Superdomingo y Superdesinfle – Drama y Decepción acumulados en La México.

Con el Santo de espaldas, la contrariedad de "Juli". Foto: @Colorjay.

El rigor se impone a la ilusión del derroche, que mejor dicho ayer se entiende como despilfarro de la ilusión que poco a poco se va perdiendo durante una de las citas más esperadas de la Temporada en La México. Por debajo en absoluto de un lote con opciones “Zotoluco” se observa en horas muy bajas. Paga “El Juli” la decepción del ganado y por supuesto de lo perdido en el público cuya ilusión se rompe tal como el tercero, en inesperado accidente, rompe la luz del temple, poco a poco proverbial, de Juan Pablo Sánchez.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA. Fotos: Jorge Prado Aguilar.

Se respira hondo cuando el olé es largo. Tal como con el que responde el Coso de Insurgentes ante las dos primeras tandas de derechazos de Juan Pablo Sánchez a “Barranqueño” el negro girón, tercero de la tarde.

Responde la Monumental pues Sánchez con la muleta alivia el tranco del flojo, estrecho y zancudo burel con el que está discreto con de capa, al que la cuadrilla mide castigo y con el que Campos a la brega, finaliza el tercio de banderillas.

Lo hemos consignado antes, reúne el joven espada en su modo de andar por la Plaza, algunas de sus principales virtudes: amplitud y ritmo, despaciosidad y templanza, es decir, todo eso que el valor permite desarrollar delante de la cara del toro. El que ayer viste de negro y oro, ilusiona al brindar al cónclave, La México responde fuerte cuando la altura correcta, sin estorbar salidas, todo con buen gusto y buena planta, lleva por bajo y abrocha en los remates arriba.

Aclara incluso la neblina del encapotado techo. Y parece ir a más.

La expectación cree cuando en el cite natural sobre la zurda, Sánchez invita desde los medios al toro que arranca a la larga distancia, apuntando su espalda a la puerta de arrastre. Lo he visto de frente: un tanto el viento, un poco el cite no del todo cuadrado, provocan la voltereta no tan fuerte en apariencia pero que cobra gravemente la pierna izquierda de Sánchez. El toro pasa por encima.

Aquí se rompe la corrida, quiebra el festejo y la ilusión de la gente resquebraja. Justo cuando el burel ya caminaba encelado, ayudado siempre por el temple.

Disparadas las alarmas, con esos nudos de corbatín que no se deshacen y que sacan la raza de Juan Pablo, el joven torero se encuentra en un nuevo escenario, la aparición de la amapola roja de la cornada floreciendo sobre su carne. Vuelve al toro, poco más cerrado a las tablas, para asustar y mostrarse incluso templado al correr la mano con la derecha.

La desesperante escena. Juan Pablo a merced, "Juli" en la asistencia.

Con el toro a más y físicamente el torero a menos, las cuadrillas permanecen en el ruedo cuando Sánchez entra a herir dos veces en profundo arroyo de rubíes donde se vacía dramáticamente al quedar enganchado su taleguilla del pitón del toro. Escena terrible con “Juli” intentando rescatarle. Gran ovación en su paso a la enfermería.

Pierde el turno Sánchez, gana al menos un respeto y el tiempo de la espera, de una Plaza que aguarda, otra vez, por el auténtico secreto mejor guardado de México, el misterio del temple de Juan Pablo. Quiera Dios vuelva pronto.

Ocurre antes que Fernando de la Mora regresa con un toro cárdeno claro bien hecho y presentado que pese a su flojedad llega al último tercio con claridad en y nobleza en su embestida. Tiene la mala suerte este nuevo “Seda Gris” de ser lidiado por Eulalio López “El Zotoluco” que tras ligar por el lado derecho dos tandas, echa a perder todo con un desarme por el lado izquierdo.

Debajo de la Contraporra, resguardado del viento, “Zotoluco” no puede ganar un paso entre natural y natural, cosa que sustituye con ese ir y venir que impide dejar la muleta puesta. La culpa claro, anticipo el comentario oficialista, es del toro. La cosa se diluye entre enganchones y la espera del toro, simplemente de algo más que solo voluntad. Pinchazos e incomodísimo silencio.

Mata Eulalio el toro de Sánchez, haciéndose un lío con la cruceta. A mucho de la decepción está la falta de sitio y de claridad de mente del de Azcapotzalco, muy por debajo del soso cuarto al que, como estaba “sobrado” de “genio” de “poder” y de “mala leche” su matador decide doblarle como si de un barrabás se tratase, el resultado: por la arena al inicio.

De ahí, la cara alta a la salida, ha sido el estigma que no resuelve del torero con nuevo desarme. Pena absoluta, nuevo condescendiente silencio. Irónicamente, los tres toros con opciones mueren a manos de un “Zotoluco” en un momento complejo. Necesario examen de conciencia. Dura lex (vitae), sed lex.

La ley de “El Juli” se impone a la negra “garrapata”, alimañera que se queda corta luego de banderillas, mansa y floja amenaza al torero. Sobra el quite porque faltan fuerzas. Pero a pesar de cabezazos, de miradas, de que el toro husmea, “Juli” arrea para envolver la embestida la cintura se agranda y voltea los ineptos zumbidos del reproche.

En cercanías, en pleno descaro desdeña todo para convencer al terrible segundo de que tiene que pasar al modo de Julián que ayer hace todo menos matar. Sufrida faena porque tras estar con tal firmeza no se puede fallar con la espada tan terriblemente. Eso sí, justa y por demás torerísima la ovación con saludos.

Contrario al caso de “Zotoluco”, los toros sin opciones por descastados, flojos y mansos en absoluto tocan a “Juli”. Intenta, incluso brinda, el quinto: un canto a la falta de casta que desata los demonios de la fila octava del segundo tendido de sol, arriba de la Porra. Cuando “Juli” discute, la cosa se tuerce. Mucho tiene que ver el fracaso del festejo en el hecho de “Juli” queda sin opciones.

Se trata de autoconvencer con el sexto: canto a la flojedad. Acabada la decepción, a la llegada de la lluvia como fin de la decepción, se aplaude a un chavalillo que está siendo la delicia del fin de cada corrida. Ni tres años tendrá pero tiene idea de cómo citar y torear con la zurda de salón.

Ojalá la Fiesta no acabe así, sin toro.

Gritaron: “¡Estás en La México, cab…!” Contestaron: “¡Tú también…!” Casi todo mundo se da cuenta de ello, pocos lo tienen presente, muchos menos lo valoran. Empezando por lo que sale por toriles, que antes al menos se movía. Hoy ni eso.

El desinfle del modelo de Fiesta que ya pasó, ocurre seguido. Los toros no tienen palabra de honor, eterna reserva, pero ante el uso tan reiterado parece que estamos haciendo de la pena ganadera el eje rector.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2010-2011. Domingo, Enero 29 de 2012. Décima tercera de Derecho de Apartado. Dos tercios plaza en tarde nublada con llovizna al final. Viento hasta la lidia del cuarto. Ambiente y reventa descarada.

6 Toros, 6 de Fernando de la Mora (Divisa Amarillo y blanco) Desiguales de presencia. Aplaudido de salida y en el arrastre el primero. Anovillados tercero y cuarto. Difícil y descastado los tres que mató “El Juli”. Flojedad generalizada y poca casta.

Juan Pablo Sánchez fue herido en la pierna izquierda por el tercero de la tarde quedando imposibilitado par continuar.

Eulalio López “El Zotoluco” (Grosella y oro) Silencio, silencio en el que mató por Sánchez y silencio. Julián López “El Juli” (Burdeos y oro) Gran Ovación con saludos, división y silencio en el que mató por el tercer espada. Juan Pablo Sánchez (Negro y oro) Ovación al retirarse a la enfermería en el único que enfrentó.

Destacaron picando, César Morales al cuarto, Salvador Núñez al sexto y Curro Campos a, quien saludó tras parear fenomenalmente al segundo de la tarde. A la brega, Sergio González durante la lidia del primero.

PARTE MÉDICO DE JUAN PABLO SÁNCHEZ.

Durante la lidia del tercer toro de la tarde, el matador Juan Pablo Sánchez fue herido en la cara interna del muslo izquierdo en el tercio medio condistal.

Desgarró la piel 15 cm. y presentó una trayectoria principal de 20 cm. hacia atrás y hacia arriba que contundió y descubrió la vena y arteria femoral y desgarró los músculos posteriores del muslo y una trayectoria secundaría hacia atrás y afuera de 15 cm. que igualmente descubre y contunde el paquete vascular y los músculos posteriores del muslo.

Ameritó reparación de los músculos y cobertura de la arteria y vena femoral. Si no existe complicaciones será dado de alta el miércoles próximo y podrá torear en tres semanas.

Firma. Dr. Rafael Vázquez Bayod.

Zotoluco sobre la Izquierda. Foto: @ColorJay

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s