Ocho con Ocho – Toros Bravos por Luis Ramón Carazo

R. SOLSONA / Arturo Saldívar cortó un rabo
R. SOLSONA /
Arturo Saldívar cortó un rabo

Y con mayúsculas. El toro de  Begoña que abrió plaza, para el rejoneador Emiliano Gamero en la segunda corrida de la feria de León en el día de San Sebastián en la plaza de toros de La Luz el 20 de enero de 2013 de nombre Si es posible, fue bravo.

El toro de Begoña un cuatreño (tal vez cinqueño) era una preciosidad de trapío, de piel lustrosa, y embestía con fijeza, prontitud y codicia a los engaños. Gran acontecimiento que aparezca un toro así a carta cabal en los tiempos que vivimos.

Desafortunadamente era tanta la voluntad del toro por acometer, que requería una lidia precisa, certera pero el error involuntario de un capote de un subalterno en un extremo del  burladero que le llamó la atención provocó al toro quién embistió con codicia y nobleza al pedazo de engaño (que apenas sobresalía en la parte baja) con tanta fuerza, que se partió un cuerno desde la cepa.

Emiliano hizo cara de contrariedad así como muchos que nos frotábamos las manos por saber hasta dónde iba a llegar la bravura de Si es posible, pues tomando el nombre como estandarte astados como el que relato, con esa acometividad,  bien hacen falta para las faenas realmente inolvidables o bien como dice el adagio gitano “permita Dio que te sarga un toro bravo” para hacer pensar si se es o no torero.

El toro era fino, bajo de agujas, largo y fuerte, delantero y armónico de encornadura y eso que había sido arreglado como corresponde para la lidia de rejones. Acudía con fijeza y mantenía la prontitud a la mínima provocación. Un ritmo en lo poco que le vimos embestir, coordinados los movimientos en su galope a la cabalgadura de Emiliano Gamero.

 Lo más probable que de lidiarse a pie, hubiera sido entregado al principio y al final eso resultó una quimera pues cuando se oyó el golpazo contra el madero, sabíamos que el toro sería devuelto a los corrales y ya no era posible saber hasta dónde hubiera llegado en la lidia completa.

Finalmente el toro que lo sustituyó tuvo un comportamiento distinto, más tardo, menos emotivo y el rejoneador estuvo discreto para saldar su actuación con silencio.

Y me voy a al último Agripado de nombre (que no lo pareció de comportamiento) sin llegar al grado de acometividad que Si es posible (en el poco tiempo que lo vimos) fue un toro con gran cadencia en la embestida, prontitud, alegría y fijeza con la cualidad de humillar a la hora de dirigirse al capote y muleta de Arturo Saldívar.

Agripado justamente recibió el homenaje otorgado por usía (sinónimo de juez de plaza) para quienes no chanelan (conocen lenguaje taurino) de vuelta al ruedo por su bravura y nobleza. La concurrencia aplaudió al toro en la merecida vuelta.

Arturo ha realizado una faena templada y llena de variedad hacia el final con la muleta en cambios de muleta de mano, capetillinas también un pase que interpretaba mucho Jorge Gutiérrez que le llame el jorgazo (pero que alguno me dijo era el del duende que interpretaba El Calesero) parecidos a uno que interpreta José Tomás recientemente.

El caso es que se vio en gran torero Arturo y le arrebató a Juan Pablo Sánchez (quién logró tres orejas de su lote) el trofeo de San Sebastián en disputa al triunfador máximo de la tarde, al obtener las orejas y el rabo del de Begoña. Juntos los de Aguascalientes salieron en hombros.

Juan Pablo por su parte empezó el año taurino a tambor batiente con el temple, reposo y entendimiento del toreo que le caracteriza. A su segundo Ojos Buenos entendiendo la corta embestida del astado,  le hizo una faena de medios pases de mucha inteligencia y entendimiento evidenciando que cada toro tiene su faena.

Lo bello a gotas de la tarde, lo romántico (por la reminiscencia de su toreo) lo puso Morante de la Puebla con el capote al segundo de su lote Aplicado lo ha toreado con primor a la verónica, luego empezó con uno de la firma (que es digno de un cuadro) para posteriormente hilar muletazos de bello trazo con la derecha y con la izquierda.

Hubo un pase con la derecha en la que prendió al toro y extendió el muletazo en gran trazo que fue muy coreado. Si bien no hubo para él trofeos sí dejó en alto el sello de su casa, la del toreo artístico y lánguido.

En fin.

La vuelta por León trae también la buena noticia de la salida a hombros el sábado 19 de enero de 2013 de Joselito Adame, por dos buenas faenas y la buena actuación de Talavante con los toros de Barralva y además que prosigue la primera gran feria del año con carteles de postín éste fin de semana y el próximo.

El 3 de febrero cierra la feria taurina de León con un gran cartel (como todos los que presentó) en los que actuarán Dios mediante, Pablo Hermoso de Mendoza con Fermín Spinola y Sergio Flores.

Ya veremos que acontece.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s