Ocho con Ocho – El presente del futuro por Luis Ramón Carazo.

Fermín Rivera o la Elegancia Sobria.
Fermín Rivera o la Elegancia Sobria.

De unos años a la fecha los toreros mexicanos se han preparado para competir tanto en México como en Europa y los resultados ya son palpables.

Poco a poco los carteles se van conformando con sus nombres, pero hace falta un poco más para que sean el soporte y no el acompañamiento que significa menos honorarios  y las preferencias son por los toreros extranjeros.

Me lo recuerda la Peña 432 con sus ternas para decidir a los triunfadores de la temporada 2011-2012 de La México:  “La faena más destacada de la temporada”,  “El tercio de varas más destacado de la temporada”,  “El estoque más destacado de la temporada»,  «Toro más destacado de la temporada”, “Encierro más destacado de la temporada”, “El subalterno más destacado de la temporada”, “El quite más destacado de la temporada”,  “Rejoneador de la temporada”.

Bibliófilos Taurinos de México (BTM) que encabeza Jorge Espinosa de los Monteros ya concluyó: Triunfador de la Temporada: Julián López El Juli: Mejor faena: Morante de la Puebla. Mejor encierro: Los Encinos. Mejor estocada: José Mauricio. Mejor toro: Huizache, de Los Encinos, lidiado por Julián López El Juli, el 25 de noviembre de 2012.

Mejor encierro: Los Encinos, lidiado el 25 de noviembre de 2012. Mejores lances: Morante de la Puebla, Verónicas y medias al toro Cuchupeto II de Barralva, lidiado en 5º lugar, el 5 de febrero del 2013: Mejor quite: Morante de la Puebla, Verónicas y medias al toro Cuchupeto II de Barralva, lidiado en 5º lugar, el 5 de febrero del 2013.

Mejor puyazo: Ignacio Meléndez al toro Villa Nueva de Barralva, lidiado en 4º lugar, el 5 de febrero del 2013. Mejor par de Matador: Fermín Spinola, al toro Centinela de San Diego de los Padres, lidiado en 6º lugar, el 3er par. Mejor par de subalterno: Cristian Sánchez, al toro Mar de Nubes de Fernando de la Mora, lidiando en 4º. Lugar, su 2º. Par.

Mejor faena: Morante de la Puebla, al toro Chatote de San Isidro, lidiado en 5º lugar. Mejor estocada: José Mauricio, al toro Farolero de Barralva, lidiado en 5º lugar.

Revelación de la Temporada: Fermín Rivera.

La terna para triunfador de la temporada a juicio de la 432 son Morante, Talavante y El Juli para BTM lo fue Julián López.

 A vuelo de pájaro es claro que se pueden relatar triunfos rotundos de los toreros de reciente cuño en la sexta corrida de la temporada, a la maestría de Julián López El Juli respondieron la pasión de Arturo Saldívar y el carácter de Diego Silveti, con un extraordinario encierro de Los Encinos para salir los tres y el ganadero Eduardo Martínez Urquidi en hombros de los aficionados en una corrida inolvidable.

 Hubo equilibrio de grandeza entre el encierro lidiado y los toreros. Hubo arrastre lento para el primero de la tarde y vuelta al ruedo a Ocote cuarto de la tarde de lidia ordinaria, abrió el festejo la rejoneadora Mónica Serrano con un toro de De Santiago.

Unos días antes, en la quinta, la reaparición de José Antonio Camacho Morante de la Puebla  en La México fue todo un acontecimiento, aún tenemos en la memoria los naturales que fueron surgiendo de la muñeca privilegiada del torero andaluz al toro Chatote de San Isidro que pusieron a vibrar a la México como siempre ha ocurrido en las tardes memorables y la de Morante lo fue. El apoderamiento mexicano de Espectáculos Taurinos de México a través de Antonio Barrera parece que le vino bien a un torero moderno con aires de la época romántica de la vida y del toreo.

Distinto a los matadores de nuevo cuño preparados en México y España es Fermín Rivera. El potosino ha aprendido el concepto clásico del toreo, los lances y pases fundamentales los interpreta con gran pureza y toda su preparación ha sido en nuestro país.

Y si inolvidable es la faena de Morante a Chatote, lo es también la faena de Fermín a Gavioto de San Mateo, un toro muy bien presentado al que supo tenerle la paciencia para mantenerlo en pie pues era un tanto débil y luego interpretar muletazos llenos de sentimiento mexicano del toreo, extrayendo el balance de codicia, nobleza y acometividad del  toro de San Mateo. Para la 432 son la de Morante, la de Talavante y la de El Juli las mejores, BTM se lo otorgó a Morante.

El Capea la tarde de Fermín Rivera tuvo su mejor actuación que le hayamos visto en La México y por fallar con la espada no acompañó en la salida en hombros al potosino.

José Mauricio actuó tres veces y fue siempre a más. Esta convertido en un gran estoqueador y también es de los toreros hechos en México con un acento propio que pueden funcionar si torea más a menudo, se lo merece pues su concepto es de un toreo que busca la elegancia y el quehacer estético.

El Zapata tiene una forma de interpretar en los tres tercios que conecta de inmediato con los tendidos, en la variedad, el valor a rajatabla y la sonrisa en los labios sustenta su toreo. En esta temporada sin descollar, pasó con gallardía las tardes que actuó en La México.

Arturo Macías mostró que busca dar un tono más reposado a su toreo y por momentos lo logró aunque tuvo que recurrir a la firmeza y la actitud para lograr un apéndice del toro de regalo castigado por manso con las banderillas negras de Jorge María (paradójicamente semanas antes Revolucionario  también de regalo toreado por Angelino de Arríaga fue indultado) y con los de San José en particular con el primero codicioso y pronto( de los que ponen a prueba al más pintado) salió sin trofeos como acostumbra, en una tarde en la que no rodaron las cosas para el aguascalientense. Perdió una larga racha de obtención de al menos un trofeo por actuación, deja la huella de un torero responsable con lo que representa La México para los toreros.

El Zotoluco cada vez más refina el conocimiento del toreo y su manera de interpretarlo es cada vez más reposada. Dejó su pendón en lo alto.

Manolo Mejía tuvo una tarde de despedida sobria como fue el tono de su carrera en su paso por La México.

Joselito Adame pasó con suficiencia, pero le falta la tarde grande en La México es un torero muy completo y cada vez se muestra más maduro en su tauromaquia pero le hace falta una faena que deje huella. Es joven y seguramente la veremos en el corto plazo.

Octavio García El Payo después de una aciaga tarde en Madrid encaró su carrera con renovados bríos y en las dos tardes que actuó en La México lo vimos fresco, entusiasmado, con gran temple en su toreo, es importante mejore en la suerte suprema pero da alegría relatar que habemus torero en El Payo.

Mario Aguilar casi al final de la temporada pasó lista de presente con un toro del encaste Atanasio Fernández de embestida franca y codiciosa de Barralva que le sirvió para explayarse al torero de Aguascalientes.

Daniel Luque obtuvo dos orejas de Luna Brava de La Estancia que mereció arrastre lento y lo logró con un toreo variado, salió a hombros para no regresar a la temporada por alguna razón que desconocemos.

El Ciclón de Jerez ondeó en la México la bandera pirata, Juan José Padilla dos veces salió por la puerta grande con el enorme cariño mezclado con gran respeto por un torero que se impone a todos los avatares y no da cuartel cada que se le anuncia en los ruedos.

Quién además de Morante, Luque, El Juli y Juan José Padilla dio la nota sobresaliente por el toreo español, fue Alejandro Talavante quién recibió los máximos trofeos en el cierre de la temporada grande muy protestado el rabo por cierto.

Alejandro es un cajón de sorpresas, difícilmente habrá alguien que hoy interprete la arrucina como él lo hace y si me apura en la historia del toreo, incluso su autor el inolvidable Ciclón pocas veces templó en ese pase la embestida como hoy en día lo hace Alejandro. Y además parece ir como la espuma para ser torero consentido nuestro, lo va ganando por su gran valor e imaginativa. Su conexión con nuestro público va a la alza y simpatizan con él y con su apoderado Manuel Martínez Erice empresario de Las Ventas de Madrid.

Arturo Saldivar, Diego Silveti y Juan Pablo Sánchez son nombres que van ganando fuerza en los principios de sus carreras como matadores de toros. A Juan Pablo (a diferencia de Arturo y Diego)  le hace falta la gran tarde en México, esperemos que así sea para  la siguiente.

 A los anteriores y a otros más (pienso en Fermín Spinola  que en la última tuvo muy buena actuación, por ejemplo) tendrán la oportunidad de representar al toreo mexicano en Europa. Nos quedamos con ganas de ver la confirmación de alternativa de Sergio Flores pero seguramente en la próxima (Dios Mediante) seremos testigos, por lo pronto ya está anunciada en Madrid en junio.

La actuación de Pablo Hermoso de Mendoza es ya una costumbre de las temporadas grandes de La México el torero a caballo que actúa con el caballo y no lo fuerza, cerró con brillantez la temporada y si bien el silencio le acompañó en el segundo toro por haberle descordado,  la realidad es que correspondió a las expectativas. Los toros de Los Encinos que le tocaron fueron sobresalientes en prontitud, acometividad, codicia y nobleza, en especial el primero Quijote de arrastre lento que le permitió obtener las dos orejas y salir a hombros por décima ocasión de La México.

Su paisano Leonardo Hernández a pesar de en su debut salir a hombros cuando repitió a una semana antes de la actuación de Pablo no las trajo todas consigo y siendo de altos vuelos, tiene mucho camino por andar en La México antes de convertirse en un preferido de nuestro público.

En el renglón ganadero destacaría a Los Encinos, a San Mateo, a Barralva, a San José por algunos ejemplares con trapío y la búsqueda de la bravura entendida como capacidad de acometer, con brío y fijeza yendo a más en las embestidas como sucedió con un toro de Campo Hermoso lidiado en la última corrida la del 17 de febrero de 2013 el de los referidos máximos trofeos para Talavante.

Sebastián Castella recibió un trofeo pero no tuvo la contundencia de años anteriores al venir una sola tarde.

Enrique Ponce con más pena que gloria en la única tarde que actuó en la temporada.

Resumen a vuelo de pájaro de una temporada que dio y que dará mucho de que recordar a futuro. 

Deja un comentario