Pasión por los Toros en Real de Valladolid – Tientan los Silveti y Fernando Labastida en Michoacán.

El irrenunciable empaque de Silveti corre la mano en el derechazo en Real de Valladolid.

Compartimos a ustedes el acontecer del campo bravo michoacano donde se encontraron tres dinastías que fusionan la esencia torera y ganadera, los anfitriones, los Ramírez, los toreros de la Casa Silveti y la joven promesa de potosinas tierras, Fernando Labastida quien deja ver su posible alternativa en la Plaza México. Dejamos una nota publicada en el Diario Provincia en días pasados..

Por: Marco Malvido – Provincia Diario. Morelia, Michoacán.

En una tarde de esencia taurina, el pasado, presente y futuro de la fiesta brava mexicana se reunieron bajo la nostalgia decembrina en el Real de Valladolid para festejar el triunfo en la Plaza México de Diego Silveti, quien compartió una tienta con familiares y amigos, entre ellos, Fernando Labastida, novillero que el próximo mes recibirá su alternativa de manos de “El Juli” en el coso de Insurgentes.

Un círculo muy íntimo de amigos, honrados por la presencia de Juan Silveti, el más grande de la dinastía de uno de los apellidos más distinguidos del toreo en México, se dieron cita en el Rancho Valladolid para celebrar un año que se va y ha dejado grandes satisfacciones, en particular para Diego, quien en agosto recibió su alternativa en Gijón, España de manos de uno de sus ídolos, José Tomás. La presencia de Juan Silveti convierte a cualquier tienta en una especial.

Su legado es y será imborrable en la fiesta mexicana y él, con excelente salud, se dedicó a disfrutar los muletazos de Diego, su bisnieto, el reciente matador que se encargará por mantener viva en el ruedo la llama inextinguible de los Silveti. Diego abrió la tienta, sorprendido por la nobleza y el espíritu de la primera vaquilla de la ganadería Real de Valladolid. Sus trazos fueron finura, pura floritura con pases de técnica depurada, con el sello de la casa

Le siguió Fernando Labastida, quien vive con tranquilidad los días previos a su momento de la verdad en la Plaza México, donde en enero próximo compartirá cartel con Diego y será apadrinado por “El Juli”.

También se mostró Eduardo Silveti, hermano menor de Diego, quien a sus 24 años se encuentra en el pleno descubrimiento de su vocación, en una etapa de su vida en la que buscará en su interior si el toreo es lo suyo.

Eduardo Ramírez completó el cartel de amigos que enfrentaron al toro con buena faena, a pesar de la poca prestancia de su enemigo.

La esencia de los Silveti dejó su aroma en el rancho Real de Valladolid. Cuatro generaciones reunidas en una tarde para celebrar el presente, brindar por el pasado y forjar el futuro.

Cuatro generaciones reunidas en una tarde para celebrar el presente, brindar por el pasado y forjar el futuro.

Via: http://www.provincia.com.mx

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s