Morante recibe el alta con el objetivo de reaparecer en Ronda.

20130816-214055.jpg

Por Guillermo Esteban.

«Me encuentro bien. Estoy muy contento con la evolución de la herida».

Estas fueron las declaraciones que pronunció el torero sevillano José Antonio Morante después de recibir el alta por la cornada que recibió el pasado sábado en la plaza de toros de Huesca.

Hacia las 16.40 pm, Morante de la Puebla salió de la clínica Quirón de Zaragoza para recibir a los medios de comunicación que se habían desplazado hasta allí para conocer cómo se encontraba el diestro.

El torero hizo su aparición apoyado por dos muletas y escotado por su esposa, Elisabeth Garrido, su apoderado, Antonio Barrera, y por el doctor que le atendió, Carlos Val-Carreres.

El matador comenzó su intervención asegurando que se encuentra «bien, pero hay que ir viendo cómo evoluciona la herida y cómo va el funcionamiento de la pierna». «Tenía confianza en mi mismo y el toró me atacó indiscriminadamente», señaló al referirse al momento de la cogida.

Además, aprovechó la ocasión para agradecer las visitas y llamadas telefónicas que le han hecho sus compañeros para desearle una pronta recuperación.

Según el informe médico elaborado por Val-Carreres, los últimos análisis de sangre y pruebas de diagnóstico que se le realizaron ayer a Morante han tenido un resultado satisfactorio. No obstante, el doctor del torero precisó que «aún persiste una pequeña hemorragia en la zona herida, pero que deberá cicatrizar en pocos días».

Sin embargo, según desvela el informe, de los cuatro drenajes que se le pusieron, tres ya le han sido retirados por lo que el proceso de curación del paciente se ajusta a lo previsto.

RONDA COMO OBJETIVO

Preguntado por si el proceso de recuperación le iba a permitir torear el próximo 7 de septiembre en Ronda, José Antonio Morante fue claro: «Me gustaría estar ya recuperado para la corrida de Ronda, pero todo depende de cómo me vaya encontrando. De momento, no puedo confirmar si podré ir», afirmó.

Carlos Val-Carreres, médico que ya ha tratado a otros toreros por cogidas similares, estimó que la recuperación de Morante en un mes.

Asimismo, quiso poner en valor la atención que recibió por parte del personal sanitario de la plaza de toros de Huesca. «Realizaron una labor excelente», afirmó.

Morante sufrió la cogida el pasado día 10 en Huesca. Inmediatamente después fue atendido por el personal de urgencias de la plaza y trasladado al hospital San Jorge de la capital oscense.

El parte facultativo desvela que fue víctima de una cornada con tres direcciones en la parte interna del muslo izquierdo calificada como grave.

Por este accidente, el artista se ha visto obligado a suspender sus actuaciones en el Puerto de Santa María y en Bilbao, que estaban previstas para el 18 y 19 de agosto. No obstante, Morante manifestó sus deseos de volver a los ruedos tan pronto como su situación se lo permita.

Fotos: NURIA SOLER

20130816-214106.jpg

Vía: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/morante-recibe-alta-con-deseo-de-poder-estar-en-ronda_876290.html

Deja un comentario