Se fue un Ganadero Revolucionario: Juan Pedro Domecq

Por Luis Cuesta

El pasado lunes 18 de abril  el ganadero Juan Pedro Domecq se dirigía camino a su finca «Lo Álvaro»  cuando en el término municipal de Higuera de la Sierra (Huelva) ocurrió un siniestro percance que terminaría con su vida a sus 68 años de edad. El accidente, ocurrido pasadas las doce del mediodía de ayer lunes, fue consecuencia de un choque frontal de un camión con el vehículo en el que viajaba el ganadero.

Con esta triste noticia se fue el criador del «toro moderno», el toro que según algunos críticos cambio el comportamiento y la bravura de las reses bravas que se lidiaban en las principales plazas de España, Francia y Colombia anteriormente a Juan Pedro.

Domecq Solís, fue presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, entre 1984 y 1994, heredó la ganadería que había fundado su abuelo Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, que en 1939 compró el hierro de Veragua, encaste emblemático de la cabaña de bravo. En 2009 publicó el libro “Del toro a la bravura”, su reflexión y análisis de la tauromaquia.

Muy criticado en vida asi como aplaudido, Juan Pedro Domecq siempre apostó por reducir el tamaño del toro, pero sin menguar la bravura, aunque no siempre consiguió el mejor resultado. Pero Domecq siempre buscó un animal noble y armónico que resistiera los dos primeros tercios para venirse arriba en la muleta con una embestida alegre y dulce. Su vida como ganadero fue de SOL y SOMBRA, ya que mientras sus toros producían triunfos, también generaban polémica.

A pesar de todo se dice que en la actualidad, el setenta por ciento de las reses que pastan en el campo bravo español llevan sangre «juampedro», en este sentido, Julián López «El Juli» afirmó que «el toreo de hoy es así, en parte, por el tipo de toro que creó: con ritmo y clase, ideal para la muleta». Mientras, el ganadero Álvaro Núñez del Cuvillo reconoció que Juan Pedro Domecq fue «un pionero».

La familia y amigos más íntimos han despedido el dia de hoy al ganadero en una misa celebrada en su finca, entre los asistentes destacaron toda la familia Domecq, los toreros Curro Romero, Javier Conde, Paco Ojeda, Dávila Miura o Miguel Báez ‘Litri’, entre otros, así como el ganadero Eduardo Miura y Fernando Cuadri y los apoderados Simón Casas, Victoriano Valencia y Curro Molina.

Twitter: @LuisCuesta_

Curro Romero y Roberto Dominguez llegando al funeral.