López Simón pone el calor y los argumentos – Descastada novillada en Valencia.

López Simón de rodillas en Fallas.
López Simón de rodillas en la novillada de Fallas.

La primera novillada de la Feria de Fallas arrojó un pobre balance. Solo puntuó Alberto López Simón en el tercero de la tarde mientras Pascual Javier y Sergio Flores pasaron de puntillas ante una novillada de Javier Molina que resultó muy pobre de casta.

Por: Sixto NaranjoCOPE.

Pasado el fulgor del domingo, de las orejas y los toreros del ‘cuore’, la plaza de Valencia registró este lunes una pobre entrada para ver la primera novillada de su Feria de Fallas. Novillada con miga sobre el papel para ver a dos de novilleros punteros del año pasado: el mexicano Sergio Flores y el madrileño Alberto López Simón. Y fue este último quien más calor puso en sus actuaciones para intentar mitigar el frío ambiental que caló en los tendidos, reafirmar su posición y encarar con argumentos su próxima alternativa en Sevilla.

Y todo ello con una novillada de Javier Molina muy desigual en tipos y en comportamiento, pero con el común denominador de la escasez de raza y sin terminar nunca de romper en las telas.

La oreja cayó en el tercero, un novillo colorado estrechito de todo y que resultó tan noble como flojo. López Simón inició su faena de rodillas, ligando varios redondos. No hubo acoplamiento en la primera parte del trasteo, en la que se echó en falta algo más de reposo y temple para conducir las embestidas del utrero y donde sobró cierto amaneramiento en las formas del novillero.

Rompió la faena con una tanda a derechas, con Alberto más metido en los terrenos del novillo y poniendo la emoción que faltaba al pupilo de Javier Molina. Epilogó su labor de nuevo de rodillas y con unas postreras manoletinas. Pese a que la espada se fue a los bajos, la petición fue suficiente para que López Simón contase su paso por Valencia con una oreja en el esportón.

El sexto fue otro cantar. Novillo que se movió sin clase y sin ritmo que además tendió a acortar sus embestidas según fue transcurriendo el trasteo de López Simón, que de nuevo volvió a tener desviado el punto de mira a la hora de entrar a matar.

Sergio Flores dejó mejor impresión en su primer novillo. Animal que fue y vino sin emoción al que toreó inteligentemente. Lo llevó más en línea en el comienzo de faena para después ir metiéndose más con él. Muy firme y con las zapatillas atornilladas en el albero valenciano, el mexicano corrió la zurda con largura y mando antes de meterse en los terrenos del novillo para terminar de exprimirlo. Pero un pinchazo y una estocada haciendo guardia antes de la definitiva, enfriaron los ya de por sí fríos tendidos del coso de la calle de Játiva.

El quinto dio pocas opciones a Flores. Este fue el novillo más cuajado del encierro de Javier Molina, pero  embistió siempre con mal estilo, soltando mucho la cara y sin entrega alguna. Esfuerzo baldío el del azteca que se mostró gris, viendo nuevo silenciada su actuación.

El local Pascual Javier saludó una ovación en su primero. El valenciano se vio molestado por el viento y su novillo no terminó de ponerle fáciles las cosas con sus embestidas discontinuas. Tuvieron mejor trazo los naturales si bien Javier abusó en exceso del cite perfilero.

El cuarto fue otro novillo que se movió mucho pero de nuevo se volvió a echar en falta más calidad en esos viajes. Pascual Javier trenzó esta vez una faena ramplona, larga de metraje y que finalizó con un arrimón que tampoco venía mucho a cuento vistas las prestaciones de su oponente.

Via: Cope.es

RESUMEN DEL FESTEJO.

Valencia, lunes 12 de marzo de 2012. 3ª de Fallas. Un cuarto de entrada. Novillos de Javier Molina, bien presentados aunque muy desiguales de hechuras. Conjunto bajo de casta que no terminó de romper. Pascual Javier, saludos tras aviso y silencio tras aviso. Sergio Flores, silencio tras aviso y silencio. López Simón, oreja y silencio.

Deja un comentario