La Luna Taurina – Triunfo Taurino y Altruista de Talavante y «El Payo» en San Miguel Allende.

Cual pintura, "El Payo". Cercanía en el cambio de Mano.

Festival en una plaza con historia en la que, según me contaban, Allende realizaba faenas donde el mismo era participe, el clima decreció conforme cayó la noche, pero no el ánimo que al contrario incremento hasta el último instante.

Por: Dr. Enrique MuñozDe SOL Y SOMBRA.

Siendo las 8:30 de la noche en la Plaza de Toros Oriente, la banda comienza a tocar España Cañi. Ligeros toques de un frio el cual pronto comienzan a disolverse conforme los aficionados llegan a ocupar sus lugares.

Abierta la Puerta de Cuadrillas Jorge Hernández, seguido de Eulalio López “Zotoluco”, Ignacio Garibay, Jorge San Román, Alejandro Talavante, Joselito Adame que sustituye a Arturo Saldívar, y Octavio García “El Payo”, listos para un festival taurino que comienza muy emotivo recordando a Nicolás González Rivas, a con el minuto de aplausos en memoria.

“Fundación” de Xajay con 450 kgs es para el Rejoneador Jorge Hernández Garate.

Con buen mando y temple Jorge Hernández coloca par de rejones y su banderín ofrece un toreo a la grupa y tras el cambio de caballo comienza a colocar banderillas clavando al estribo, de poder a poder y tirando de frente en suertes donde Hernández, codicioso y de costado es alcanzado por el toro sin daño alguno. Deja el  Rejón de muerte ligeramente trasero, viene derrame y rápido fin para “Fundación”. Corta oreja.

El Primer espada, Eulalio López “Zotoluco”, con el “BigCola” de 528kg de Carranco, inicia con un par de verónicas más rebolera siendo lo más notable al capote. De muleta muy bien al natural siguiendo derechazos que calientan al tendido. La faena, en su mayoría izquierdista, le vale para cortar un apéndice tras una estocada entera y tendida.

Ignacio Garibay, ataviado de  traje charro que ha portado en ocasiones anteriores en Juriquilla enfrenta a “Gracias” con 490 kgs. y nos regala espléndidas verónicas. En varas el de Carranco cumple con larga arrancada provocando derribo del piquero quien por unos instantes es conmocionado, El tercio se cambia con solo un par de banderillas. Con la muleta por un momento estuvo cerca de recibir un puntazo en la cara pues el toro cambia. Breve faena y deja una entera en buen sitio agradeciendo los aplausos del público.

El humo de tabaco, la cebada y las bellas mujeres sigue circulando por los tendidos a tiempo que el frio acomete. La noche ha sido de faenas cortas pues los toreros  parece que solo han salido a cumplir

Sale “Donativo” con 450 Kgs para Jorge San Román, Breves los dos primeros tercios. San Román recibe un fuerte golpe con una banderilla al momento de un derechazo en los medios. El astado es  bravo, San Román se crece al castigo sacando pases en su totalidad derechistas pero las facultades limitadas de San Román le llevan a dar muerte a su astado pinchando en dos ocasiones y con  estocada tendida y caída y doble fallo del puntillero..

“Vaya. Ojalá y Talavante no salga solo a cumplir” era lo pasaba por la cabeza de los aficionados al tiempo que varios turistas interesados preguntaban sobre las suertes de la muleta y los lineamientos del “BullFight” como ellos le  llaman. Una escena clásica en San Miguel.

Alejandro Talavante, porta traje Charro azul marino y endilga así a “Altruista” de 440 Kgs. par de verónicas que calientan garganta. El grito de “Olé va “en aumento, la suerte de varas solo permite señalar un puyazo y tras cambios de tercio, camina a los medios y brinda a todos. El sombrero charro mismo queda en los medios adornando el redondel.

A pies juntos Talavante toma la muleta con la mano derecha y aguantando la acometida del astado dibuja 5 derechazos rematando con desdén que son suficientes para olvidar el frio arrancando “olés” más fuertes del tendido y aplausos para el Español. Camina a los medios y nuevamente regala tanda de derechazos en redondo cerrados por el pase de pecho. A la arrancada del toro Talavante ejecuta pase cambiado por la espalda y tras cada muletazo la cercanía con “Altruista” disminuye de tal forma que el toro toca con el hocico una de sus piernas, la euforia ante la entrega de Talavante no se hizo esperar.

“No salió a cumplir, salió a dar la vida”, era el pensar del aficionado al tiempo en el que se perfila para matar dejando entera en buen sitio que vale para cortar par de apéndices. Vuelta al ruedo y el público por primera vez en el festejo se levanta para aplaudir.

“Sonrisa” de 490 kgs es para Joselito Adame. Le recibe de rodillas con una larga y desde su salida el toro muestra debilidad pues está acalambrado de los cuartos traseros. Apenas se señala el puyazo al igual y solo una banderilla por la cuadrilla. Con mucha entrega busca sacar los pocos pases con la muleta a un toro que continuamente cae al suelo.

 “¡Ya no tiene nada que dar!”, palabras que gritaban al hidrocálido quien al igual que Talavante acorta distancia para lograr la acometida siendo levantado sin consecuencias más que la rasgadura del pantalón en la zona del glúteo derecho. Mucha entrega del torero poca fuerza del  toro pero Joselito también logro exaltar al tendido, perfilándose a matar y dejando perfecta estocada bien puesta. Oreja al esfuerzo.

“Bienvenido” de 460 kgs se llama el último que es para Octavio García “El Payo”. Le recibe cerca de los medios

Dosantina de "El Payo" en San Miguel

toreando como en lo personal nunca lo había visto.

En la suerte de varas, el astado se crece al castigo y “Payo” pide a su cuadrilla que se meta, porque esta noche es de él, esta noche Octavio pondrá banderillas. Invita a unirse al festejo a Ignacio Garibay y a Joselito quienes toman sus pares para juntos dirigirse cerca de los medios brindando al público presente.

Tremendo par de banderillas como en los viejos tiempos por parte de “El Payo” que después de colocarlas sale caminando con maestría como si jamás hubiera abandonado esta suerte. Garibay y Adame hicieron lo suyo, éste último en los medios dejando tremendo adorno. El público no sabe qué hacer exctamente, algunos comienzan a desentumirse y otros se levantan aplaudiendo y agradeciendo el detalle de los toreros.

Último tercio. Octavio García, emocionado, va a los medios y brinda a todo el respetable finalizando con una ligera mirada al cielo, seguro dedicando la faena a su tío Nico.

“Bienvenido” queda cerca de la puerta de cuadrillas, “El Payo” en los medios. Ambos fijan su mirada, hombre y bestia con sincronía, al tiempo que se perfila el torero y comienza a citar a su astado haciendo el péndulo. En el mismo lugar ejecuta un pase cambiado por la espalda, molinete y terminando la serie con un pase de pecho.

Pronto, al seguir los muletazos, la gente comienza a cambiar los olés por el “¡Torero! ¡Torero!…” La Banda interpreta la canción regional de San Miguel de Allende  y las suertes con la muleta ejecutadas han sido como si de salón se tratara y se levantan incluso a los estadounidenses quienes sin entender mucho igual se emocionan.

Como la suerte máxima ha sido ejecutada con la misma maestría y pasión que toda la faena, una estocada hasta la bola, en pleno morrillo, bien dirigida digno es el rabo para Octavio García.

Así con gloria nos vamos en un Festival, cierto, pero con la esperanza que esa impronta de triunfo se irradie en los festejos formales a los que asistimos a fin de ser más taurinos cada día o cada noche de luna llena, de luna taurina.

 

Twitter (Texto y Fotos): @Kiquemc.

 

 

Pañuelos en alba sepia. Triunfo de "El Payo"

 

Deja un comentario