Toro Gordito De Fernando de los Reyes El callao.