Alejandro Talavante «Pasaré todo el invierno en México»

Por Francisco Ojados

Alejandro Talavante es a pesar de la madurez profesional que ha alcanzado, todavía un joven extremeño, al que recordamos en sus inicios cuando fue apoderado por el lorquino Juan Reverte, Alejandro pisó de novillero con mucha fuerza hasta tomar la alternativa en Cehegín, después de que Madrid le pusiera el sello de ‘torero revelación’. Hoy es un torero a un paso de la consagración y uno de los referentes de las temporadas en America y Europa.

-¿Feliz con tu temporada? Has llegado a una gran regularidad de triunfos en las plazas importantes. -Estoy disfrutando mucho. Casi todas las tardes encuentro mi toreo. Va a ser una temporada recordada, porque le va a imprimir importancia a mi carrera, gracias a la fuerza que está teniendo. Quedan las últimas ferias, en las que espero seguir disfrutando como lo he venido haciendo durante todo el año.

-Incluso su cruz, que era la espada, ya no lo es tanto. -Sí. He mejorado con la espada y me ha proporcionado mayor regularidad de triunfos.

-Ha ascendido a la cima. Está ya compitiendo en primera línea, entre los grandes. -Casi todas las tardes me están saliendo las cosas bien y eso es una satisfacción inmensa. Cuesta mucho, porque hay que mantener el nivel y todas las tardes hay que dar el callo. Todas las tardes hay que salir a dar la cara. Estoy orgullosísimo de ello.

-¿Qué espera del final de temporada?, ¿cómo se plantea la siguiente? -Espero una tónica parecida y terminar al mismo nivel. Luego, pasaré casi todo el invierno en México, haciendo el ciclo americano para prepararme bien de cara a la temporada que viene. Todavía me queda mucho por hacer y yo creo que este año es el principio de una carrera que va a ser muy intensa.

-Me gusta calificarlo como el torero de la improvisación, ¿está de acuerdo? -Sí. Me gusta ser creativo. Creo que la capacidad de sorprender es muy buena para un torero a la hora de conectar con la gente. Le hace tener gancho con los espectadores. Yo no entro con nada preconcebido en la plaza, sino que actúo siempre sin guión, y eso se nota mucho a la hora de tener capacidad de sorpresa y a la hora también de disfrutar.

-En sus primeros tiempos era difícil encontrar a Alejandro en la habitación del hotel. Antes de torear, salía a pasear por la ciudad y se perdía casi hasta la hora de la corrida, ¿sigue haciéndolo? -No. En eso he cambiado bastante. Ahora suelo quedarme en la habitación con algún amigo o algún compañero. Depende del día, pero prefiero quedarme tranquilo a descansar en la habitación.

-¿Es fruto de una mayor responsabilidad? -Puede ser. Soy más consciente y también me gusta mucho internet y leer las noticias nuevas que surgen, ver cosas de toreros antiguos,…

-Hay una nueva generación de toreros que están enganchados a las nuevas tecnologías y las redes sociales. ¿A usted también le gustan? -Creo que es una cosa muy positiva para nosotros porque el toreo, al igual que todo lo demás, debe evolucionar, y las redes sociales son algo fundamental para que se mejore la imagen de la Fiesta y no se perciba como algo cerrado. Te da unas posibilidades que deben ser aprovechadas. Permite estar en la sociedad, como toda la vida lo ha estado el toreo, lo que pasa es que antes era de otra forma. Es necesario estar con los nuevos tiempos.

-¿Qué busca cuando no torea? -Me gusta mucho la tranquilidad. Estar en el campo, con mis animales y mis historias en la cabeza, buscando siempre la evolución de mi toreo. También disfruto con el cine y la música, que me relajan bastante.

-Ya hará ganado para alguna finca. -Sí, claro (sonríe). Hace tres años compré una finquita y la estoy disfrutando mucho.

Via laverdades.

1 comentario »

Deja un comentario