Castella y Cayetano, mejor quedarse en casa – Décima Primera de Feria en Sevilla.

Pase de pecho con la zurda de Castella.

Menos de dos tercios para un cartel supuestamente de la clase B que, si no lo remediaran sus protagonistas, podría pasar a la C. Una vez más, Sebastián Castella y Cayetano dejaron escapar un fácil triunfo frente a reses blanditas y monjiles de Daniel Ruiz. Daniel Luque se llevó lo peor y apenas pudo lucirse.

Por: José Antonio Del MoralSevilla.

Castella y el primer toro se arrodillaron piadosamente nada más salir.

Ruinoso el animal, enseguida surgieron las protestas. Se frenó con la cara alta en las chicuelinas del francés de las que salió arrodillándose otra vez. Se devolvió en este momento. El sobrero del mismo hierro y pelaje, colorao, pasó a media altura al poco terso capote de Castella e hizo sonar los estribos en el caballo. Pero se arrancó de lejos en el segundo encuentro, que no al puyazo porque no se lo pegaron al sangrar mucho del segundo.

Castella no pasó de formalito en su faena apenas templada pese a lo sumiso que embistió el burel que tardeó lo suyo. Mecánico, monocorde y sin sentirse lo más mínimo tratando de aparentar que lo sentía. Varios espectadores le obligaron a cortar el rollo.

El santo público de La Maestranza empezó a perder la paciencia al negarse el palco a devolver al débil cuarto. Castella lo brindó sabiendo a lo que se exponía y, como el toro le acudió con franquía, lo toreó como lo hace últimamente, sin alma, y sin poder completar limpiamente las primeras tandas que pegó sobre ambas manos. Mejoró la cuarta por más reunido y ligados redondos.

Había toro de triunfo y, por no saber evitar una inoportuna caída, los que se había mostrado conformes fueron callados por las protestas de los que no había tragado el ofrecimiento. Hasta la música dejó de tocar. Pinchazo, estocada y Castella de nuevo en evidencia. Segunda corrida y en blanco. Aún le falta la tercera.

Cayetano teatralizó su larga a porta gayola para recibir al segundo, la pegó transfigurado en su padre y lanceó emulando a su abuelo Ordóñez aunque acelerado y el toro se cayó. Bravo y muy noble el animal aunque desgraciadamente sin fuerza, lo mejor del quite por tafalleras fue la revolera de remate. El toro pasó sin picar. Ideal para el modelo.

Pero como casi siempre, los ayudados por alto, los redondos y los naturales siguientes los dio muy despegado y no todos limpios. Mucha apostura y poco lo que se dice torear. Ni poniéndoselas como a Fernando VII es capaz este señor con 35 años cumplidos. Mató de trasera caída y se tragó en brindis entre simples palmas que saludó con notable falta de dignidad.

Laceó de trámite al quinto, muy pronto aunque suelto al sentir el hierro de la puya y de seguido blando de remos. No hubo quites. Erró al empezar la faena sentado en el estribo, pero pegó dos buenos de pecho diestros. También este toro fue propicio. El que más sirvió. Pero, estando algo mejor, tampoco lo templó como debió hacerlo.

Lo increíble fue que, tras dejar escapar a los dos, la mayoría de los asistentes le silenciaron.

Daniel Luque solo pudo completar una buena verónica al recibir al también débil tercero que manseó en varas y, tras derrumbarse, también fue devuelto. Soltaron un segundo sobrero a modo de Montealto que salió al paso y suelto de capotes. Lo fijó un peón con demasiados capotazos Un puyazo excesivo lo dejó para el arrastre.

No hizo falta el segundo. La faena no pasó de un quiero y no puedo. Con el menos serio pero noble sexto, por fin vimos torear debidamente. Luque pegó los mejores muletazos de la tarde con la derecha aunque supieron a muy poco. Y es que Daniel no tardó en dejarse enganchar la muleta por lo que lo bueno quedó tapado.

Via: DeTorosenLibertad.com

RESUMEN DEL FESTEJO.

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza.  Lunes 23 de abril de 2012. Undécima de feria. Tarde casi veraniega con viento y dos tercios cortos de entrada. Seis toros de Daniel Ruíz Yagüe incluido el sobrero que reemplazó al inválido que abrió plaza. De bonitas hechuras, nobles y con poca fuerza. Al límite la de los dos primeros toros. Mejor el segundo que el sobrero que hizo de primero. Devuelto por inválido el tercero, se corrió un sobrero de Montealto que no valió para nada. Flojo aunque muy noble el cuarto. Y lo mismo o mejor el quinto. Brevemente noble por el derecho el sexto.

Sebastián Castella (amapola y oro): Pinchazo y casi entera, silencio. Pinchazo y estocada, división de opiniones. Cayetano (añil y oro): Estocada trasera caidita, palmas con inapropiados saludos. Dos pinchazos y estocada tendida, aviso y silencio.  Daniel Luque (marino y oro): Estocada, silencio. Media baja, palmas.

Bien José Antonio Carretero en palos.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s