Tarde para el olvido en Merida


Merida, Yucatan. –No salió el Sol ayer para nadie en la Plaza Merida. El día, que amaneció nublado, transcurrió así casi toda la jornada y concluyó solo con algunos destellos, acompañados de las luces artificiales de la Plaza.

En un caso pocas veces visto, tres de los toros que envió Manuel Espinosa -en general con buena presencia, hay que decirlo- se despitorraron; solo cambiaron uno (el primero); el director de lidia se fue del coso antes del final de la corrida en medio de una bronca, previa autorización de la autoridad, y solo hubo un cuarto de entrada tal vez porque el mal tiempo desalentó a muchos… En fin, una tarde como el clima.

Podemos resumir la segunda corrida de la temporada de Espectaculos Taurinos de México como una tarde que generó mucha expectativa y, al final, los aficionados salieron con ganas de ver más. Entre lo que habría que destacar figura el ímpetu de los aficionados por ver toros y la torería, enorme, de un joven mexicano dueño de un profesionalismo y cualidades toreras como pocos las tienen.

Joselito Adame cortó la única oreja de la corrida -muybien ganada-, en la que el español Daniel Luque no las tuvo todas consigo porque su segundo toro se partió un pitón y ya no quedaban astados para cambiarlo. En lo que fue el estreno del matador ibérico en tierras mexicanas, el público yucateco le aplaudió buenas tandas con el capote y también con la muleta.

Octavio García «El Payo», quien regaló uno luego que su primero se inhabilitó al estrellarse en un burladero, tuvo que matar sin lidiar al ejemplar con que abrió plaza.

Muchos imponderables en una corrida que se desarrolló casi en su totalidad con lloviznas y un cielo gris.

¿Culpa de alguien?

De todos y de nadie. Nadie espera que se destrocen tres toros. Y menos cuando todos salieron con buenas patas y rematando en algún burladero, lo que generaba entusiasmo en los tendidos y la esperanza de que algo bueno podría ocurrir.

¿Por qué se fue el director de lidia, quién debe quedarse hasta el final?

«Fue algo consensado desde el sorteo… Tenía un problema con su conexión de vuelos y se le autorizó», dijo el presidente de la Comisión Taurina, Hernán Evia. Los aficionados vieron raro cuando abandonaba la plaza y el enfado fue patente. La gran mayoría no sabía que ya había un acuerdo para que saliera de la Plaza antes de concluir la corrida.

Una decisión audaz, sin duda, pues esto de la fiesta es algo con muchos imponderables.

La afición se enfadó, igual que el torero, y con sus razones. ¿Qué pasaba si un torero o los dos se lesionaban?

La tarde siguió y solo lo hecho por Adame, con su profesionalismo, virtudes y un gran par de banderillas, hizo menos amargo el trago y permitió disfrutar la fiesta.

Como lo hace en España y en otras plazas del mundo donde se presente, Joselito dejó patente su esfuerzo y profesionalismo, y demuestra que quiere ser una figura del toreo. La conexión que logra con el público yucateco se nota en la plaza, donde él siente que tiene un compromiso cada vez que se para en estas tierras.

Daniel Luque seguramente quería un mejor debut, pero en los toros no siempre salen las cosas como se esperan. El «Payo» dejó patente también que por esfuerzo no paró, aunque no las tuvo todas consigo. (por Gaspar I. Silveira Malaver)

Via El Diario de Yucatan

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s