Un torero desaprovechado.

Frascuelo: “Mi afición es una bendita locura”
Frascuelo: “Mi afición es una bendita locura”

Las nuevas generaciones saldrían ganando si bebieran de esta fuente. Y no digamos si te hablo de Belmonte, Domingo Ortega, Curro Puya, Manolete, Pepín Martin Vázquez… Hoy se le da más importancia a la regularidad, la cantidad y la técnica, que por otra parte son fundamentales para ser alguien en esto, que a la torería y el sentimiento.

Esta es una entrevista que José Ignacio de la Serna hizo a Carlos Escolar “Frascuelo”, en 2006 y que puede leerse completa en la página las-ventas.com. 

Será que andamos todos muy sobrados de todo como para desaprovechar oportunidades de aprender lecciones de ese algo más que no se pilla ni machacándose a hacer deporte, ni entrando al carretón. Y por interne’, menos. Será eso. (Elena Perez)

Por José Ignacio de la Serna.

Asegura que vive por y para el toro, sin más pretensiones que ser y sentirse torero. Que hoy más que nunca se ha perdido la admiración y el respeto por los buenos toreros “aunque no llegaran a comprarse un cortijo”. Habla de las fuentes del toreo eterno como un referente “que se está perdiendo”. De la bohemia, el romanticismo y la falta de continuidad en los contratos “por falta de sensibilidad en aquellos que mandan en el toreo”. Y cómo no, del público y la afición de Madrid “a la que tanto quiero y tanto respeto”. Esa temporada cumplio treinta y tres años de alternativa. Una vida marcada a fuego de toreria, de entrega absoluta y de una afición desmedida.

¿Qué siente horas antes de reencontrarse con la afición de Madrid?

Como todos los toreros que venimos a Madrid siento una gran responsabilidad. Es la primera corrida de toros que mato esta temporada y mi deseo es reencontrarme con el público que tantas veces cantó mi forma de torear. Sobre todo me preocupa no defraudar a la gran afición que hay en Madrid, a la que tanto quiero y tanto respeto.

En Las Ventas se le espera con especial interés, ¿qué razones existen para que su toreo sea tan del gusto de este público?

Será porque en esta plaza siempre he intentado hacer el torero eterno, aunque no sé si en alguna ocasión lo habré conseguido. Lo que sí te puedo decir es que en Madrid siempre he salido a torear con la máxima entrega y con una enorme afición. Afición que es una bendita locura. Toda mi vida he sido fiel a mí mismo y a mi forma de sentir y de interpretar el toreo. Si algún merito ha tenido la trayectoria de Carlos Escolar “Frascuelo” ha sido la entrega absoluta a esta profesión.

La entrega desde luego, pero también ha demostrado tener una afición desmedida, a flor de piel, porque va camino de cumplir treinta y tres años de alternativa y sigue en la lucha. Entrena a diario, se prepara en el campo, mata festivales, se cuida físicamente.

Soy todo bohemia e ilusión, y no pasa un solo día en el que no sienta la necesidad de coger una muleta y torear, aunque sea un poquito de salón. Vivo para ser y sentirme torero, nada más.

A lo largo de su carrera ha habido tardes en las que ha estado a punto de pegar el aldabonazo definitivo. Recuerdo que en el duro verano de Las Ventas tenía tardes memorables, llenas de sabor y solera. Pero cuando llegaba el día clave en ferias como la de San Isidro y Otoño, no terminaban de rodar las cosas, ¿por qué?

Pues porque les ha faltado romanticismo y sensibilidad a aquellos que han mandado en el toreo. Creo que he dado la cara en esta plaza lo suficiente como para haber tenido una mayor continuidad y numero de contratos, y con otro tipo de corridas. Aquí he matado de todo y, aunque estoy agradecido, con estas corridas es muy complicado triunfar. La mayoría eran corridas a contraestilo. La falta de continuidad ha sido determinante en mi carrera.

Vivimos un momento en el que parece que no hay sitio para los más veteranos, los maestros. Y si repasamos la historia del toreo comprobamos que siempre tuvieron un hueco en los carteles. Toreros asolerados, de pocas facultades físicas y sin muchas pretensiones, pero de los que se podía aprender con solo verlos andar por la plaza.

Me alegro que me hagas esta pregunta porque estoy totalmente de acuerdo contigo. La edad para lo único que sirve es para hacer el toreo más puro. Yo he visto grandes tardes a toreros que se encontraban al final de su carrera. Los más recientes “Antoñete” y Manolo Vázquez, que regresaron a los ruedos porque todavía tenían muchas cosas que decir delante del toro. Recuerdo faenas memorables, plenas de sabor y de torería, de entrega. Algo que desgraciadamente se está perdiendo y son las fuentes del toreo, de las que hay que beber.

¿Se están perdiendo las referencias en el toreo?

Desgraciadamente, sí. En mi caso me he preocupado por conocer la historia del toreo, en conocer grandes toreros que a lo mejor no mandaron en esto pero que torearon con la palma de la mano. Grandes toreros hoy olvidados, como Luís Segura, Rafael Ortega, Antonio Bienvenida… Las nuevas generaciones saldrían ganando si bebieran de esta fuente. Y no digamos si te hablo de Belmonte, Domingo Ortega, Curro Puya, Manolete, Pepín Martin Vázquez… Hoy se le da más importancia a la regularidad, la cantidad y la técnica, que por otra parte son fundamentales para ser alguien en esto, que a la torería y el sentimiento.

Tampoco andamos muy sobrados de respeto 

El respeto y la admiración se han perdido por completo. Cuando era chaval y quería ser torero recuerdo que sólo con ver a los viejos toreros sentía una emoción muy grande, una profunda admiración hacia aquellos hombres curtidos por el toro que, aunque no se hubieran comprado un cortijo, olían a torero.

¿Volverá a sentirse torero el próximo domingo en Las Ventas?

Sentiré una gran satisfacción por estar de nuevo en esta plaza, y me liaré el capote de paseo a la cintura con la esperanza de que un toro me deje expresar lo que llevo dentro. Pero también sentiré la pena de ver como un torero como yo, por falta de oportunidades, se va perdiendo poco a poco con los años. A veces me siento un torero desaprovechado.

Foto: Juan Pelegrín.

Enlace a la entrevista:

http://asp.las-ventas.com/noticias/noticia_detalle.asp?codigo=484

4 Comentarios »

  1. Sras y Sres: Admito y respeto las verdades leídas que AGRADEZCO, porque me gusta aprender de los sentimientos taurinos que me emocionan.- Sí qe es una lástima dejar perder lo que tanta falta hace en los ruedos; señorío, respeto, admiración con el saber distinguir sobre lo bueno, lo regular o lo malo y que los poderes que manejan esto, porque el dinero manda, van pensando en los posibles beneficios de ahora, dejando de ayudar y sembrar con la intención de poner la TAUROMAQUIA en la mayor altura que merece y necesita a los ojos del mundo.- Saludos, sábado 11-01-14.-

    Me gusta

  2. Definitivamente la técnica es fundamental para andar en ésto , pero además hay que tener sello propio y conectar con el público , ser torero es de lo más difícil .

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s