Redención en San Marcos – Esperanzador Triunfo de “El Payo” – Décima de San Marcos 2012. Crónica de Feria.

Payo Ags
«El Payo» en el inicio por bajo ante el tercero.

El que no asegunda no es buen labrador. Increíblemente, contra todo pronóstico, Octavio García “El Payo” constituye para bien la gran sorpresa de la Feria de San Marcos 2012 tras reafirmar su éxito de hace dos días, tras entrar por la puerta de la sustitución y salir triunfador de ley cortando una oreja. Las ilusiones se las ha llevado el terrible juego de la corrida más seria de la Feria pero también la más mansa, la peor, con la que “El Zapata” y Talavante imposiblemente lo intentaron.

Por: José NiñoDe SOL Y SOMBRA. Aguascalientes.

Se ha lidiado una corrida de Teófilo Gómez. Sí que ha sido una corrida de toros, sin más, es cierto, en todo aspecto. Bien hechos, en tipo de la casa, para infortunio nuestro ha dado el peor juego posible para nuestra desgracia.

Contrario a lo que la gente cree cuando se enfrenta un torero a un toro el cornudo siempre exige del que de luces viste, el valor y la inteligencia. Eso es lo que distingue al ser humano del que no lo es.

Contrario a la consideración general, cuando un toro embiste a los engaños toreros esperamos de él su fuerza, vigor y poder, esto antes de mencionar conceptos taurinos como raza o casta. Es decir, queremos del toro todo aquello que lo hace ser un toro de lidia, aquello que lo diferencia (subrayamos) de los demás de su especie, o sea, la raza.

La corrida no ha tenido más que su buena conformación física pero ha conjuntado lo peor combinación de todas cuantas hay en el toreo, flojedad y mansedumbre.

Por ello “El Zapata” solo pudo pasear la ilusión, las ganas contenidas por más de diez años para volver a Aguascalientes justo en su mejor momento pero con la peor corrida. Solo puede mostrarse en torero, en ese mismo tono en que lo vimos en Texcoco, con temple y buen caminar, con su sello que cada día se asienta más.

Lancea firme y con conocimiento, el precioso cárdeno cornipaso que abre plaza y  exhibe poco fondo. Pero “Zapata” empeña, tira de un quite girando y por detrás para seguir con caleserina, tafallera y media, previo giro en torera composición. La gente le espera y le apoya. Tira, increíblemente, de una conservadora forma de poner banderillas, cuarteos y sesgo, para lo que nos tiene acostumbrados y logra consumar el tercio atinadamente.

Solo que el cornipaso requiere mimo y colocación, mucha delicadeza porque hay que hacerlo respirar. Muleta puesta, con ritmo y llevando lo más largo posible por el lado derecho, la gente vuelve a responder pero por el izquierdo es imposible, materialmente. No hay toro alguno por ese pitón.

Al tercio tras pinchazo y toda la carne al asador con las largas cambiadas, a modo de llevar a la gente con menos modorra que la que la corrida ha traído. Bien “Zapata” en el par de su creación, el violín y el cierre. Sin alharacas en la muleta, procurando estar mejor y hacer progresar al cuarto que de nuevo tira el ancla. No puede Uriel más que quitárselo con importancia para volver a saludar.

Centrado siempre, “El Zapata” afirma su posición y su liderazgo, responsabilizado y siempre tirando del buen toreo. Pronto quizá llegará su desquite hidrocálido.

Se presentó Alejandro Talavante a fin de confirmar su gran triunfo de hace un año. Y comenzó bien en los lances. Error de Tulio Salgueiro que picó mal, un tallón que hizo sangrar por encima, cambio de tercio que ya no es ni la tercera parte de la lidia hoy ocupa una ínfima posición, lamentablemente.

Mal Fernando Plaza en banderillas y doble desencanto de que el toro se derrumbaba. Así no puede ser y Talavante, aunque insistió, solo pudo quitárselo para saludar. Se prologó la desesperanza con el quinto.

Aunque la corrida ha sido diferente en cuanto a presentación respecto de las demás anunciadas el contenido ha sido el peor. Por ello quedó sin opción Alejandro con el insulso y nefasto quinto, mirón y corto como el que más. Penosa situación, buscar la ilusión del toro nos estrella con la realidad.

Veremos pasado mañana porque el quinto rompió la ilusión, al grado que Talavante con justo enojo macheteó merecidamente al terrible toro, agobiado por los engaños en evidencia de su descastamiento.

El más rematado de la corrida es el tercero, bien hecho por fuera, pero vacío por dentro no obstante “El Payo” en franca recuperación comenzó bien doblándose pero la cara arriba, el desatender la muleta, el no querer saber más de los trapos, dejó al queretano solo de cara a estar digno y con mejor ritmo.

Para la salida del sexto la cosa estaba muerta. La corrida estaba en el tono arrinconado en que el mismo “Payo” se encontraba antes de esta Feria. Surgió de las neblinas y nadie se acordó que entró vía sustitución porque Octavio se asumió como el torero que siempre nos ha ilusionado. Ahí queda el recibo y la decisión en las verónicas.

Esperanzas tras piquetito, “Payo” comenzó de dentro y remató en los medios alternadamente y por abajo. Muleta puesta, el toro fintó acabarse al rajarse por el lado derecho. Manso de naja. No importó, “Payo” resolvió porque pensó, cortó salidas y dejó al toro siempre por los adentros. En el sitio que el toro quería, por el lado izquierdo llegó lo grande, sobre todo cuando convenció por completo al toro.

Porque el astado, paró en seco y “Payo” convenció por que el mismo estaba convencido de darse a torear y cuando el toro le hizo la pregunta, sobre ser o no el gran torero en ese parón, García contestó soberbio al natural y, tras volver a la derecha con el toro rajando, hubo un pase cambiado que fue una pintura previo al mejor pase de pecho y más toreo con la izquierda partiendo en el mismo lugar, tanda magnífica al manso que volvía siempre con la tentación de rajar.

Incluso hubo abandono y se enredó con la zurda, en la redención de “El Payo” en Aguascalientes con ese mismo vestido con que reapareció hace dos años en esta misma Plaza, el terrible 24 de abril. Un respeto para García que cambió en el momento justo y que mató, poco delantero, pero muy de verdad.

Oreja más que de Ley. Veremos si este ritmo puede mantenerle hasta Madrid. Lo que todos deseamos.

Así es el Toreo. Esperemos hoy la cosa mejore en el ganado no obstante la corrida está demasiado “escogida”. Pero hay veces que los pecados aun siendo casi imperdonables dejan espacio para la redención.

Ojalá y para la Feria el camino del reencuentro aparezca desde hoy, salvando nuestra eterna ilusión feriante y torera.

Twitter: @JoseNinoG.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Monumental de Aguascalientes. Décima Corrida de Feria, San Marcos 2012. Jueves, Mayo 3 de 2012. Menos de media plaza en nueva tarde de calor sofocante y sin viento con leve fresco al final.

6 toros, 6 de Teófilo Gómez (Divisa Celeste, blanco y plomo) Bien presentada en cuanto a construcción y con más cara que cualquiera de las lidiadas en la presente Feria. Mansa y fundamentalmente floja, carente de raza en lo absoluto. Decepcionante.

Uriel Moreno “El Zapata” (Salmón y blanco) Al tercio en ambos. Alejandro Talavante (Celeste y oro) Ovación y silencio. Octavio García “El Payo”, que sustituía a Joselito Adame (Azul Rey y oro) Silencio y Oreja.

Las cuadrillas con corrección, sin más. Mal Tulio Salgueiro y Fernando Plaza al no poder lidiar atinadamente al segundo de la tarde. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s