Radar Taurino – Los Reales de Plata.

El Capea regresa a la México tras una extensa campaña por provincia.

Con quejas cerramos, con quejas abrimos el año taurino. El tema claro está, son los encierros y la creciente envidia (de la buena) que sentimos en México al ver los carteles sudamericanos. Sin embargo, perfilados a la gran cita de Febrero, la Plaza México coloca un llamativo encierro para este domingo en medio de una polémica, casi una guerra, ecuestre. Así, llega la enésima oportunidad para la Monumental de formar más y mejor afición, de hacer historia.

Por: Puntillero – De SOL Y SOMBRA.

Soñé con un acontecimiento fabuloso para esta Temporada Grande. Con perdón de todos los guadalupanos, entre los que modestamente me incluyo, éste aún no llega. Está cerca, sí. Y puede llegar en enero.

Puede que encontremos en esa provincia, de la cual acusan a este “Puntillero” tener abandonada por su amada “Plaza México” ¿Qué hago? No se pueden tener dos amores, es verdad. Pero eso no quiere decir que la pasión de enamorado por el toreo no nos lleve a relacionar la provincia con la capital. Como procuramos hacer.

Dejando a lado el cascajo taurino que tiene como centro los chismes de internet que riegan la tinta de colores en los rotativos, diremos que la plata puede ser el camino para La México. Y esa llega con muchas arrobas a través de Real de Saltillo. Para muchos un descubrimiento, para mí la necesaria vuelta de una ganadería que encierra el misterio de la bravura, que estoy seguro puede surgir.

Me han preguntado por los kilos, si éstos, aunado a la altura de la Capital, nos dejarán la ilusión rota. Para responder, tomaré en cuenta dos factores. Toluca es más alta que México y el toro puede pesar los kilos que su la caja le dé, su arboladura o morfología nos lo van a indicar.

Debo decir que no hay que dejarnos espantar por el tonelaje. “Rey Mago” y “Conquistador” ambos garfeños para la historia, saltaron a la Monumental muy por encima de los quinientos kilos y se desplazaron porque tuvieron bravura, principal preocupación dominical.

Eso, además del trapío, es lo que debemos buscar en un encierro. Vamos a los toros, no a los toreros. Trillada frase, pero conviene recordarla por el hecho de que en plena “crisis” de toreros deberíamos voltear al toro. No lo hacemos y por eso caemos en el infantil garlito de hablar de toreros. Señores, si nos fijáramos en el de la capa negra, otra fiesta tendríamos.

Por eso veamos la plata de los lomos de los toros de Carlos Peralta con la tranquilidad de que seriedad tienen, pero con la suficiente templanza para juzgar uno a uno seriamente. Eso será el lunes, la apuesta el domingo es buena, en plata de ley. Solo quedará ver si hay bravura, si la plata no se devalúa porque para los que nos gusta el toro, Real de Saltillo es una carta fuerte y reivindicadora.

Solo pido que esos toros cuya numeración acaba con “7” no nos fallen. Porque solo el toro tiene el mítico derecho de no tener palabra de honor. Y debemos aceptarlo. Lo siento.

Y el cartel. Me van a disculpar pero no veo nada mal la inclusión de Manolo Mejía, primer responsable de que venga el encierro que viene. Sí, ya sé que se me acusará de todo… Ustedes dispensaran un “placer culpable” (aunque ustedes no lo crean) de este “Puntillero”

Pero en los toros, los terrenos implican un concepto muy mental, muy de estar atentos, en eso Mejía Ávila lo tiene siempre claro. Yo lo disfruto, como muchos que lo reniegan, pero lo hicieron, con “Don Fer” de “El Junco” o hace un año con “Lugareño” de Luis Autrique.

Manolo Mejía ha encontrado el toro pronto últimamente. Pero ganar el respeto será su objetivo y conseguir algo que es muy difícil, el abandono técnico. Quizá es lo único que le ha faltado para cortar rabos. Trofeo que rozó la última vez precisamente cuando se vio anunciado con un encierro de Real de Saltillo, la noche de “Desvelado”

Por cierto, recordando, a esa corrida Miguel Espinosa “Armillita” le tumbó dos orejas al segundo y David Silveti cortó una oreja tras inverosímil gran estocada al primer viaje. Ojalá y que la historia…

Pero aquello fue en 1994, un once de diciembre, y ni Capea ni Mario Aguilar son Silveti o Armillita. Ojalá no haya reproches, me refiero al tirón del cartel. Cierto que Capea no pasa de estar bien. Deseo que el año mexicano que realizó le haya traído  la cadencia que tanto le reclama su excesiva mecánica.

Y que Mario Aguilar no vuelva a confirmar que se fue a España siendo mejor torero de cómo volvió. Las verónicas de recibo en su primero, nos hacen volver a soñar con ese gran torero, el de la cadencia y el sabor. Por bien del festejo que así sea.

La plata de ley es la respuesta. La de las arrobas de los grandes encierros y la que ilusiona (o debiera ilusionar) a los grandes toreros. Ojalá que no todo quede en fuego cruzado, guerra fría y sucia, intento de veto y tuneleo. Palabras bajas, taurinamente. Pero necesarias para aclarar que prefiero discutir un encierro como el de Real de Saltillo que los jalones que la “cargada taurina” están tirando entre “mendocinos” y “venturistas”.

Fabulosa la pasión, bienvenida la división y el debate, pero las onzas también pueden acabar en puñados de treinta monedas cada uno, así que juzguemos equilibradamente, tal como lo hizo temprano “El Guerra” en este querido espacio. No estamos en el antiguo oeste, cuando los hombres eran hombres y… aunque sea otra historia, quisiera estar en esa época en que las diferencias se arreglaban en la arena del ruedo.

Ojalá entendamos que la plata real, el pan, “está ahí, en los pitones de los toros” Así que en lugar de dirigir las naves a la discordia taurina solapando “intereses ocultos” de ganaderos o empresarios, arreglemos nuestras diferencias de frente.

Que mucho interés tendré en no ser de los “gloriosos neutrales” Si Pablo Hermoso de Mendoza o Diego Ventura desean ejercer y liberar vetos, respectivamente, que lo hagan resultaría fabuloso. Pero no se les olvide que esto es con toros, no con chivos y, empezando por eso, comenzaríamos a tomar en serio esos “piques”.

Tal como tomó en serio su compromiso Real de Saltillo. Correspondamos y acudamos a la Plaza, no sea que todo quede, como casi siempre quedarán las declaraciones y sus escribas, en agua de borrajas. A los sofistas se lo perdonamos a los aficionados no.

Twitter: @CaballoNegroII.

3 Comentarios »

  1. El 26 de Septiembre asistí a Atlacomulco Estado de México a la Corrida de Toros que se presentaban Manolo Mejia, Jose María Luevano y no recurdo el tercer espada, el encierro fue de Real de Saltillo muy bien presentado y con trapio.
    El triunfador de la tarde fue Manolo Mejia que dejo claro que es un torero con experiencia, arte y muy bien acoplado con los Real de Saltillo.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s