Tlaxcala, 1ª de Feria: Tarde triunfal entre “poncinas” y ambiente festivo.

Foto cortesía de Emilio Mendez.
Foto cortesía de Emilio Mendez.

Triunfal resulto el primer festejo de la feria de Tlaxcala en donde resulto triunfador el valenciano Enrique Ponce al cortar dos orejas al quinto de la tarde, un toro de San Isidro al que el maestro le instrumento una faena por nota.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

Tlaxcala, Tlaxc.- Mala señal me resulto enterarme algunas horas antes del festejo, justo a mi llegada a la ciudad de Tlaxcala, que el encierro original habia sido rechazado por al parecer un valeroso juez que no cedio a los planes de la empresa y de los apoderados de la terna de ayer.

De esa manera se lidio un encierro parchado en el siguiente orden; Tres de San Isidro ( 2º, 3º y 4º) dos de Xajay (1º y 3º) y uno de Jorge Maria corrido en sexto lugar. Todos bien presentados, con excepción del sexto. Destaco el corrido en cuarto lugar que tuvo fijeza y recorrido.

El veterano maestro Zotoluco que ya pinta canas, se encuentra en un momento pleno en su carrera, se le ve relajado y disfrutando en cada una de sus actuaciones y ayer no fue la excepción.

Con su primero un astado de la ganadería de Xajay El Zotoluco logro extraerle una faena poniendo el toque extra que al toro le faltaba. Con gran sapiencia y en base a encelarlo mucho, el astado repetía a la muleta del Zotoluco pero sin mucho fuelle y dando mucha coba al matador, ya que regateaba mucho la segunda embestida. Tropezó en la cara del toro y se llevo un fuerte susto. Al final pincho y perdió una oreja.

Su segundo que a la postre seria el toro de la tarde, El Zotoluco se recreo en la muleta al torearlo con mucho reposo, quietud y temple a un astado de nota alta, pero justito de fuerza. Lo mato al primer intento de una estocada desprendida para obtener una oreja, que debieron de haber sido dos, pero el juez considero lo contrario.

Triunfo Enrique Ponce esa es la gran noticia de su actuación y lo hizo con una faena que hizo vibrar a toda la plaza, no recuerdo haber visto al maestro tan presionado como el dia de ayer en busca de un triunfo. Por momentos parecía un novillero que recién empieza en esta profesión, si bien con su primero se estrello con un astado manso y con peligro sordo, con su segundo volvió el Ponce que la afición extraño el domingo pasado en la Plaza México.

Dos orejas fueron un justo premio para una faena artística, que seguramente quedara para el recuerdo especialmente por una seria de naturales que calaron muy hondo en el tendido, por el sentimiento que les imprimió el español.

Que lastima que una obra de arte de ese nivel, tuviera que verse coronada por ese pase horripilante y anti-estético que algunos llaman “poncinas”.

Si hubiera un lugar en el cielo, como una especie de Olimpo a donde van las grandes figuras del toreo, seguramente ahi hay un lugar reservado para Ponce. Pero lo del dia de ayer hay que tomarlo con las proporciones justas de donde se obtiene el ansiado triunfo.

El Payo no tuvo suerte en el sorteo el dia de ayer y si consiguió algo positivo fue en base a sus aptitudes. Su primero tenia cierta mala guasa que no permitía florituras, le realizo una faena 100% derechista y cuando se decidió por la mano izquierda deserto la idea al primer intento, porque el toro le hizo un extraño.

Con su segundo la faena se realizo entre altibajos, que fueron de menos a mas en la parte final de la misma. Técnicamente bien pero sin mucha soltura en sus movimientos, la faena tuvo un final de corte tremendista cuando en un descuido fue cogido sin consecuencias, ahi en la arena los segundos parecieron eternos por lo lento que reaccionaron las cuadrillas al percance. Muy mal también El Zotoluco y Ponce que llegaron tarde al auxilio de su compañero, ya que estaban mas atentos a las platicas en el callejón que a la faena.

Tras la tremenda revolquisa el queretano se levanto sin verse las ropas y ante gritos de “Torero, torero” le extrajo dos series mas al manso de Jorge Maria que se ganaron el respeto del publico. Fallo con la espada hasta escuchar un aviso, pero aun así fue fuertemente ovacionado.

Ficha:

Plaza de toros Jorge “Ranchero” Aguilar, Tlaxcala, Tlax. 1ª de Feria. Entrada: Lleno de “No hay boletos”. Toros de San Isidro (2º, 4º y 5º) de Xajay (1º y 3º), y uno de Jorge María (6º) Destacando el lidiados en 4º lugar. El “Zotoluco” silencio y oreja con petición. Enrique Ponce, división de opiniones y dos orejas. Octavio García “El Payo”, silencio y ovación tras aviso.