Ocho con Ocho – ¡Exultante! Luis Ramón Carazo sobre la Feria de San Marcos.

Nuevo año, nueva Feria y nuevo indulto.

Por segundo año consecutivo en la Feria de San Marcos en  Aguascalientes 2012,  se combinaron la clase, codicia y nobleza de un toro de Begoña, con la variedad, imaginación y temple del  torero extremeño Alejandro Talavante. 

Por: Luis Ramón CarazoSuerteMatador.

“Santanito” se llama el astado  del licenciado Don Alberto Bailleres y en menos de una semana se  indultaron dos toros de las dehesas guanajuatenses de Don Alberto, el anterior fue el 30 de abril “Amor Lindo” de San Miguel de Mimiahuápam.

El 5 de mayo de 2012, fecha gloriosa en la historia de nuestro país por la gesta de la Batalla de Puebla, fue día de la décima corrida de la feria. El homenaje para el gran comportamiento del toro en la arena fue el indulto y al final de la gran faena, Alejandro compartió una vuelta al  ruedo con el MBA Juan Pablo Bailleres. Al finalizar el festejo, Talavante salió en hombros de los aficionados.

Alejandro en sus principios como matador de toros, era comparado con José Tomás quién se encontraba en el retiro. Con el tiempo su estilo combina la sensibilidad en la aplicación de la técnica y conocimiento, con la variedad, fusiona los lances y pases más clásicos con remates creativos como la arrucina.

Las modas también emergen en el toreo y, aun añadiendo páginas importantes, siempre son perecederas, por lo que acaba volviendo a su propia esencia que es la aplicación de las normas clásicas del arte. Hay quien afirma que no existe mejor moda que lo clásico y este es el caso de Talavante, que añade a los pases de derecha y los naturales,  los pases cambiados y la inspiración propia y de otros maestros del toreo como el inconmensurable Carlos Arruza.

El triunfo se consigue  sumándole la técnica depurada, la propia personalidad en Talavante, en  él se conjugan las cualidades de clasicismo e idiosincrasia, basadas en el valor y en la  inspiración  para expresar lo barroco del toreo, lo extenso que es el repertorio de capote y  muleta del toreo, en sus ya más de doscientos años de existencia.

Alejandro nos ofrece el concepto de su tauromaquia y nos muestra cómo las suertes de la lidia que realiza puede combinar lo de costumbre con lo inesperado, como flechazo de luz, como fue el caso de “Santanito” al que entendió, lidió y toreo de maravilla, incluso con preciosismo por momentos.

Con más de cinco años de alternativa, se liberó de mimetizarse y con los pies bien puestos en la arena, torea de capote con un amplio repertorio y luego maneja la muleta con manos de mago, por qué es impredecible  adivinar el siguiente pase, eso sí para cerrar las series, utiliza  muchas veces, los pases de pecho bien rematados a la hombrera contraria, como mandan los cánones.

Aquí tenemos la incontestable realidad del toreo de Talavante y su natural expresión artística, su concepto, estimo como la parte más bella y enjundiosa de su toreo, la variedad, aquella en que el torero se enfrenta con el toro echándole la capa o la muleta para que a medida que la res va entrando en su jurisdicción, la va templando con imaginación en el pase o lance.

Pero cuando toma la muleta con la mano izquierda, el natural adquiere por los terrenos que pisa, por  la lentitud con la que lo traza, emociones únicas.

Es por eso que en Aguascalientes la codicia, recorrido y nobleza de “Santanito” de Begoña, se fundieron con  el concepto taurómaco de Alejandro Talavante, el cual en faenas como la del cinco de mayo en Aguascalientes, exhibe el esquema de movimientos en los que el toreo alcanza categoría de arte, por qué resalta la excelencia de su toreo y todo lo que tiene de inspiración con la armonía en movimiento, que es la belleza del arte efímero pero a la vez  eterno, en la retina de los buenos aficionados.

La afición en Aguascalientes  es testigo de una feria a estas alturas inolvidable por actuaciones como las de Talavante, sin olvidar a José María Manzanares que luego de ser el máximo triunfador de Sevilla se perfila para serlo de Aguascalientes, de Castella, de “El Juli”, y de los nuestros que han respondido con gran  categoría como Joselito Adame, Juan Pablo Sánchez,  Arturo Saldívar, “El Payo”, “El Zotoluco”, Rafael Ortega y Arturo Macías.

A una semana del cierre de la Feria Nacional de San Marcos, los taurinos por lo bien  estructurada que han sido los carteles de la feria y por los grandes triunfos, exclamamos con  entusiasmo, ¡Viva Aguascalientes!

 Mail to: lr_carazo@yahoo.com.mx.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s