Tristán: «En la barriga de mi madre ya estaba tocando» – Habla el director de la Banda de Sevilla.

¡Bravo, Tejera! Su antología.

Entrevista a José Manuel Tristán, director de la Banda de Música del maestro Tejera.

Por: Lorena MuñozABC Sevilla.

José Manuel Tristán dirige la banda desde noviembre de 2006 cuando su padre, Pepín Tristán le cede el testigo. Aficionado además de músico, defiende su independencia a la hora de decidir si suena o no un pasodoble

-Dirige una banda con mucha historia. Cuénteme algo sobre ella.

-Es una banda centenaria aunque tenemos documentado en 1910 que Joselito «El Gallo», amigo íntimo del maestro Tejera, le encarga reforzar la banda que ya existía para la plaza de toros Monumental de San Bernardo, que solo dura dos años. En 1938 pasamos a ser la titular de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

-Tienen un aniversario a la vista.

-Sí, el próximo año cumplimos 75 años en esta grada. Tengo que hablar con la empresa y con la Maestranza porque algo tenemos que hacer. Es una banda ligada a nuestras cofradías y a los toros, pero abierta a todo tipo de música, aunque no se conocida por esa faceta.

-¿Qué parentesco le une con el maestro Tejera?

Es el tío de mi padre; somos las tres generaciones, Manuel Pérez Tejera, José Tristán Martín y ahora yo.

-¿Cómo decide seguir la tradición familiar?

Creo que ya en la barriga de mi madre estaba tocando. A los ocho años formaba parte de la banda tocando el tambor y he llevado la percusión como un músico más hasta que mi padre me cedió las riendas como director.

-Una peculiaridad de la banda es que en la Maestranza quien decide que suene la música es su director, ¿Genera mucha polémica?

-Es motivo de polémica porque es una decisión subjetiva. Siempre lo dejo claro, que suene la música es una decisión personal en la que nada ni nadie me influye. ¿Me equivoco? Seguro, decido en segundos pero nunca por intereses. Hay que elegir el momento de empezar a tocar o de saber cortar. Al que más le duele no acertar es a mi, intento ser lo más justo posible aunque creo que también acierto.

-Se tiene que saber de música pero también ser aficionado.

-Sí, ademas esta banda también tiene la particularidad de que se puede tocar en el capote, en un par de banderillas o en un buen puyazo. La sensibilidad de esta plaza no existe en ninguna otra. Los directores estamos pendientes de que la banda suene bien, de que el repertorio sea bueno…

-Cómo aficionado, ¿a qué toreros le gusta que suene la música?

-Soy de corte artista, lo mejor que he visto aquí ha sido Curro Romero. Me vale más media verónica que diecisiete mal dadas. Pero no influye mi gusto personal para que suene la música. El año pasado «El Juli», un torero poderoso, salió por la Puerta de Príncipe y la banda sonó las dos veces.

-La pasión no quita el conocimiento.

-No, no me ciega. Me gusta José María Manzanares, claro, y Morante. Son los toreros que a me llegan, pero dejo aparte mis preferencias para ser el director de la banda de música.

-Como profesional ¿qué pasodoble le gusta más?

‘Cielo Andaluz’ es el que más me motiva y que pongo en las faenas que más me gustan. Ahí sí que puedo decidir.

-¿Y el que llega más al público?

Dávila Miura. Normalmente todos los pasodobles que tienen solos son más espectaculares, como Nerva, la Concha Flamenca, Fiesta en la Caleta, Ópera Flamenca… Pero Manolete, Agüero o Lagartijilla los superan en calidad musical.

-¿Por qué se inicia siempre el paseíllo con Plaza de la Maestranza?

-Es obligatorio desde que lo estableció la Real Maestranza hace casi treinta años. De forma excepcional se cambia. El 15 agosto de 2007, tres días después de la muerte de mi padre, empezamos con La Giralda porque era el que le gustaba. Pedí permiso para hacerlo a modo de homenaje. También en algún aniversario como en la muerte de Gallito o Manolete.

Via: www.abc.es

Los Blasones del Maestro Tejera.

Deja un comentario